Géneros y Sexualidades

CHACO

Chaco: Peppo vetó la ley que garantiza acceso a información para interrupción legal del embarazo

Tiempo estimado 2:34 min


El gobernador peronista Domingo Peppo, de la provincia de Chaco vetó la ley que obliga a los médicos a informar sobre el protocolo de Interrupción Voluntaria de Embarazo (ILE).

Viernes 11 de octubre | 15:21

La decisión es sumamente grave y vuelve a poner en escena las arbitrariedades de los funcionarios públicos respecto a los derechos de las mujeres y cuerpos gestantes.

Uno de los argumentos que utiliza Peppo para fundamentar el veto a una ley nacional es que la guía técnica de la ILE, no garantiza la “objeción de conciencia” a los agentes de salud y que ello los obligaría a que participen de prácticas médicas contrarias a su moral y a su religión.

Asimismo en la resolución objeta la ley que establece la capacitación con perspectiva de género para los empleados de los tres poderes del gobierno.

Es decir que Peppo, quien llamó a apoyar a Jorge Capitanich reconocido antiderechos, se opone al aborto legal, a la interrupción del embarazo con las causales previstas en el Código Penal y por si fuera poco, se niega a que en su provincia los empleados del estado sean capacitados en materia de género de acuerdo a lo que establece la ley conocida como Micaela.

Recordemos que Chaco, además, es una de las provincias con más alto índice de embarazo adolescente, en donde el acceso a la salud es muy limitado, y en donde estas mismas jóvenes tampoco tienen acceso a la educación sexual ya que la ESI no se aplica.

Te puede interesar: Hostias sí, ESI no: ¿por qué aumenta el embarazo adolescentes en Chaco, Misiones y Formosa?

Hace apenas unos días señalábamos que estas provincias, extremadamente conservadoras y plagadas de prejuicios, sumaban un nuevo factor que conspira contra los derechos elementales de niñes y jóvenes: la injerencia de las iglesias católica y evangélicas.

Te puede interesar: Jorge Capitanich junto a pastores evangélicos rechaza el derecho al aborto

La vulneración constante de los derechos democráticos elementales por parte de gobernadores que se autodenominan “defensores de las dos vidas” no son una sorpresa. Sin embargo, y a poco de las elecciones, es fundamental no solo la organización sino fortalecer los votos a la izquierda.

En este sentido el Frente de Izquierda Unidad, es la única fuerza que no solo apoya el aborto legal, sino todas las demandas que reclama el movimiento de mujeres y que los políticos de los partidos mayoritarios intentan transformar en moneda de cambio en pos de llegar al poder.

Es fundamental que candidatas como Myriam Bregman, accedan a una banca en el Congreso, la que será sin dudas un puesto de lucha para los trabajadores, las mujeres y la juventud.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO