Economía

Newsletter: El juguete rabioso

Esperando el “milagro” portugués

Tiempo estimado 3:37 min


La parábola de la ofensiva del capital en el país lusitano. El verdugo del FMI en el umbral argentino. Ya está el newsletter de Economía de La Izquierda Diario y El Círculo Rojo.

Pablo Anino

@PabloAnino

Miércoles 12 de mayo | 08:30

Corría el año 2003 cuando Las Pelotas dieron a conocer Esperando el milagro. La Rolling Stone lo eligió como uno de los mejores discos del rock argentino. En el décimo tema, de título homónimo, se escucha “Voces de noche, dicen que ya no importa de dónde venís, si traes dinero podrás alimentar, junto a la miseria vive el hombre”. Si bien los integrantes de Las Pelotas no dijeron que el álbum estuviera inspirado en el 2001, el clima de catástrofe social de principios de siglo es probable que haya permeado el título. La historia no se repite. La situación no es la misma. Pero el país exhibe pinturas de una situación social muy grave. Los milagros no existen, pero siempre hay quien quiere vender alguno.

Portugal

En la campaña electoral de 2019 una de las ideas fuertes del Frente de Todos fue aquella que rezaba que era posible negociar con el FMI y, en simultáneo, terminar con las políticas de ajuste. En ese combo se vislumbraba la posibilidad de romper con las recetas fondomonetaristas tradicionales, las que conducen al infierno social, sin romper con el diablo: es decir, con el Fondo. Decían que había un país, solo uno, que lo había demostrado: Portugal. Que los lusitanos habían producido un milagro que se contraponía a la tragedia a la que había conducido a Grecia la Troika compuesta por el FMI, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. El relato idílico sobre el supuesto milagro portugués, con menos entusiasmo, reapareció a propósito de la gira europea que lleva adelante el presidente, Alberto Fernández, junto a su ministro de Economía, Martín Guzmán.

La ofensiva del capital

Una breve cronología de los hechos económicos más importantes de Portugal pueden contribuir a develar un equívoco: en realidad, el milagro es un mito. Veamos.

Entre marzo de 2005 y junio de 2011 el primer ministro fue José Sócrates del Partido Socialista, el mismo partido de Antonio Costa, el actual mandatario que Fernández visitó estos días y que apoyó la posición de Argentina frente al FMI. El capítulo europeo de la crisis mundial desatada en 2008 obligó al país lusitano a entrar a un programa de asistencia financiera de la Troika en 2011. Fue durante el Gobierno de Sócrates que comenzó la ofensiva del capital contra los trabajadores. El primer ministro renunció cuando el Parlamento rechazó su cuarto (sí, el ¡cuarto!) plan de ajuste en el medio de protestas que lo repudiaban. Fue entonces que accedió al poder Pedro Passos Coelho, del conservador Partido Social Demócrata, quien gobernó entre junio de 2011 y noviembre de 2015. Fue el encargado de acelerar el ajuste.

Durante los años de mayor austeridad se aplicaron las siguientes medidas: se realizó una reforma laboral para abaratar “costos”; se recortaron los salarios durante varios años por la suspensión de aguinaldos; en el caso de los empleados públicos, al recorte salarial se le agregó un aumento de la jornada; los docentes tuvieron una década de salarios congelados; el salario mínimo también estuvo congelado por mucho tiempo; se realizó una reforma previsional que elevó la edad jubilatoria; se llevaron adelante privatizaciones; el Impuesto al Valor Agregado (IVA) subió de 21 % a 23 %, e incluso en algunos servicios públicos, la suba partió desde el 7 % para elevarse hasta el 23 %.

Hasta aquí un anticipo. Si te interesa leer completa esta entrega de El juguete rabioso o que te lleguen los newsletters del programa radial El Círculo Rojo y La Izquierda Diario ingresa en este link





Temas relacionados

Martín Guzmán   /    El Círculo Rojo   /    Portugal   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO