www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
25 de julio de 2020 Twitter Faceboock

LEGISLATURA PORTEÑA
Ley Larreta de apps: ¿por qué se abstuvo el Frente de Todos?
Ariel García | Trabajador de Glovo

Tras haberse pronunciado en contra del proyecto de ley presentado por Juntos por el Cambio en la Legislatura porteña, el Frente de Todos se abstuvo en general. El bloque del Frente de Izquierda encabezado por Myriam Bregman acompañó el pedido de las calles rechazando la ley.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Ley-Larreta-de-Apps-Por-que-se-abstuvo-el-Frente-de-Todos-en-la-Legislatura

«No podemos acompañar una #LeyDeApps que no escucha los reclamos de lxs trabajadorxs de plataformas de delivery» había publicado en su cuenta de Twitter la joven legisladora Lucía Cámpora del Frente de Todos. Las y los trabajadores habían dejado en claro que la Ley presentada por el larretismo buscaba avalar el modelo de precarización y fraude laboral que reclaman las empresas como Rappi, Glovo, Pedidos Ya y Uber Eats.

La ley que se aprobó avala el modelo de trabajo de estas empresas que imponen cortos tiempos de entrega y que pagan entre 45 y 70 pesos por pedido, una miseria mientras ganan millones. Impone a las y los repartidores la responsabilidad y los costos de los materiales de seguridad; y desliga a las empresas de toda responsabilidad ante cualquier accidente laboral o inconveniente, además de dar vía libre a que las estas sigan despidiendo por mail. El Gobierno de Larreta con esta ley avala el fraude laboral y la precarización.

El rechazo entre los trabajadores era unánime. La ubicación del sindicato Asimm y sus patotas que golpearon compañeros, está al servicio de que no se desarrolle ninguna vanguardia de organización y lucha, se oponían de palabra al proyecto aunque tampoco prepararon ninguna lucha seria para tirarlo abajo y enfrentar a Larreta y sus amigos CEO´s. Como hicieron los jóvenes residente y concurrentes de salud el año pasado, haciendo retroceder a Larreta y su ley de flexibilización en salud. Asimm, una conducción sindical alineada con el Frente de Todos a nivel nacional y de la Ciudad, que ahora dice que hay que confiar en Alberto Fernández, cuando en el Congreso aún no se abrió ninguna discusión. Entonces nos preguntamos ¿a qué juega el Frente de Todos? Dice que se opone, luego se abstiene y le deja vía libre a Larreta y a las empresas para que avancen.

Llama la atención de quienes en pos de representar los derechos de la juventud trabajadora, se les pueda siquiera ocurrir abstenerse ante semejante injusticia, semejante fraude laboral que ellos mismos denunciaron, pero a la hora de que las papas queman, prefieren abstenerse.

Del otro lado de la valla, trabajadores de la Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto se movilizaban bajo un inestable clima. No era la primera vez que lo hacían. Contando tres paros internacionales y diferentes acciones hacia la Legislatura habían dejado en claro que esta ley favorecía solo a las empresas, y que el modelo de trabajo que buscaba avalar fue el causal de la muerte de 7 trabajadores en lo que va de la cuarentena, por quienes se vienen movilizando y exigiendo justicia. Junto a repartidores de La Red de Trabajadorxs Precarixs, parte de la Asamblea Nacional, se movilizaron trabajadoras de call-center, trabajadoras domésticas y de comidas rápidas que están en lucha.

Te puede interesar: Repudio a la ley de precarización para los trabajadores de apps, y patota de ASIMM

El día de la votación el bloque del Frente de Todos, en el que se encuentra el asesor presidencial Leandro Santoro, se abstuvo de la ley en general y votó a favor de algunos artículos. ¿En contra? Nada.

Los legisladores del Frente de Izquierda-Unidad (luego de una contundente intervención de Myriam Bregman, y la legisladora de AyL) fueron los únicos que votaron negativamente, rechazando la ley que legitima la precarización que sufren miles, como pedían las y los trabajadores que manifestaban en la puerta de la Legislatura.

La polémica siguió y las legisladoras y legisladores peronistas no han emitido una explicación al respecto, ¿por qué no rechazar una ley que es un ataque directo a los trabajadores? Tampoco se han pronunciado por el ataque de una patota de Asimm a los trabajadores a metros del recinto.

Más allá de que el voto del Frente de Todos no era decisivo para que Larreta avance con su ley (acordada junto con los legisladores de la UCR y de Lousteau, que ya tenían los votos para ser aprobada) el voto en contra de esta ley era un fuerte respaldo a la lucha de los trabajadores de reparto por sus condiciones laborales en medio de la pandemia.

La abstención, es un mensaje político a las patronales para que puedan avanzar sobre los derechos de les pibes sin ningún problema de aquellos que se dicen oposición. Esto ya lo vimos, cuando el Frente de Todos votó endeudar a la Ciudad a pedido de Larreta, lo opuesto a «desendeudar» el país y lo contrario a un impuesto a las grandes fortunas.

Esta señal fortalece a las empresas para impedir que a nivel nacional se conquiste un convenio colectivo de los repartidores de las Apps, un golpe al reclamo de miles de pibas y pibes que dan su vida pedaleando en las calles en beneficio de estos monopolios. A pesar de esto, el apoyo del Frente de Izquierda-Unidad en la Legislatura y la organización en desarrollo de las y los trabajadores es un punto de apoyo para seguir esta pelea que recién empieza.

El debate sobre la votación también fue tratado en el día de ayer, viernes, en el portal del diario Página/12 por la periodista Roxana Sandá quien escribió: «Se estima que existen unxs 160.000 trabajadorxs de plataformas digitales en todo el país: cerca de 60.000 son de reparto. La legisladora Myriam Bregman, del Frente de Izquierda -único bloque junto con AyL que votaron en contra del proyecto-, sostiene que mientras tribunales de todo el mundo establecen una relación de dependencia entre las plataformas y lxs trabajadorxs, en la Argentina los grandes empresarios intentan imponer una reforma laboral de hecho, y parte de ese objetivo es ir a una ’uberización’ de la economía, reforzando las cadenas de desigualdad. Quieren cortar la responsabilidad de las empresas con sus dependientes mediante el uso de plataformas, algo que hoy es ilegal porque lo prohíbe la Ley de Contrato de Trabajo, aunque no la hagan cumplir. El ’capitalismo de plataformas’ es austero porque con sólo invertir en software ganan millones. Esta ley favorece a las empresas que se están llenando de dinero con la pandemia, pero quienes apuestan a ese negocio saben que el gran límite a su rentabilidad es la organización de lxs trabajadores».

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
[email protected]
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá