Internacional

ESTADO ESPAÑOL

Cataluña se moviliza contra la prisión a los dirigentes independentistas

Tiempo estimado 6:25 min


Miles de catalanes colapsaron este lunes el aeropuerto de Barcelona, cortaron algunas de las principales rutas y se manifestaron en protestas por la sentencia del Tribunal Supremo español contra nueve dirigentes independentistas.

Diego Sacchi

@sac_diego

Lunes 14 de octubre | 21:00

Foto: EFE

Miles se reunieron en la céntrica plaza de Sant Jaume (que aglutina la sede del gobierno regional y el Ayuntamiento) y en los centros neurálgicos de otras ciudades catalanas luego de que este lunes se conoció la sentencia del Tribunal Supremo que ​impuso de entre 9 y 13 años de cárcel a nueve de los 12 líderes catalanes, en un juicio que es un punto de inflexión en la ofensiva judicial y policial contra el movimiento independentista y es también una vulneración aberrante de las libertades democráticas.

El Poder Judicial español juzgó a los líderes independentista catalanes por la organización de un referéndum de autodeterminación el 1 de octubre de 2017 y la declaración de independencia de Cataluña el 27 de ese mes.

La sentencia es un ataque contra el derecho de manifestación y reunión de la ciudadanía, una violación a esos mínimos derecho democráticos al calificarlos como sedición con penas de diez años de prisión.

El mismo Tribunal reconoce esto al decir que la declaración de independencia fue “simbólica e ineficaz” y los jueces sostienen que el referéndum fue "un levantamiento tumultuario alentado para convertir en papel mojado unas decisiones judiciales del Tribunal Constitucional y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña". Es decir que, reconocen no hubo violencia alguna y se trató de una movilización masiva, condenan un acto que consideran que fue “simbólico” sin mayores consecuencias.

Desde la celebración del Referéndum de autodeterminación y después del discurso del “a por ellos” de Felipe VI el 3 de octubre del 2017, la ofensiva represiva se ha extendido en todos los ámbitos de la sociedad catalana, al tiempo que crece el reclamo por la libertad y la amnistia a los presos políticos.

Te puede interesar: Ante las condenas a los dirigentes soberanistas catalanes: exigen amnistía inmediata a los presos políticos

Desde el presidente Pedro Sanchez hasta el ultraderechista Vox, aplauden o avalan la sentencia

Mientras miles de personas se movilizaron en Cataluña, los partidos con representación parlamentaria, desde Vox hasta Podemos pasando por el gobernante PSOE, acataron la sentencia con más o menos entusiasmo, pero sin cuestionarla.

El Gobierno español, con su presidente Pedro Sánchez a la cabeza, defendió el "cumplimiento íntegro" de la sentencia contra los presos políticos catalanes. Sánchez quiere aprovechar esta sentencia infame para reafirmar al Partido Socialista (PSOE) como un garante del Estado y pilar del régimen, mientras busca también ganar apoyo a su investidura presidencial desde la derecha del arco político.

El conservador Pablo Casado, del Partido Popular (PP), exigió a Sánchez un compromiso claro sobre la cuestión catalana. Casado apoyó la sentencia pero fue más allá y propuso una reforma del Código Penal que incluya el delito de rebelión sin violencia. En el mismo tono se pronunció el líder del derechista Ciudadanos, el catalán Albert Rivera, que afirmó "hoy se ha hecho justicia" y también exigió que no haya indultos ni privilegios para los condenados.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, publicó un mensaje llamando a “asumir” y “acatar” la ley y la sentencia, que condena a los presos políticos, al pueblo catalán y su derecho a decidir y que es un ataque a las libertades democráticas de todos los trabajadores y los pueblos del Estado español.

La declaración de Iglesias muestra el destino de una formación que se ha integrado plenamente al régimen monárquico como su "pata izquierda". Durante las negociaciones con el PSOE para un gobierno de coalición, Podemos aseguraba ya hace algunos meses que aceptaría la aplicación nuevamente del articulo 155 en Cataluña “aceptando la posición de liderazgo del PSOE” en temas de Estado.

La represión no pudo detener las protestas en Cataluña

La policía regional catalana (Mossos d’Esquadra) reprimieron a los manifestantes que se movilizaron por miles para ocupar el aeropuerto internacional de Barcelona.

El colapso de El Prat a causa de las protestas obligó a cancelar 108 vuelos durante la jornada y al menos otros veinte previstos para mañana martes.

Los accesos a las terminales vivieron a lo largo del día momentos de tensión, como cuando los agentes de la policía regional catalana cargaron contra parte de los manifestantes congregados frente a la puerta de llegadas.

La Policía Nacional española reprimió, durante la noche, a los manifestantes que se habían concentrado frente a la Jefatura Superior de Policía en la céntrica Vía Laietana de Barcelona.

Las protestas continuarán durante la semana y hay convocadas manifestaciones en otras ciudades del Estado español. La plataforma Tsunamic Democratic, así como la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, junto a numerosas organizaciones sociales y políticas, han convocado acciones y marchas.

Los estudiantes han paralizado las clases y se han movilizado masivamente. Por su parte, los sindicatos de izquierda IAC y la Intersindical CSC han convocado una jornada de huelga general para el viernes 18 de octubre.

Para extender este movimiento por la defensa de derechos democráticos elementales, desde sectores de la izquierda catalana plantean la necesidad de organizarlo democráticamente desde las bases, para que sean los trabajadores, estudiantes y todo el pueblo catalán los que puedan decidir las acciones a seguir y el rumbo político.

Entre esas propuestas se encuentra la que hace la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras al asegurar que “Para responder de forma organizada contra la sentencia y la represión es vital ampliar la base social del movimiento independentista y que la clase trabajadora se ponga en el centro de la lucha, como así lo entendieron numerosos sectores de trabajadores el 3 de octubre tras la represión del 1O. Para eso, resulta necesario vincular la lucha democrática por el derecho a decidir con la lucha por un programa para resolver los demás problemas sociales como son el paro, la precariedad, las pensiones o servicios públicos”.

En Buenos Aires también se escuchó el reclamo contra la sentencia a los presos políticos catalanes





Temas relacionados

#SentenciaProces   /    Juicio al procés   /    Independencia Cataluña   /    Cataluña   /    Barcelona   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO