Política

IMPUNIDAD POLICIAL

Pateó, mató, Bullrich salió a bancarlo y ya lo dejaron en libertad

Tiempo estimado 3:00 min


El oficial inspector de la Policía porteña Esteban Ramírez no estuvo ni 48 horas detenido por asesinar de una patada en el pecho a un hombre. Pese a quedar filmado, una jueza ya lo liberó.

Miércoles 21 de agosto | 18:01

Otro jalón de la doctrina Chocobar y van... El oficial inspector de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires Esteban Armando Ramírez, que estaba detenido por matar a un hombre al derribarlo de una patada en el pecho en plena calle del barrio de San Cristóbal, fue excarcelado este miércoles y seguirá “bajo investigación”, según fuentes judiciales.

Mientras tanto, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, salió a bancar al criminal al decir que el “estaba protegiendo a los ciudadanos” de una situación “amenazante y violenta”, ya que el fallecido Jorge Martín Gómez (siempre según las fuentes oficiales) tenía un cuchillo en la mano.

“Creo que hay una acción de terminar con una amenaza y cuando un policía termina con una amenaza está haciendo lo correcto”, había afirmado Bullrich por radio La Red minutos antes de que la jueza en lo Criminal y Correccional Yamile Susana Bernan resolviera excarcelar a Ramírez “bajo caución juratoria” por considerar que “no existen riegos procesales de que se fugue o entorpezca la investigación”.

Leé también Patricia Bullrich defendió al policía que asesinó a una persona

La jueza Bernan desestimó los argumentos de la fiscal Ana Yacobucci, quien había dictaminado que el policía debía quedar detenido por entender que, precisamente, al ser policía podía entorpecer la investigación.

Previamente, la defensa del a cargo del abogado Raúl Alcalde había solicitado la liberación basándose en que el efectivo está imputado de "homicidio preterintencional", un delito excarcelable ya que prevé una pena de entre uno y tres años de prisión y reclusión de hasta seis años.

Para la jueza, apelando al artículo 81 (inciso b) del Código Penal, el policía tuvo el “propósito de causar un daño en el cuerpo” de Gómez pero a través de un medio que “no debía razonablemente ocasionar la muerte”, aunque finalmente el desenlace haya sido el fallecimiento de la persona atacada.

La autopsia sobre el cuerpo de Gómez determinó que murió por “el traumatismo craneoencefálico” que padeció al caer de espaldas y golpear su cabeza contra el asfalto, producto de la patada de Ramírez.

Según informaron fuentes judiciales a Télam, al expediente se incorporó otro video que tendría registrado el momento previo a la patada en el que Gómez estaría impidiendo el paso de un colectivo mientras empuñaba un cuchillo.

Pese a la espectacularidad de la imagen, esa actitud “amenazante” del hombre no implicó ningún ataque a terceros, por lo que ni siquiera tiene lógica la justificación de Bullrich para el accionar del oficial Ramírez, quien decidió atentar impunemente contra la vida de Gómez, causándole la muerte instantánea.





Temas relacionados

Doctrina Chocobar   /    Policía de la Ciudad   /    Patricia Bullrich   /    Brutalidad policial   /    Violencia policial   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO