Política

Derecha peronista

Berni e Insaurralde elogiaron en la escuela Vucetich a la maldita Bonaerense

Tiempo estimado 5:22 min


El ministro cómplice de diversos crímenes de la fuerza provincial se paseó junto al jefe de Gabinete bonaerense por la institución que “forma” a los represores. “Estamos cambiando paradigmas con más y mejor formación”, dijo la mano derecha de Kicillof al tiempo que encubre desapariciones, asesinatos y el regenteo del gran delito por parte de los uniformados.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 7 de octubre | 10:26

Este miércoles, mientras se producía una importante novedad en el caso de la desaparición seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro (que complica aún más la trama de encubrimiento de la Policía Bonaerense) desde el Gobierno de Axel Kicillof se volvía a montar una escena con el objetivo de mostrar el deliberado aval de la gestión del Frente de Todos a esa fuerza represiva hundida hasta el hueso en todo tipo de crímenes.

Te puede interesar: Caso Facundo Castro: Fiscalía de Casación pidió apartar de la causa a la jueza Marrón

La crónica difundida por medios ultraoficialistas dice que “el jefe de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, recorrió la Escuela de Policía Juan Vucetich junto al ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni. Los funcionarios estuvieron presentes en un ejercicio de resolución de hipótesis de conflictos, en donde las y los cadetes aplicaron a casos prácticos lo aprendido en las clases teóricas”.

En la recorrida, Insaurralde dijo que se está viendo “un cambio impresionante en materia de capacitación y formación de los cadetes de la Provincia impulsado por el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad Sergio Berni”. A su vez reconoció que hay “una gran inversión en logística y equipamiento para la fuerza”.

Por su parte Berni, contento por el acompañamiento de Insaurralde y del Gobernador, dijo que el Gobierno de Kicillof “tiene el gran desafío de llevar a mayores niveles profesionales a nuestra policía, que se venía formando de manera rápida y teórica, sin capacitaciones en el territorio. Esto permite que los agentes, cuando egresen, estén más y mejor capacitados no sólo para defender los derechos de los demás, sino también, como bien decía el jefe de Gabinete, para saber lo que nunca se debe hacer con un arma. Eso es un gran cambio de paradigma”.

Después de la visita de los funcionarios a la escuela de Policía, vinieron los habituales tuiteos de ambos contando lo bien que la pasaron allí y propagandizando su política represiva.

Te puede interesar: Segunda desaparición de Julio López: el crimen que el peronismo no quiso esclarecer

Te puede interesar: El regreso de Aníbal, el adiós a la “seguridad democrática” y la represión por venir

Este nuevo viejo aval a la Policía Bonaerense de personajes de la derecha peronista como Berni e Insaurralde (hasta hace unos días intendente de Lomas de Zamora) se da en el marco de diversos hechos de violencia y brutalidad protagonizados por esa misma fuerza mal llamada de “seguridad”, algunos de los cuáles terminaron en muertes aberrantes de jóvenes pobres a lo largo y ancho de la provincia.

En la mayoría de esos casos, las y los uniformados implicados cuentan con la complicidad directa de los funcionarios políticos y con gran parte del Poder Judicial, en una espiral histórica de intercambio de favores, donde la Bonaerense sirve a los intereses del Estado capitalista con armas y bagajes mientras que desde las instituciones públicas se encubre y protege a quienes piden coimas, regentean el gran delito (desde el narcotráfico y la piratería del asfalto hasta la trata de personas), torturan, secuestran, arman causas a inocentes, desaparecen y matan.

Te puede interesar: Desaparecer en democracia: Andrés Núñez, La Plata, Buenos Aires

El mismo Sergio Berni es responsable del encubrimiento directo de decenas de criminales de uniforme que desde el 10 de diciembre de 2019 han cometido hechos de los más atroces y, en su enorme mayoría, están impunes y en funciones como si nada hubiera pasado.

Los casos se cuentan de a montones. Alcanza con mencionar las desapariciones seguidas de muerte de Facundo Castro y Francisco Cruz, los crímenes de Brandon Romero, Alan Maidana, Fernando Leguizamón, Lucas Verón, Franco Cardozo, Jonathan Morales y tantos otros jóvenes, todos hechos ocurridos entre 2020 y 2021.

En la mayoría de esos casos, la Bonaerense actuó directa o indirectamente, sus agentes fueron los ejecutores o son los máximos sospechosos de haberlo sido. En algunos casos, los asesinos son de otras fuerzas pero actúan en territorio provincial.

En ninguno de esos casos el Ministerio de Seguridad puso a disposición de las familias la información necesaria para saber qué pasó con sus pibes, tampoco la Jefatura de Gabinete que ahora conduce Insaurralde. Ni siquiera la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia (que actúa a las órdenes del ministro de Justicia Julio Alak, otro exponente de la derecha peronista) ha actuado al menos para diferenciarse del resto de los funcionarios.

Te puede interesar: Nuevas pericias: ¿a Facundo Castro lo torturaron antes de morir?

El empoderamiento a la Bonaerense de parte del Gobierno del Frente de Todos (acrecentado hace un año cuando las tropas rodearon la Casa de Gobierno de La Plata y la Quinta de Olivos) es un hecho de trascendencia en medio de la profunda crisis económica y social, con millones de bonaerenses viviendo en situación de pobreza.

Esa población, sobre todo sus hijas e hijos más jóvenes, es la carne de cañón de un sistema perverso en el que el brazo armado del Estado organiza el gran delito al tiempo que sus jefes políticos insisten con la cantinela de que esas mismas fuerzas “nos cuidan”.

Te puede interesar: Kicillof tomó partido por la impunidad en el caso de Facundo Castro





Temas relacionados

Escuela Juan Vucetich   /    Brutalidad policial   /    Martín Insaurralde   /    Policía Bonaerense   /    Violencia policial   /    Axel Kicillof    /    Sergio Berni   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO