×
×
Red Internacional

Latinoamérica.Noveno día de protestas en Ecuador, el Ejército sale a respaldar al presidente Lasso

Tiempo estimado 6:24 min


Los altos mandos del Ejército respaldaron al gobierno que endurece la represión contra las protestas. La dirección del movimiento indígena llamó a replegar.

Diego Sacchi

@sac_diego

Martes 21 de junio | 20:46

El centro de Quito, la capital ecuatoriano, fue escenario este martes de una nueva represión por parte de la policía contra los manifestantes que protagonizan el noveno día consecutivo de las protestas contra el Gobierno del presidente Guillermo Lasso por el aumento en el costo de la vida.

El día estuvo marcado por las declaraciones de ministro de Defensa y los altos mandos del Ejército en apoyo al presidente, mientras por la tarde la dirección de la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) llamaba los manifestarse a replegarse y abría la posibilidad de un diálogo con el gobierno de Lasso.

La represión se desató cuando grupos de manifestantes trataron de llegar al parque El Arbolito, epicentro hace cerca de tres años de la ola de protestas que paralizó al país durante diez días, en octubre de 2019, y que dejó un saldo de una decena de fallecidos y unos 1.500 heridos a nivel nacional por la represión.

El domingo por la mañana las fuerzas de seguridad habían tomado la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que se encuentra anexa a ese parque, para evitar que como en 2019, albergué a los miles de indígenas que se movilizan desde distintas provincias a la capital.

La represión siguió durante horas, hasta entrada la noche la policía lanzó gases lacrimógenos contra estudiantes y columnas del movimiento indígena que se alojan en la Universidad Central.

Por la tarde de este martes el presidente de la CONAIE, Leonidas Iza, había pedido a los manifestantes que están en Quito replegarse y esperar instrucciones.

Más tarde el mismo Leonidas Iza declaró: “El Gobierno nos ha remitido un documento con supuestas respuestas a nuestras demandas, con generalidades (…), pero estamos dispuestos a dar una respuesta que permita abrir la discusión sobre los mecanismos de cumplimiento de los puntos que han convocado esta movilización”. Si bien no confirmaron una respuesta a la invitación al diálogo con el Gobierno, abrieron su posible participación en un eventual conversación si se deroga el estado de excepción y desmilitarice el parque El Arbolito. El objetivo, según dijo Iza, es que las organizaciones indígenas puedan realizar sus asambleas para definir su posición ante esta nueva posibilidad.

La dirección de la CONAIE comienza a transitar el camino que recorrió en las protestas del 2019, contra el expresidente Lenin Moreno. En esa ocasión la dirección del movimiento indígena emprendió un proceso de desmovilización justo cuando el Gobierno se encontraba en crisis por la brutal represión a las protestas en su contra.

Durante estos días se desarrollaron distintas medidas de lucha contra el aumento del combustible, la reducción del presupuesto de salud y educación, la estafa del sistema bancario contra quienes por necesidad tuvieron que endeudarse por los niveles de pobreza, a pesar de la relativa recuperación económica y todas las medidas de ajuste propias del sometimiento que dicta el FMI al país llevadas adelante por el gobierno neoliberal y representante de la banca.

En este contexto, de represión a las protestas, este martes se pronunció el ministro de Defensa de Ecuador, Luis Lara, diciendo que la democracia está en "serio riesgo" en ese país, horas después de que el presidente Guillermo Lasso declarara el estado de excepción en seis provincias con miras a sacar de las calles a los manifestantes.

"Las Fuerzas Armadas no permitirán que se intente romper el orden constitucional o cualquier acción en contra de la democracia o las leyes", enfatizó Lara, escoltado por la plana mayor de las Fuerzas Armadas, en una amenazante demostración contra el reclamo que se extiende por el país.

El mensaje llega horas después de que el presidente Lasso decretara un nuevo estado de excepción para derogar el decreto aprobado el 17 de junio en respuesta al paro de la CONAIE.

Más información: Ecuador: Lasso amplió el estado de excepción mientras crecen las movilizaciones contra sus políticas

El decreto 455 (ahora derogado y cambiado por el 459) de estado de excepción, llegó de forma escandalosa a hablar de controlar el internet y el flujo de información -cuestión sobre la que el gobierno tuvo que retroceder- . El nuevo decreto ordena -al igual que el anterior- el uso progresivo de la fuerza, que incluye la fuerza letal.

Las represión a las protestas deja hasta ahora un fallecido por la represión y 61 manifestantes heridos, de ellos 18 graves, así como 86 detenidos, según los datos de las las organizaciones de derechos humanos.

En medio de la crisis por el enorme descontento social contra las medidas de ajuste, los llamados al diálogo por parte del gobierno, solo ratifican el cinismo de quien ofrece medidas parciales que no responden al reclamo profundo. Mientras llama a un supuesto “diálogo” mantiene la represión en las calles y anunciaba casi al mismo tiempo un nuevo decreto (el 457) de precarización laboral, donde se eliminan los viáticos para los trabajadores y se limitan las contrataciones (abriendo las puertas a nuevos despidos), entre otras medidas de recorte al sector público.

Por el momento la CONAIE declaró que si hay diálogo, no va a ser retirándose de las calles, usando las movilizaciones como presión in extremis, pero es fundamental la alerta al conjunto de los manifestantes, trabajadores, estudiantes, organizaciones sociales y sindicales (que como dijimos llegaron por miles a Quito, donde está la sede del gobierno), frente a los intentos de contener y disolver las manifestaciones.

El miércoles 22 está convocada una movilización nacional de organizaciones sociales y de trabajadores, que se sumarán a las manifestaciones que en varias provincias está protagonizando el movimiento indígena. La ampliación del estado de excepción también busca anticiparse a eso.

En las calles se viene mostrando que hay fuerzas para poder enfrentar el programa político del gobierno de Lasso, del empresariado ecuatoriano y el FMI y que triunfen las demandas de los trabajadores y los sectores populares, que no están dispuestos a que esta crisis se descargue nuevamente sobre sus espaldas.





Temas relacionados

Represión   /    Guillermo Lasso   /    Quito, Ecuador   /    Protestas   /    CONAIE   /    Ecuador   /    Ejército   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias