www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
17 de enero de 2017 Twitter Faceboock

PROCESO CONSTITUYENTE
Bases Ciudadanas: las demandas por la izquierda; el régimen por la derecha
Pablo Torres | Comité de redacción La Izquierda Diario / Partido de Trabajadores Revolucionarios
Néstor Vera | Comité de redacción La Izquierda Diario. Médico

Concluye la primera fase del proceso constituyente, entregando a la Presidenta las conclusiones de los cabildos ciudadanos. Se expresan demandas a izquierda que encuentran su límite en el parlamento corrupto, donde finalmente se decidirá una nueva Constitución.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Se-entregan-las-Bases-Ciudadanas-del-proceso-constituyente-un-decorativo-democratico

En la mañana del lunes la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, recibió las Bases Ciudadanas del proceso constituyente, el primer insumo para la redacción de la nueva Constitución del país.

El documento, entregado y redactado por el Consejo de Observadores Constituyentes, contiene las resoluciones de los cabildos ciudadanos organizados a nivel nacional, en los cuales participaron cerca de 200.000 personas. De esta forma se concluye la primera etapa “participativa” del proceso.

Desplazamiento a izquierda

En la síntesis construida a partir de las discusiones en encuentros locales, provinciales, regionales y el aporte individual por medio de la página web habilitada, concentra distintos aspecto de critica al régimen político. Dentro de sus principales conclusiones se encuentran:

  •   Justicia igual para todos y fin de la justifica militar.
  •   Educación pública, gratuita y de calidad.
  •   Democracia que incluya plebiscitos y referéndum vinculantes para mayor participación ciudadana.
  •   Respeto de los Derechos Humanos e incorporación a la educación.
  •   Salud pública, gratuita y oportuna.
  •   Formar un parlamento unicameral.
  •   Fin de la ley reservada del cobre para las FF.AA, sin previsión ni justicia especial.
  •   Reconocimiento y respeto de los pueblos originarios.
  •   Renacionalización de los recursos naturales.

    Conclusiones que expresan el cuestionamiento que amplios sectores de masas hacen al régimen político, como se ha evidenciado en la serie de movilizaciones de estudiantes, trabajadores, pobladores, mujeres y en diversas encuestas y estudios. Pero este cuestionamiento choca con las instituciones y mecanismos del régimen.

    El muro parlamentario

    Como se sabía de antemano, el proceso “participativo” no era vinculante. Según la hoja de ruta del gobierno, las bases ciudadanas del proceso constituyente serán tomadas por la Presidenta, quien redactara un propuesta de nueva Constitución para ser enviada al parlamento, donde se decidirá finalmente la nueva Carta Magna.

    De esta forma los cuestionamientos se ven limitados por los mecanismos e instituciones del régimen, las demandas chocan con el muro parlamentario. Esto fue uno de los puntos centrales de las críticas por izquierda al llamado proceso constituyente, por considerarlo antidemocrático. Finalmente son los políticos del régimen, los mismos financiados por SQM, PENTA y CORPESCA, quienes deciden, desde acá cualquier cambio profundo al régimen legado por la dictadura queda imposibilitado.

    ¿Maquillaje o cambio?

    El optimismo del gobierno y los dichos de Bachelet sobre la importe participación en la creación de la primera Constitución post-dictadura, contrasta con la realidad. Es que en las distintas instancias levantadas por el gobierno se caracterizaron por el bajo de nivel de asistencia (incluso el proceso de cabildos provinciales fue opacado por la gran marcha familia de No+AFP), donde los sectores que más impugnaron al régimen no se expresaron cabalmente.

    Del mismo modo su organización antidemocrática, donde todo termina siendo definido por el parlamento, afirma que la fase “participativa” no es más que un decorativo democrático. Y no podía ser de otra forma, detrás de esta reforma existe la intención de contener el creciente descontento hacia régimen, buscando maquillar los aspectos más groseros para debilitar la impugnación desde la calle y relegitimar el régimen. Pero este intento se sostiene sobre débiles bases.

    Las demandas de los trabajadores y el pueblo no encontraran eco en este proceso, estas solo encontraran fuerza en su movilización y organización. En este sentido la Asamblea Constituyente puede transformarse en la herramienta que necesita el conjunto de los explotados y oprimidos para amplificar esta lucha y desafiar los límites que imponen los políticos capitalistas. Una herramienta que con una perspectiva socialista, permita avanzar hacia un gobierno de trabajadores y trabajadoras.

  •  
    Izquierda Diario
    Seguinos en las redes
    / izquierdadiario
    @izquierdadiario
    Suscribite por Whatsapp
    /(011) 2340 9864
    contacto@laizquierdadiario.com
    www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá