Mundo Obrero

"ARGENTINA TRABAJA"

La Plata: una joven embarazada se encadenó en la Municipalidad en reclamo del cobro de su sueldo

Tiempo estimado 2:23 min


Dalma tiene 18 años y es empleada municipal. Se encadenó para denunciar que hace dos meses la intendencia no le paga su suelo en represalia. El mismo Pablo Bruera le dijo a la madre de la joven que ella “es una más”.

Jueves 27 de noviembre de 2014 | 13:31

Imagen: Lucas Passa

La joven ingresó a trabajar para el municipio como parte del Plan Argentina Trabaja que digita Alicia Kirchner desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. La Cooperativa de barrido y limpieza de Tolosa realiza tareas de mantenimiento urbano, limpieza y desmalezamiento.

Dalma denuncia la falta de pago reiterada de su sueldo de $2.700 mensuales, pero lo más grave es que esa falta de pago se debe a una represalia. En diálogo con La Izquierda Diario, la madre de Dalma dijo que su hija “fue acosada por parte de un empleado cercano al delegado de la cooperativa municipal y a partir de ahí dejó de cobrar su sueldo de $2.700.”

Fue entonces cuando la joven decidió encadenarse a uno de los postes de iluminación que están en la vereda del edificio municipal de La Plata, en señal de denuncia y protesta.

La madre de Dalma ingresó esta mañana a la Municipalidad intentando dar con algún funcionario que se hiciera responsable de este reclamo. Sorpresivamente con quien se encontró fue nada menos que con el propio intendente Pablo Bruera, quien respondió de la forma en que tiene acostumbrados a la mayoría de los platenses.

“Entré a la municipalidad para reclamar y me encontré con el intendente. Le expliqué la situación y no le importó. ‘Una más’, dijo. Mi hija tiene un embarazo de tres meses y además un hijo de dos años a quien criar”.

Evidentemente Pablo Bruera no se hizo el desentendido. “Una más” es la expresión cabal de quien está al frente de un gobierno municipal que recluta a cientos de trabajadores en supuestas “cooperativas” que no son más que centros de empleo precario en los que mujeres y hombres realizan las mismas tareas que cualquier municipal de planta permanente, pero por menos de la mitad del sueldo y en condiciones de vulnerabilidad extrema. Como Dalma, que hoy decidió hacer conocer su situación escarchando con su cuerpo al propio municipio. Ella no quiere ser material descartable. No quiere ser “una más”.





Temas relacionados

Cooperativas   /    Precarización laboral   /    Plan Argentina Trabaja    /    Pablo Bruera   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO