Juventud

JUJUY

Explotó la denuncia a Tecchi, la izquierda pelea porque cobre como un docente titular

Tiempo estimado 4:59 min


Después de la denuncia que realizó este medio, por las dietas que cobra el Rector de la UNJu y Decanos explotó la bronca en medios y redes sociales. La izquierda presentará proyecto para que cobren igual que un docente titular.

Valentina Melo

Estudiante de Trabajo Social - UNJu

Sábado 30 de marzo | 11:46

La denuncia que realizó La Izquierda Diario la semana pasada se volvió viral en medios locales y en las redes de las distintas unidades académicas de la UNJu. Es que en el marco de que los docentes universitarios iniciaron un paro por recomposición salarial y diariamente estudiantes están viendo más difícil continuar en las aulas, el dato de los sueldos que cobran el Rector y Decanos es un baldazo de agua fría de la desigualdad que se vive dentro de la Universidad.

Por ser los administradores del ajuste en educación, el Estado nacional premia a Rectores y decanos con dietas exorbitantes, que anualmente superan los 2.000.000 de pesos. Ellos cobran eso, mientras la UNJu ni siquiera dispone de una biblioteca, los estudiantes cursan hacinados y aumenta la deserción. Gerardo Morales elogia a Tecchi, Rubén Rivarola (PJ) se reúne con Tecchi. Todos los partidos patronales sostienen a este cuestionado personaje. El Rector tiene ese apoyo, esta semana escondió la cabeza y hasta el momento no ha hecho ninguna declaración al respecto, y sigue hablando de las maravillas de la apertura de nuevas carreras.

La UNJu es una de las Universidades con mayor deserción del país, solo llegan a recibirse 1 de cada 20 estudiantes de los que ingresan. Las familias trabajadoras y estudiantes hacen todo a su alcance para mantenerse dentro de la Universidad, pero los pésimos trabajos, el recrudecimiento de la situación social vuelven cada vez más difícil estudiar. Los docentes por su parte, inicialmente cobran un salario de 8000 pesos, que como denuncio Gastón Remy, docente de la Facultad de Cs. Económicas y referente del PTS-FIT “es un salario que está por debajo de la línea de pobreza, el 40 % de los docentes de la UNJu está en esta dramática situación”.

En respuesta a esta situación medios locales volvieron a reproducir la voz de personajes funestos como Alieto Guadagni, participe del gobierno de Onganía y ex funcionario del Banco Mundial, que usa esas cifras alarmantes, para proponer el arancelamiento y terminar con el ingreso irrestricto, echándole la culpa al movimiento estudiantil y diciendo que necesitan hacer mayor esfuerzo. No es cierto, las estudiantes que van a cursar con sus niños en brazos, que uno puede ver en cada aula, son mujeres que están haciendo un esfuerzo único por cursar. Mientras la UNJu las destrata sin garantizarles un jardín de infantes. Los estudiantes que tienen que faltar a cursar porque no se garantizan horarios a la mañana y a la tarde para cursar. La forma en que esta casta maneja la Universidad es totalmente expulsiva.

¿Cómo contienen esta situación? Con un ejército de punteros que tienen un uso discrecional de los recursos de la Universidad. Las agrupaciones amenazan con quitar becas de ayuda a les estudiantes más necesitados, que en la UNJu son la mayoría. La Franja Morada, la JUP Jujuy, Fortaleza y demás agrupaciones cuentan con militantes rentados en todas las facultades y el rectorado. Hay que sacar a esa casta de punteros, que no defienden ninguna idea política, sino que viven comprando voluntades.

Desde la agrupación Oktubre-Pan y Rosas (Juventud del PTS e independientes), que es parte del Frente de Izquierda junto a Alejandro Vilca y Natalia Morales, van a presentar un proyecto en el Consejo Superior y en los Académicos para que el Rector y los Decanos cobren el salario de un docente titular, justo por encima de la canasta familiar. Lamia Debbo, estudiante de Comunicación y referente de la Juventud del PTS planteó “vamos a presentar este proyecto junto con una serie de propuestas como un plan de becas integrales de estudio equivalente a media canasta familiar, que sean administradas por los mismos estudiantes y no las agrupaciones de la gestión. A su vez apoyamos el paro y peleamos junto a los docentes contra la miseria que les destina el gobierno”.

Para realmente lograr un cambio en la UNJu, hay que avanzar en la organización estudiantil y re tomar las asambleas comunes junto a los docentes y movilizaciones para imponer un cambio profundo en la UNJu, democratizando los recursos, el gobierno de la Universidad y debatir realmente los contenidos que necesitamos.

La desigualdad que reina en la Universidad es para garantizar una UNJu expulsiva para la enorme mayoría de la juventud jujeña. La fuerza para dar vuelta toda esta situación está en la unidad entre docentes, estudiantes y no-docentes. Una Universidad abierta, inclusiva y que realmente ponga sus ideas y recursos en función de las grandes necesidades sociales que atraviesan la provincia y el país.





Temas relacionados

UNJu   /    Gerardo Morales   /    Jujuy   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO