Internacional

Proyecto Nimbus

Trabajadores de Amazon y Google rechazan contrato con el Ejército israelí

Tiempo estimado 4:27 min


En una carta pública condenan el llamado Proyecto Nimbus, un contrato multimillonario firmado por estas dos empresas con el Estado y el Ejército de Israel. Denuncian que es una tecnología que "permite una mayor vigilancia y recopilación ilegal de datos sobre los palestinos, y facilita la expansión de los asentamientos ilegales de Israel" sobre sus tierras.

Miércoles 13 de octubre | 11:14

Soldados del ejército israelí se preparan para disparar gas lacrimógeno contra manifestantes palestinos en el puesto de control de Qalandiya entre Ramallah y Jerusalén. Fotografía: Abbas Momani / AFP / Getty Images

El diario británico The Guardian publicó este martes una carta de unos 400 trabajadores de Amazon y Google donde rechazan y denuncian un contrato multimillonario que estas empresas con el Ejército y el Estado de Israel. En acuerdo que proporcionaría servicios en la nube de estas empresas serviría para recopilar más datos ilegales de la población palestina. Denuncian que "La tecnología que nuestras empresas construirán hará que la discriminación y el desplazamiento sistemáticos llevados a cabo por el Ejército y el Gobierno israelíes sean aún más crueles y mortíferos para los palestinos".

Publicamos a continuación el texto entero de la carta.


Somos empleados y empleadas de Google y Amazon, de diversos orígenes. Creemos que la tecnología que creamos debe funcionar para servir a las personas, incluidos todos nuestros usuarios. Como trabajadores que mantienen en funcionamiento estas empresas, estamos moralmente obligados a hablar en contra de las violaciones de estos valores fundamentales. Por esta razón, nos vemos obligados a pedir a la dirección de Amazon y Google que se retiren del Proyecto Nimbus y corten todos los lazos con el ejército israelí. Hasta el momento, más de 90 trabajadores de Google y más de 300 de Amazon han firmado esta carta internamente. Lo hacemos de forma anónima porque tememos represalias.

Hemos visto a Google y Amazon buscar agresivamente contratos con instituciones como el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y los departamentos de policía estatales y locales. Estos contratos son parte de un patrón perturbador de militarización, falta de transparencia y de control.

Continuando con este patrón, nuestros empleadores firmaron un contrato llamado Proyecto Nimbus para vender tecnología peligrosa al Ejército y al Gobierno israelí. Este contrato se firmó la misma semana en que el Ejército israelí atacó a los palestinos en la Franja de Gaza, matando a casi 250 personas, incluidos más de 60 niños. La tecnología que nuestras empresas desarrollan para este proyecto hará que la discriminación y el desplazamiento sistemáticos llevados a cabo por el Ejército y el Gobierno israelíes sean aún más crueles y mortíferos para los palestinos.

El Proyecto Nimbus es un contrato de 1.200 millones de dólares para proporcionar servicios en la nube para el Ejército y el Gobierno israelíes. Esta tecnología permite una mayor vigilancia y recopilación ilegal de datos sobre los palestinos, y facilita la expansión de los asentamientos ilegales de Israel en tierra palestina.

No podemos mirar para otro lado, ya que los productos que construimos son utilizados por Israel para negar a los palestinos sus derechos básicos, obligarlos a salir de sus hogares y atacarlos en la Franja de Gaza, acciones que han provocado investigaciones de crímenes de guerra por parte de la corte penal internacional .

Queremos un futuro en el que la tecnología una a las personas y mejora la vida de todos. Para construir ese futuro más brillante, las empresas para las que trabajamos deben dejar de contratar a todas y cada una de las organizaciones militarizadas en los EE. UU. y más allá. Estos contratos perjudican a las comunidades de trabajadores y usuarios de tecnología por igual. Si bien prometemos públicamente mejorar y ayudar a nuestros usuarios, contratos como estos facilitan en secreto la vigilancia y la focalización de esos mismos usuarios.

Condenamos la decisión de Amazon y Google de firmar el contrato del Proyecto Nimbus con el ejército y el gobierno israelíes, y les pedimos que rechacen este contrato y los contratos futuros que perjudicarán a nuestros usuarios. Hacemos un llamado a los trabajadores de la tecnología global y a la comunidad internacional para que se unan a nosotros en la construcción de un mundo donde la tecnología promueva la seguridad y la dignidad para todos.





Temas relacionados

Estado de Israel   /    Amazon   /    Ejército israelí   /    Google   /    Palestina   /    Trabajadores   /    Israel   /    Palestina   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO