Cultura

HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO

Santa Cruz: a 96 años de la masacre de La Estancia Anita

Tiempo estimado 4:20 min


Ocurrió el 7 de diciembre de 1921, durante los sucesos de la huelga de los peones rurales. Es uno de los momentos trágicos de la clase obrera argentina.

Viernes 8 de diciembre de 2017 | Edición del día

Ya era el final de la gran huelga de los obreros rurales organizados en la Sociedad Obrera de Oficios Varios de Río Gallegos, quienes se lanzaron a la medida de fuerza reclamando el incumplimiento del pliego de condiciones firmado entre la organización sindical y los estancieros de la Sociedad Rural.

Los peones querían mejores condiciones de trabajo durante la esquila, mejores condiciones de vida durante la estadía en las estancias y una mejor remuneración salarial al duro trabajo que realizaban. Sin embargo, la repuesta al reclamo fue una salvaje represión dirigida por el presidente radical Hipólito Irigoyen, los estancieros encabezados por los Menéndez Beherty y el Ejército Argentino al mando del Coronel Héctor Benigno Varela.

Según los relatos que pudo recolectar Osvaldo Bayer en su célebre investigación de "La Patagonia Rebelde", los peones se habían concentrado en La Estancia La Anita para decidir qué hacer ante el acecho del ejército que los acorralaba y fusilaba a los principales dirigentes de la huelga. El 6 de diciembre se dio una asamblea donde hubo tres posturas bien definidas: la propuesta del dirigente Antonio Canalejo Soto (el gallego) a favor de mantener la huelga y seguir escapando de la represión hasta que los estancieros aceptaran el reclamo. La otra postura, sostenida por el chileno Pablo Schulz, insistía en resistir y enfrentar con armas al ejército y la tercera postura fue la del chileno Juan Farina planteando entregarse sin resistir, con la garantía de que se respetaran las vidas de todos los peones en huelga. Es la tercera propuesta la que es votada por mayoría y el capitán Viñas Ibarra promete respetar la vida de todos los peones si se entregan. Pero no cumple con la promesa.

La Estancia Anita se encuentra ubicada en las orillas del Lago Argentino, en las cercanías de Calafate. La belleza del paisaje de esos lugares será testigo de la masacre que ocurrirá del 7 al 10 de diciembre. De 600 peones concentrados en la estancia, 150 serán fusilados y enterrados en tumbas masivas. El resto sufrirá un duro castigo y serán sometidos a la inhumana explotación laboral de los estancieros. El capitán del ejército Viñas Ibarra cumplió con las órdenes de Varela.

Te puede interesar: La Patagonia Rebelde

Sólo un puñado de huelguistas escapará de los fusilamientos con Antonio Soto a la cabeza. La novela del escritor magallánico Pavel Oyarzún Díaz se inspira en la fuga de el gallego Soto y sus seguidores y publicará la memorable "El Paso del Diablo" en 2004 (Editorial LOM). De esta misma novela se está filmando una película.

En total se calcula que hubo alrededor de 1500 peones ejecutados por el ejército, enterrados en distintos parajes de Santa Cruz. La Estancia Anita será la derrota final de la heroica huelga obrera.

La histórica banda punk de Río Gallegos llamada Antihéroes hizo un homenaje a la gesta de los peones en huelga y editó su tercer disco "A Los Caídos por La Livertá". En tanto la orquesta de tango Quinteto Negro La Boca, con Osvaldo Bayer e invitados editaron Tangos Libertarios y el cantautor Carlos Manteca Acosta publicó Romance de la Santa Cruz Rebelde.

La masacre y persecución de los obreros rurales durante aquellos años sucedió del lado argentino y del lado chileno. Porque aquellos obreros estaban profundamente inspirados en los acontecimientos de la Revolución rusa y tenían cierta simpatía por la toma del poder para liberarse de la explotación capitalista. A su manera consideraban como un gran paso seguir a la clase obrera rusa, desde su horizonte ácrata.

Los militares serán condecorados por los estancieros (casi todos ellos extranjeros) agradecidos por exterminar de rojos la meseta patagónica. Antes, el mismo ejército se había encargado del genocidio de los pueblos originarios en el mismo territorio.

Es necesario recordar a esos peones y su justo reclamo para que nunca se olvide cuál es el papel que cumple el ejército, los estancieros y el Estado. Defender los intereses de los capitalistas.





Temas relacionados

Historia del movimiento obrero argentino   /    Historia argentina   /    Hipólito Yrigoyen   /    Patagonia   /    La Patagonia Rebelde   /    Osvaldo Bayer   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO