www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
20 de agosto de 2019 Twitter Faceboock

VIOLENCIA POLICIAL
La marca de la gorra: cada 21 horas el Estado asesina a una persona

Este lunes en el barrio porteño de San Cristóbal, un policía de la Ciudad mató a un hombre de una patada. Desde el gobierno de Raúl Alfonsín hasta hoy, el “gatillo fácil” de las fuerzas represivas, es una política para disciplinar a los sectores más vulnerables.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/La-marca-de-la-gorra-cada-21-horas-el-Estado-asesina-a-una-persona

Lo que ocurrió este lunes, no es un caso más. No es una estadística, es otra vida que termina a manos de la violencia estatal. Las víctimas son los sectores más empobrecidos de la sociedad.

Desde el gobierno de Raúl Alfonsín, hasta hoy, nos desgarran las noticias sobre las personas asesinados por las fuerzas represivas. Desde entonces, también se repite la impunidad con la que gozan los uniformados para seguir con esta práctica criminal. Solo la lucha de familiares y amigos, logra, con mucha dificultad, llevarlos a los gatilladores fáciles a prisión.

Bajo el gobierno de Mauricio Macri esta práctica fue legalizada. Se la conoce como “Doctrina Chocobar”, porque desde el Ministerio de Seguridad conducido por Patricia Bullrich, emitieron una resolución ministerial, el pasado 27 de noviembre, reglamentó el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales y las dispare, entre otras circunstancias, contra una persona que huye.

No obstante, los Gobiernos que precedieron a Cambiemos, que no llegaron al punto de reglamentar esta práctica, dejaron que las fuerzas represivas del Estado disparen toda su violencia contra los sectores más vulnerables. Incluso ponen a disposición de los uniformados toda una serie de mecanismos institucionales para encubrir el crimen, implantar pruebas para incriminar a las víctimas.

Los nombres que se convirtieron en símbolos de la represión

Bajo el Gobierno de Alfonsín ocurrió la Masacre de Budge. El asesinato a mano de suboficiales de la Policía Bonaerense de tres jóvenes en la localidad de Ingeniero Budge, ocurrió el 8 de mayo de 1987. La masacre provocó el primer caso de movilización barrial, convirtiéndose en un símbolo de lucha contra el gatillo fácil. Logrando la condena de los tres policías.

Walter Bulacio, tenía 17 años cuando fue asesinado bajo el gobierno de Carlos Menem. El 19 de abril de 1993 fue al recital de la banda de rock Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en el Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires. Una razzia policial, a cargo del comisario Miguel Ángel Espósito de la seccional 35, se lo lleva detenido. A la mañana siguiente lo trasladaron de la comisaría al Hospital Pirovano. Le fue diagnosticado traumatismo de cráneo, antes de morir le dijo al médico que lo atendió, haber sido golpeado por la policía. La autopsia encontró huellas inequívocas de golpes con objetos contundentes en miembros, torso, cabeza y extremidades.

El 26 de junio de 2002 Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, fueron asesinado. Fue durante la masacre de Avellaneda. Ambos pertenecían al Movimiento de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón. Ese día en coordinación con otras organizaciones, reclamaban mejoras en las condiciones de subsidios para las fábricas ocupadas, insumos para centros de salud y escuelas, desprocesamientos de luchadores sociales.

La represión fue ordenada desde el poder político. Eduardo Duhalde era presidente de la Nación y Felipe Solá gobernador de Buenos Aires. Hasta hoy los responsables políticos siguen impunes.

Luciano Arruga fue otro adolescente que perdió la vida por la persecución policial. Fueron años sin saber qué había ocurrido con él. Estuvo desaparecido desde el 31 de enero de 2009, tras haber sido hostigado por la Policía Bonaerense de Lomas del Mirador para que robaran para la comisaría. El 17 de octubre de 2014, apareció su cuerpo enterrado como NN en el Cementerio de la Chacarita, donde fue enviado desde el hospital Santojanni, al que había sido ingresado por ser atropellado por un auto cuando escapaba de la Policía.

Durante más de cinco años se multiplicaron las marchas y los festivales que reclamaban la aparición de Luciano Arruga, mientras tanto el gobernador Daniel Scioli hizo oídos sordos a este reclamo.

Durante los gobiernos kirchneristas, la represión a la juventud y a los luchadores no cesaron. Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero, fue asesinado en 2010 por bandas de la burocracia sindical por defender a los trabajadores tercerizados del ferrocarril. Para esto contaron a favor de una zona liberada por la Policía.

Durante los 12 años de gobierno kirchnerista, cada 30 horas moría una persona a manos de las fuerzas represivas.

Desde que asumió Cambiemos, con Patricia Bullrich como ministra de la cartera de Seguridad, estas cifras escalofriantes que se conocían durante el gobierno anterior, se incrementaron. En 2018 la Correpi señaló en su informe anual, que el promedio de muertes bajo el actual gobierno es de un caso cada 21 horas.

Cambiemos logró récords represivos realmente alarmantes. La desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, el crimen de Rafael Nahuel tal vez sean los nombres más emblemáticos que recordarán la violencia criminal de este gobierno. También estos nombres son emblemas de la lucha contra la impunidad.

La brutal masacre policial de San Miguel del Monte, en mayo de este año, será otro horrible recuerdo de este gobierno. Terminó con las vida de cuatro niños. Danilo Sansone (13), Camila López (13), Gonzalo Domínguez (14) y Aníbal Suárez (22) y dejó al borde de la muerte a Rocío Quaquliarello (14). Una vez más, las familias se movilizaron por las calles del pueblo en busca de justicia.

Estos son solo algunos de los nombres más emblemáticos que muestra la violencia estatal de todos los gobiernos desde 1983 hasta hoy. En todos estos años, son los familiares de víctimas de la represión, del gatillo fácil, de la tortura y de la desaparición forzada a manos de las instituciones del Estado, junto a organismos de derechos humanos y amplios sectores de la sociedad que han logrado que muchos de estos casos no queden impunes, aunque son pocas veces las que se consigue la justicia que reclaman.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá