ACTUALIDAD

Vieytes: Una escuela nocturna que se planta ante el cierre del macrismo

Tiempo estimado 8:29 min


Frente al ataque a las escuelas nocturnas, hablamos con docentes y estudiantes que se organizan para enfrentar esta resolución de Larreta y Acuña.

Martín Damiani

Juventud del PTS

Sábado 22 de diciembre de 2018 | 23:50

Estuvimos presentes este viernes en los semaforazos, docentes de la corriente 9 de abril y estudiantes secundarios de No pasarán llevando la solidaridad y poner este medio a disposición para difundir la lucha. Entrevistamos a docentes y estudiantes que nos explicaron de qué se trata el conflicto y cómo se están organizando. A continuación compartimos sus voces.

Luis Messina, profesor:

“El viernes nos notificaron que iban a cerrar 14 comerciales y liceos, por eso se convocó a reunión de urgencia de todo el personal docente, y allí nace la necesidad de ponernos al frente de una lucha para revertir esta tendencia. De a poco, hemos logrado el apoyo de muchos docentes, algunos de ellos votantes de Cambiemos, y sin embargo es una medida que no cae simpática a sectores de la clase media. En los semaforazos hemos tenido el acompañamiento de la gente que viene en auto o de los vecinos que viven en los edificios de los alrededores. Hemos instalado esto dentro de la opinión pública, y los sectores mayoritarios de CABA se oponen sistemáticamente al cierre de escuelas porque defienden a la educación pública, a la universidad pública y eso pone nerviosa a la ministra Soledad Acuña.

En el Hipólito Vieytes tenemos 4to 1ra y 4to 2da con 27 inscriptos cada una, es decir, tenemos alumnos y eso evidencia el desconocimiento que tiene la ministra acerca de lo que ocurre en las escuelas nocturnas. Estamos frente a un gobierno que ataca a todo lo que sea trabajo y esta reacción no es una casualidad sino que tiene que ver con el esfuerzo que se hace para dar clases a los sectores más postergados y necesitados. A las escuelas nocturnas comerciales concurre la población que constituye al 20% más pobre: chicos de clase media baja, chicos que necesitan el titulo e ir a trabajar o buscan trabajo y por eso vienen a la noche, chicas que quedaron embarazadas y vienen incluso con sus hijos a las clases para poder terminar el secundario. Además, en el diurno, está pasando que estudiantes de secundarios privados se trasladan a los públicos precisamente por la política económica de ajuste de este gobierno y cuando vienen se encuentran con profesores de calidad. La escuela pública en CABA sigue siendo de calidad y por supuesto los seguiremos recibiendo con los brazos abiertos a esta población que producto de esta política económica se ven, quizás forzados por no poder seguir pagando una escuela privada y acceder a una pública.

Sin duda, este ajuste tiene q ver con la deuda y los planes del FMI, pero además es la concepción privatista de este gobierno. Acá hay un mercado de estudiantes que necesitan el título y el sector privado, que en definitiva no es muy bueno, intenta maximizar ganancias. Por ejemplo, en el caso de la Unicaba, tenemos la UBA que es una de las universidades más importantes del mundo y a pesar de que el rector ofreció sus servicios para brindar su experiencia, Larreta y la ministra de Educación desoyeron esa voz. Entonces esto tiene que ver con el ajuste, pero también con ganancias y el avance de las privatizaciones.

Nos decían los vecinos que no votaron a cambiemos para que cierren 14 escuelas comerciales. La clase media repudia estos accionares, nos apoyan y se opone al cierre de escuelas.”

Cristina Fernandez González Luque y Elisa Basilio, profesoras:

“El corte nos afecta a todos porque independientemente del turno en el que trabajemos se produce un efecto cascada, los profesores titulares quedan automáticamente cesanteados y los van a reubicar en los turnos mañana y tarde con el consiguiente problema de que los profesores de estos turnos van a quedar desplazados. Por eso estamos solidarizados para derogar esta resolución que nos lleva al hambre.

En los alumnos repercute a sobremanera porque muchos chicos trabajan durante el día y a la noche van a estudiar con sus hijos para conseguir un título y una fuente laboral. Muchos, contrariamente a lo que el gobierno opina, luego continúan estudiando una carrera terciaria para poder mantener a sus familias y esta resolución los deja afuera. Nosotros abogamos y luchamos por ellos, porque no se trata solo de nuestra fuente laboral sino que tiene que ver también con la defensa de todos estos chicos y chicas que además encuentran una contención afectiva porque muchos de ellos provienen de asentamientos o barrios muy carenciados. Nosotros los acompañamos en ese proceso que muchas veces es complicado porque tenemos chicos con adicciones y con necesidades básicas insatisfechas. El cierre de estos colegios sería muy traumático para ellos, porque en ese caso tendrían que ver la posibilidad, muy dificultosa, de poder irse a otras escuelas y eso va a quedar supeditado a sus tiempos particulares. Además, los chicos entre 16 y 18 años quedan en la nada porque en nocturnos se inscriben a partir de los 16 años, pero en los CENS inscriben a partir de los 18 años, entonces esa franja etaria pierde la regularidad y quedan fuera del sistema.

Hemos ido a las radios y algunos canales. En principio, se mostraban algo reticentes a recibirnos, pero ahora ya no. Además, estamos trabajando con los abogados por dentro y fuera de los gremios. Tenemos contactos también con otros secundarios. Ex alumnos del Joaquin V. González y otros institutos terciarios nos están ayudando y se solidarizan porque esto nos afecta a todos.

En CABA, recién ahora, a una semana, estamos contando con cierto apoyo de buena parte de la comunidad. Hay escuelas q no hay movimiento y hay escuelas como esta que se mueve porque nos importa lo que está pasando en consonancia con la realidad política y económica. También, estamos haciendo firmar un petitorio para que se visibilice esto y que no se continúe.

Esta resolución es una resultante de la política de ajuste. El FMI motiva a invertir en la seguridad y no en salud y educación.”

Voces de Estudiantes:

Jorge: yo tengo 16 años y estudio en el turno mañana, pero este año repetí 1er año y tuve que anotarme en el turno noche porque durante el día laburo en obras y changas. Con esta medida el año que viene no tendría lugar donde estudiar en esta escuela que me queda cerca de mi casa. Por eso estoy viniendo a todos los cortes que hay. Los profes también estuvieron tocando los timbres de los vecinos del barrio para contarles lo que está pasando con la escuela.

Alejandro: están atacando a los chicos que quieren seguir estudiando porque no pudieron estudiar antes o que no pueden estudiar durante el día. Con los profesores estamos haciendo carteles diciendo que cierran el colegio. Ellos quieren dar clase y nosotros queremos estudiar. Nos están apoyando a los alumnos de turno noche. El gobierno quiere cerrar a escuelas públicas y quiere privatizarlas por eso cierra las nocturnas.

"Natalia: Esto afecta a los docentes y los estudiantes. Los alumnos algunos no están pudiendo rendir porque la escuela está muy atravesada por esto. Los profes nos están apoyando a nosotros y nosotros a ellos. Estamos haciendo campaña por el no cierre. Nuestros profes cortaron la calle y todos los autos que pasaban tocaban bocina en apoyo. El gobierno es un fracaso para todos. El cierre de las escuelas es algo muy injusto.

Antonella: La mayoría de los alumnos que asisten a la noche es porque no tienen la posibilidad de ir al turno mañana o turno tarde. Algunas chicas son madres que no pudieron terminar los estudios. Muchos docentes son suplentes y no saben qué hacer frente a esta situación porque se van a quedar sin trabajo y no hay respuesta de parte del Ministerio Educación. Esto es un golpe más a la educación en general, después de la Unicaba. Apuntan a un sector que no tiene muchas herramientas para defenderse. Los comerciales no tienen mucha fuerza desde los centros de estudiantes, desde los sindicatos. Acá, en el Vieytes no tenemos un centro de estudiantes bien formado por la falta de información de los estudiantes. Muchos son repitentes que vienen desde otras escuelas, eso sumado a los límites que ponen los directivos, como aplicar sanciones y que no permiten armar un centro de estudiantes."





Comentarios

DEJAR COMENTARIO