www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
8 de julio de 2019 Twitter Faceboock

ELECCIONES 2019
Alberto Fernández abre el paraguas: “Vamos a tardar en bajar la inflación”
Mirta Pacheco | @mirtapacheco1

Imagen: Telam

La campaña del Frente de Todos tuvo su paso por Mar del Plata, donde Alberto Fernández hizo un planteo como abriendo el paraguas. Volvió a pedir “ayuda y un esfuerzo” a la población, que siempre paga los costos de las crisis.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Alberto-Fernandez-abre-el-paraguas-vamos-a-tardar-en-bajar-la-inflacion

En plena campaña Alberto Fernández viajó a Mar del Plata con Axel Kicillof. Fueron a apoyar a la precandidata a intendenta del PJ-kirchnerismo Fernanda Raverta.

Por la tarde todo el kirchnerismo realizó un acto junto a Verónica Magario, actual intendenta de La Matanza, el “Cuervo” Larroque, dirigente de La Cámpora y varios representantes de ese espacio.

Para ampliar la base electoral por fuera de los convencidos kirchneristas, es necesario que el que se muestre sea el candidato con fama de moderado, el que puede cerrar acuerdos con la enorme mayoría de los dirigentes peronistas, muchos de los cuales hasta ayer eran unos “traidores”.

Ahí está Sergio Massa para atestiguarlo y también Juan Schiaretti, con quien Alberto Fernández viene teniendo conversaciones para sumarlo al Frente de Todos, cuestión que está por verse si logrará.

Sí, al gobernador peronista aliado de Macri. Tragar sapos ya viene siendo una costumbre en el kirchnerismo, como cuando la misma Cristina ordenó en Córdoba que había que bajar su lista para favorecer a Schiaretti.

Te puede interesar: El kirchnerismo cordobés se baja de las elecciones y favorece a Schiaretti, el mejor aliado de Macri

Alberto Fernández, en el acto que se realizó en el Club de Talleres, habló de esa necesidad que tienen de “unir al peronismo” -que no es otra cosa que la unidad con los gobernadores que también aplican el ajuste en sus provincias y con los que Macri contó estos años para garantizarse gobernabilidad-.

Pero también en su recorrida de campaña por la ciudad balnearia, habló de qué pasaría en un virtual próximo gobierno peronista, con respecto a la inflación: “vamos a demorar un tiempo” (NR: para bajarla). Como dirían los abogados, a confesión de partes, relevo de pruebas.

Porque lo que encierra esa afirmación es que, si ganan las elecciones, seguirá lo que viene poniendo en jaque al pueblo trabajador: que los precios aumentan y los salarios jamás los alcanzan (ni hablar de quienes están despedidos o no encuentran trabajo).

Eso sí, las ganancias de las patronales no se tocan. Los formadores de precios de alimentos, por ejemplo, con esa frase de Fernández seguramente estuvieron muy conformes.

Porque no es verdad que en las crisis todos perdemos. Los que más pierden son las grandes mayorías populares. La degradación de las condiciones de vida de un sector importante de la población, está ahí para atestiguarlo.

Te puede interesar: Imposible tomar leche: el precio se duplicó en un año y el consumo tuvo una caída histórica

Ya desde su designación como precandidato a presidente, Alberto Fernández viene planteándole a quienes ya no soportan más este gobierno macrista que, de todos modos, todo va a costar mucho, que todos tenemos que hacer un esfuerzo y ahora que la inflación va a tardar en bajar. Operativo "bajen las expectativas".

Porque la deuda externa la van a seguir pagando, más allá del intento de negociar una reestructuración, porque el próximo gobierno tendrá que pagar cada año U$S 41.513 millones. “Poner plata en el bolsillo de la gente”, como también dice Fernández, es como mínimo utópico, si se piensa seguir pagando una deuda que el pueblo trabajador no contrajo y de la cual no vio ni un peso.

Pero también es utópico si sigue habiendo fuga de capitales, como sucede ahora, y como sucedía en el anterior gobierno.

También podes ver: [Video] Un año de FMI en Argentina: por este camino nos hundimos hasta el Fondo

Por eso la cuestión es invertir las prioridades, no “cambiarlas” como dice el nuevo spot de campaña de Axel Kicillof, que dice que tiene que haber “menos deuda y más producción”.

Si todos los candidatos de los partidos tradicionales están de acuerdo en que hay que pagar esa deuda al FMI, “ilegal e ilegítima, su manera de lograr “menos deuda”, ¿será pagando religiosamente? y "más producción”, ¿significará más salarios, menos trabajo precario y no registrado? De eso no hablan.

Invertir las prioridades es luchar por imponer un programa que responda a las necesidades de las grandes mayorías, como viene insistiendo el Frente de Izquierda Unidad.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá