Río Turbio: los mineros viajan a Buenos Aires para acampar frente al Congreso

Tiempo estimado 3:02 min


Una importante delegación de mineros de Río Turbio viajará a Buenos Aires para acampar frente al Congreso, durante la votación del presupuesto nacional y exigir que no se ajuste a todos los trabajadores del país. Además reclamarán que se reactive la Mega Usina de 240 Mw.

Jueves 27 de septiembre de 2018 | Edición del día

La situación de los trabajadores del carbón sigue siendo una incertidumbre para ellos y toda la comunidad de la cuenca carbonífera. El motivo es el magro presupuesto que se planificaría desde el gobierno nacional para el 2019, de unos 800 millones de pesos aproximadamente (una cuarta parte de lo que fue el presupuesto 2018), que no alcanzaría para reactivar a la empresa y podría causar nuevos despidos.

Desde que el macrista Omar Zeidán asumió a la intervención de YCRT sólo hubo vaciamiento, con casi 800 trabajadores desafectados, entre despidos y retiros voluntarios (forzados bajo presión de la intervención). Sumando además a la Mega Usina que estaba casi terminada y quedó completamente paralizada desde el año 2016.

El día lunes 24 hubo un principio de acuerdo, donde la intervención se comprometía a abonar los descuentos que aplicó a los trabajadores que habían realizado medidas de fuerza debido a que cobraban sus sueldos fuera de tiempo y en cuotas. Por otro lado no se aplicaría el Procedimiento Preventivo de Crisis hasta el año 2019, a condición de que los trabajadores produzcan 30 mil toneladas de carbón hasta diciembre, buscando nuevos mercados donde vender el carbón mineral.

Hay que recordar que durante los casi tres años de la intervención de Omar Zeidán hubo una sistemática campaña de desprestigio hacia los mineros, acusándolos de no trabajar y que YCRT es una empresa ociosa que sólo genera gastos inútiles al Estado. Muy similar al ataque que actualmente ocurre con los trabajadores del Astillero Río Santiago.
Fue bajo esa campaña que hubo más de 500 despidos a principios del 2018, con un intento de represión mediante la Gendarmería Nacional que fue rechazada por los mineros y toda la comunidad de Río Turbio, donde juntos salieron a la ruta a impedir que militaricen la mina de carbón. Luego de cuatro meses de acampes, movilizaciones a Río Gallegos y Buenos Aires, lograron reincorporar a 230 trabajadores.

Los mineros que viajan a Buenos Aires buscarán el apoyo de los demás sectores que están luchando contra el ajuste que se está aplicando en todo el país y conseguir así que se obtenga un presupuesto acorde a las necesidades que permitan reactivar definitivamente el complejo minero de Río Turbio y el establecimiento Ferroportuario de Punta Loyola.

Desde la cuenca carbonífera, el principal reclamo es para que no se privatice la empresa y pueda generar la suficiente energía capaz de alimentar a cuatro provincias de la Patagonia. Un reclamo histórico que desmiente a los informes realizados por los medios de prensa del gobierno nacional.





Temas relacionados

Mineros   /    Yacimiento Carbonífero Río Turbio   /    Río Turbio   /    Santa Cruz

Comentarios

DEJAR COMENTARIO