www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
9 de septiembre de 2020 Twitter Faceboock

VIVIENDA
Emergencia habitacional: acceso a la tierra y a la vivienda en Jujuy
Natalia López | Docente universitaria | FHYCS UNJu

En Pateando el Tablero abordamos esta problemática estructural analizando datos en cuanto déficit habitacional y hacinamiento en la provincia.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Emergencia-habitacional-acceso-a-la-tierra-y-a-la-vivienda-en-Jujuy

En la madrugada del día lunes, aproximadamente a las cinco de la mañana entre 60 y 80 familias, jóvenes, sobre todo mujeres, madres con niños, se asentaron en terrenos fiscales del barrio Alto Comedero en el sector de las 150 hectáreas. Alrededor de las nueve de la mañana llego la policía que empezó a desalojar el lugar y los reprimió brutalmente, las golpearon, dispararon y detuvieron a treinta personas entre ellxs siete mujeres.

En el día de ayer familiares se concentraron frente a la casa de gobierno donde exigieron que se libere a las y los detenidos distribuidos en diferentes comisarias, hasta horas de la noche todavía quedaban seis personas detenidas, a varixs de ellxs les iniciaron causas contravencionales y multas altísimas que llegarían hasta $340 mil.

En este contexto de crisis sanitaria y económica estalla un problema profundo y estructural que es el déficit habitacional. Humberto García titular de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Vivienda del Ministerio de Infraestructura, expresó recientemente que “Al promover el delito, estas personas gestionan lo contrario a ser solidarios en un momento en que necesitamos serlo sobre todo con la tarea de los trabajadores de Seguridad y Salud especialmente, y también vulneran la responsabilidad social en un contexto de pandemia que nos golpea a todos”.

¿Pero cuál es realmente el problema, son las tomas de tierra? ¿Los más golpeados por la crisis, hoy señalados como delincuentes y usurpadores? O ¿La falta de inversión en planes de vivienda, la concentración de grandes porciones de tierra y la especulación del negocio inmobiliario, la suba de los alquileres que consume gran parte y hasta la totalidad de un salario mínimo vital y móvil?

Según datos del último censo (2010) en Jujuy hay 154.911 viviendas y 174.630 hogares, entendidos estos como personas que conviven o grupos familiares, la diferencia entre el numero de viviendas y el numero de hogares en Jujuy da un numero de 32.513 como déficit habitacional.

Teniendo en cuenta otros datos del censo en cuanto a hacinamiento, vemos que los números son alarmantes con respecto a los de nivel nacional. El INDEC define hacinamiento cuando más de tres personas comparten un mismo cuarto, en este caso la provincia registra un 6,7% de los hogares condición de hacinamiento, muy por encima del promedio nacional del 4,4%. Las regiones con valores más elevados son los Valles 8,9% y las Yungas 8,2%, algo un tanto contradictorio si tenemos en cuenta que estas dos regiones concentran la actividad agroindustrial como la producción del tabaco que en gran parte se exporta y la producción azucarera en los Ingenios.

En cuanto a condiciones de vida inapropiadas (casilla, pieza en inquilinato en hotel familiar, pensión; vivienda móvil, etc.) la provincia tiene 4,2% de hogares en condiciones inapropiadas, mientras que nación tiene 3,1%. Valles más del 6%, la zona de Yungas 4,2% y Capital 3,8%.

Con respecto a condiciones sanitarias se considera como elemental tener un retrete en la vivienda en Jujuy el promedio es 5,3% , mientras que el promedio país es de 2,6%. La Puna es el lugar más vulnerable con el 17% de hogares sin retrete. La Quebrada, declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, un epicentro del turismo mundial que mueve millones de dólares, es la región en peor situación con respecto al acceso a cloacas, solo el 29,3% cuando el total provincial es del 65%.

Cuando hablamos de desfinancieamiento y de la inexistencia de planes de vivienda, infraestructura urbana y obras publicas que se acerquen si quiera a poder satisfacer la demanda, nos referimos a que Gerardo Morales en su gestión tiene el promedio mas bajo de construcción de viviendas en los últimos doce años. Aunque su objetivo era construir 4200 viviendas por año y era algo que prometía durante su campaña, solo quedo en lo que es, promesas de campaña. Inmediatamente de haber asumido bajo las expectativas afirmando que Jujuy no contaba con la capacidad operativa para esos planes de construcción, pero siguió prometiendo 3200 viviendas para ese 2016.

Cuatro años después el presidente del Instituto de Viviendas y Urbanismo de Jujuy, indicó en conferencia de prensa que Gerardo Morales logró construir 3.069 casas en sus primeros cuatro años de gestión, cifra que le da un promedio anual de 767 casas en doce meses, muy por debajo de los objetivos planteados e incluso comparado con años anteriores.

Para mejorar los indicadores se sumaron 6 mil lotes a los que la Secretaría de Ordenamiento Territorial asegura haber dotado de infraestructura y 800 mejoramientos habitacionales, que el gobierno cuenta como vivienda pero en realidad son espacios similares a una habitación con un baño.

Cuando hablamos de desfinanciamiento nos referimos por ejemplo a que en el presupuesto 2020 los rubros que más retrocedieron respecto de la inflación comparado con 2019 son las viviendas sociales (-92%), vivienda y desarrollo urbano (-81%). Es decir que la emergencia habitacional y el acceso a la tierra como problema estructural esta muy lejos de ser una prioridad tanto como para el gobierno de Morales, como para el PJ Jujeño que vota en connivencia.

Fue el mismo gobierno que en 2017 reconoció el déficit habitacional dando a conocer que unas 40.000 mil familias en la provincia están anotadas en el Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy a la espera de una vivienda y en muchos casos esa espera supera los 15 años.

Cuando mencionamos la concentración de grandes porciones de tierra nos referimos por ejemplo a las 160 mil hectáreas de la Empresa Ledesma en Libertador General San Martín, que recordemos en 2011 en una desesperada toma de tierras y luego de una brutal represión que se cobro la vida de 3 personas, la Legislatura Jujeña tuvo que expropiarle 40 hectáreas a Blaquier, si 40.

A principios de este año cerca de 500 familias se asentaron en esos terrenos fiscales baldíos en las cercanías del barrio “El Triángulo”, a lo cual los diputados del PTS exigieron en la Legislatura y se presentaron proyectos para declarar de utilidad publica a estas tierras y cederlas a las familias.

Con respeto al desarrollo y la especulación inmobiliaria a fines del año 2018, se aprobó en la Legislatura la Ley de Ordenamiento Territorial. En la sesión estuvieron presentes integrantes de la cámara empresarial inmobiliaria y martilleros de Jujuy que festejaron una ley hecha a medida del negocio y la especulación inmobiliaria.

La ley prevé más recursos, reglamentación y procedimientos respecto al fraccionamiento y posterior loteo y venta de la tierra para la construcción de viviendas y edificación, como también mecanismos que agilicen la construcción y provisión de servicios a barrios privados y countries. Todo lo necesario para quienes hacen de la necesidad un negocio en la provincia o quienes especulan con los altos valores de la tierra para negocios y emprendimientos turísticos en la Quebrada de Humahuaca o en zonas de valles como la de los Perilagos.

Te puede interesar: Ley de Ordenamiento Territorial: a medida del negocio inmobiliario en Jujuy

Dentro de los objetivos de la Ley de Ordenamiento Territorial expresa “Mejorar el nivel y calidad de vida de la población con la creación de las condiciones físico-espaciales que posibiliten satisfacer al menor costo económico, social y ambiental los requerimientos y necesidades de la comunidad en materia de vivienda, industria, comercio, recreación, infraestructura, equipamiento, servicios esenciales y calidad del medio ambiente”.

Nada de lo plateado entre los objetivos de esta ley se puede pensar como un beneficio para las familias trabajadoras, pasado unos años solo vemos en los hechos que aumenta la creación de barrios privados, departamentos y torres modernas en zonas residenciales de imposible acceso para las grandes mayorías.

“Vivo con mi madre, somos 4 familias en una sola casa, quiero estar bien con mis hijos, tener un lugar donde estar, tengo dos hijos”, “Quiero tener una vivienda digna para mi hija, con mi hermana compartimos una pieza ella también tiene su bebe”.

Esto expresaban las madres que estuvieron en la toma del Alto Comedero
ellas y sus familias no son el problema, tampoco son delincuentes. El problema de la vivienda como decía Engels “Es un producto necesario del régimen social burgués; que no podría existir sin penuria de la vivienda una sociedad en la cual la gran masa trabajadora no puede contar más que con un salario y, por tanto, exclusivamente con la suma de medios indispensables para su existencia”.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
[email protected]
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá