Garantía de desconfianza

Garbarino continúa con el lock out en Rosario y dejó cerradas 4 sucursales

Tiempo estimado 3:06 min


A los atrasos salariales y suspensiones se sumó una nueva escalada en el conflicto, este lunes los 70 empleados de la firma encontraron todas las sucursales cerradas.

Romina Alarcon

Redacción LID Rosario

Lunes 10 de mayo | 19:56

Aumenta la preocupación entre el personal de Garbarino en Rosario, el viernes les depositaron sólo 4700 pesos del sueldo y tras realizar una medida de protesta autoorganizada a la tarde para visibilizar el conflicto, la empresa decidió cerrar las puertas desde el sábado 8. Ese día cuando los trabajadores se presentaron a sus puestos se encontraron a representantes del sindicato de Empleados de Comercio con una escribana que fueron para constatar que las sucursales no abrieron a horario y que iban a notificar al Ministerio de Trabajo. Fuentes gremiales informaron a La Nación que este miércoles habría una audiencia en el Ministerio de trabajo.

Te puede interesar: Siguen los ataques salariales en Garbarino: hay que coordinar la pelea en Rosario

Este lunes Garbarino no volvió a abrir sus puertas en sus cuatro sucursales de Rosario. Según la información que brindó la empresa a los trabajadores, estarían cerrados los locales hasta que pueda regularizar el pago de salarios atrasados. Una mentira, ya que el mismo empresario declaró que desde que compró las 6 empresas del grupo Garbarino la facturación aumentó en un 900 %, con un alza en la venta online. Si tiene pérdidas, que muestre Rosales los libros contables para que se conozcan los verdaderos números de la empresa.

El nuevo dueño de Garbarino, Carlos Rosales, intenta avanzar sobre los derechos laborales y reducir al personal que cuenta con mayor antigüedad en la empresa con la excusa de tener pérdidas. Estos acuerdos fueron pactados con Cavalieri, Secretario General del Sindicato de Comercio, ya desde el principio de la cuarentena, en el 2020. Trabajadores autoconvocados de distintos puntos del país denuncian el cierre de 30 locales, despidos y suspensiones.

Te puede interesar: Garbarino quiere dejar 4500 familias en la calle

El decreto de prohibición de despidos del presidente Fernández parece papel mojado para estos empresarios, en la región existen distintas experiencias como la de los trabajadores y trabajadores de Hey Latam, la actual cooperativa RecTuel, que tras un quiebre trucho y luego de tres meses de lucha, acampe y movilizaciones tomaron en sus manos la defensa de los puestos de trabajo. Decidiendo todo de manera democrática en asambleas ahora pusieron en pie la cooperativa gestionada por sus propios trabajadores y cuentan con un fallo favorable de la Justicia para que los reincorporen.

El ataque de la empresa Garbarino en Rosario es parte de un plan a nivel nacional para reestructurar su plantel hacia el mercado digital con despidos de personal. Como lo vienen demostrando los Trabajadores Autoconvocados de Garbarino es necesaria la mayor unidad y coordinación entre las distintas sucursales y junto a otros sectores en lucha, clave para que la empresa no los aísle por sucursal ni por ciudad, es momento de resolver en conjunto y llevar adelante medidas contundentes votadas por los trabajadores para frenar los ataques y plan de reestructuración.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO