Juventud

CÓRDOBA

Una respuesta a Palazzo

Tiempo estimado 3:11 min


Esta semana el productor José Palazzo, en El Informativo, habló de todo desde su entrada al espectáculo de la mano de su padre José Luis Palazzo -señalado como protegido del represor Luciano Benjamín Menéndez-, el manejo de lo que él considera un negocio hasta de la muerte de Ismael Sosa ocurrida durante el último concierto de La Renga en la localidad de Rumipal.

Sábado 21 de marzo de 2015 | Edición del día

Pero antes de analizar sus dichos, tal vez sea necesario decir algunas palabras sobre su trayectoria. Es uno de los grandes nombres de la producción de espectáculos musicales de nuestro país, y a su vez un controvertido personaje dentro del mundo del Rock Nacional. Para los entendidos en la materia José Palazzo no es ningún desconocido. Es organizador del Cosquín Rock, bajista de Rouge & Roll, y tiene 25 años de trayectoria radial y televisiva. Su nombre nos vuelve a la memoria al mencionar algunos de sus programas más afamados como “El ómnibus” (Canal 10), “La jungla” con Jorge Zapata y el emblemático “Rockódromo” (Canal 12).

Al ser indagado por el periodista sobre la muerte de Ismael, el megaempresario del Rock legitimó, agradeció y valoró el desempeño de la corrupta policía cordobesa que tiene más de 19 casos de gatillo fácil, en los últimos dos años, como numerosas veces denunciamos en Izquierda Diario, y ningún miembro propio tras las rejas por ellos. Una policía que detiene selectivamente a cientos de jóvenes humildes, amparándose en el Código de Faltas, criminaliza la pobreza, y cuya cúpula cayó hace dos años por estar vinculada al narcotráfico. Y, como denuncia la mama de Ismael Sosa o el caso de Ezequiel Reinoso, se complota con la casta judicial para falsear pruebas, plantar evidencias y amenazar testigos, o bien dilatar eternamente los procesos, cajoneando las causas.

José Palazzo declaró recientemente: “(La policía) trabajó muy bien. Por otro lado, si vas a copar una puerta en un show así, en algún momento hay un choque entre los que no tienen entrada y la policía que quiere evitar el desborde, algo que no sucedió en este caso.”

Es por eso que como parte de la juventud del PTS en Córdoba, la Ciudad donde nació la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil (que agrupa a 13 familias que han perdido a sus hijos y hermanos, y están en la lucha contra este sistema de muerte y opresión), repudiamos tanto la forma en la que se dirigió este "empresario" hacia alguien que consideramos nuestro hermano, como sus palabras respecto a los conflictos policiales que con frecuencia se presentan en sus espectáculos:
“Igual, me duelen mucho menos esas difamaciones, que las agresiones por lo de Ismael Sosa sin tener nada que ver. ¿Sabés cuántos chicos se quedan fuera de los recitales boludeando?”.

Con estas palabras Palazzo ignora el carácter exclusivo que se le imprime a la cultura, sólo accesible para la clases medias y alta de la sociedad capitalista. Soñamos con una sociedad donde la juventud pueda divertirse sin ser perseguida, donde nadie muera por el accionar de la policía, y donde el espectáculo no sea un negocio.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO