Sociedad

ASTRONOMÍA

Descubren un planeta enorme que orbita respecto a dos soles

Tiempo estimado 3:26 min


Se trata del Kepler-1647 b, ubicado en la constelación del Cisne. Este planeta había sido detectado por primera vez en 2011, pero debido a su largo período orbital se tardaron 5 años para confirmar su existencia. El descubrimiento fue anunciado esta semana en San Diego, en una reunión de la Sociedad Astronómica Americana.

Nicolás Vazquez

Juventud del PTS FCEIA

Miércoles 22 de junio de 2016 | Edición del día

El planeta circumbinario Kepler-1647b (el punto negro) transitando delante de sus estrellas. Crédito: Lynette Cook

Se estima que existen alrededor de unos 100.000 millones de planetas solamente en la vía Lactea y desde el lanzamiento en 2009 del Telescopio Espacial Kepler, el objetivo está puesto en búsqueda de planetas análogos a la Tierra orbitando estrellas fuera del sistema Solar. Ya se han confirmado alrededor de unos 2300 y existen cerca de 5000 nuevos candidatos.

Así como existen planetas que orbitan solo respecto a una estrella, también están los que lo hacen respecto a dos. Estos, llevan el nombre de planetas circumbinarios, o también "Tatooine", en honor al planeta natal de Luke Skywalker en la famosa saga de "Star Wars" que orbitaba respecto a dos soles. El kepler-1647 b es uno de ellos y se encuentra a 3,700 años luz de la Tierra. Tiene una edad de 4.400 millones de años, prácticamente la misma que nuestro planeta y sus estrellas son similares al Sol.

El método de detección de estos cuerpos, como el que utiliza el telescopio Kepler, se denomina “transito”. Consiste en la observación de la luz de cientos de estrellas durante varios años, con el objetivo de detectar perdidas de brillo en las mismas. Si ésta pérdida de brillo sucede en forma regular, puede significar que un planeta está “pasando” delante de ellas. Cuando eso ocurre, y un planeta «tapa» parte de la luz, no solo se detecta, sino que se obtiene mucha información sobre él. El principal inconveniente en los planetas circumbinarios, es que son más difíciles de detectar que aquellos que orbitan respecto a una sola estrella, ya que muchas veces la observación de sus tránsitos no suceden de una manera regular en el tiempo y pueden tener una duración e incluso reducción del brillo, diferente.

La principal diferencia en este hallazgo con respecto al resto de los planetas circumbinarios, reside en que éste se encuentra mucho más alejado de sus estrellas, rompiendo la generalidad de órbitas de rotación cercanas. El Kepler-1647 b, tarda 1.107 días - poco más de tres años - en orbitar sus estrellas madres, el período más largo de cualquier exoplaneta (planeta fuera del sistema solar) encontrado hasta el momento, y tanto su masa como su radio, son de dimensiones muy similares a los de Júpiter, lo cual demarca sus enormes dimensiones.

Una curiosidad que presenta este descubrimiento, es que si bien, el planeta se encuentra en la denominada “zona habitable” (orbita respecto a sus estrellas en el rango de distancia necesario para que se conforme agua en estado líquido en su superficie) al igual que Júpiter, es un gigante gaseoso, lo que hace poco probable que el planeta para albergar vida. Sin embargo, existe la posibilidad de que presente grandes satélites (como por ejemplo Ganímedes, el satélite más grande de Júpiter es solo un poco más pequeño que Marte) que potencialmente podrían tener condiciones adecuadas para la vida.





Temas relacionados

Astronomía   /    Ciencia y Tecnología   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO