www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
4 de julio de 2019 Twitter Faceboock

JUVENTUD PRECARIZADA
Trabaja en Burger King y cobra en un día menos de lo que cuesta un combo
Javier Nuet

Este miércoles se realizó una nueva edición del "Stacker Day". Burger King rebajó el costo de su combo Stacker al 50 %, mientras precariza a miles de trabajadores en todo el país

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Trabaja-en-Burger-King-y-cobra-en-un-dia-menos-de-lo-que-cuesta-un-combo

Una vez al año, Burger King realiza el “Stacker Day”. En estos días especiales, el combo en cuestión se vende a mitad de precio, y parte de las ganancias son donadas a distintas causas. Este año en particular serán donadas a “Suena Eh!”, un sello discográfico que nació en el corazón de Villa la cava.

Las publicidades que estuvieron circulando muestran a artistas del sello rapeando, invitando a comprar hamburguesas más grandes para colaborar con la campaña: “¿Querés ayudar? Aumentá el volúmen del Stacker”. Además, convocaron al local ubicado en Fondo de la Legua, Martinez, donde iban a estar varios de estos artistas haciendo un show para acompañar el evento.

Pero, ¿cuál es la realidad detrás de estos espasmos de solidaridad que tienen los dueños de la cadena internacional de hamburguesas una vez al año?

La odisea de trabajar en Burger King

El rey de las hamburguesas paga en Argentina $ 126 por cada hora trabajada, a lo que hay que descontarle aportes jubilatorios y para el Sindicato de Pasteleros. La Izquierda Diario accedió al recibo de sueldo de una trabajadora de la empresa en la zona norte de la Provincia de Buenos Aires, Belén (por razones obvias evitamos dar su nombre real), que en la primera quincena de junio cobró $ 4.000. Habiendo trabajado 40 horas en ese período, cobró $ 267 por día. Es decir, $ 3 menos que lo que sale el combo Stacker básico. Ojo, si hacía la fila este miércoles, agregando tres monedas a su salario del día se llevaba doble combo.

Te puede interesar Expo Empleo Joven: “Si el sueldo alcanza o no, es un tema subjetivo”

Además, no pudo hacer más horas porque la habían sancionado. Le dieron cuatro días de suspensión sin goce de sueldo porque se había ausentado sin avisar con suficiente tiempo de anticipación (exigen seis horas como mínimo).

Belén también nos comenta que, como ella, muchos tienen que recurrir a un segundo laburo porque con Burger King no alcanza. Por eso, trabaja como animadora de fiestas infantiles después de su jornada en la hamburguesería.

En un día ordinario de trabajo, Belén entra a las 8 de la mañana. Por lo general, trabaja 5 horas. Pero como el miércoles era un día especial y “solidario”, le asignaron un horario extendido, de 9 a 17.

“Lo peor fue cuando empezó el Stacker Day, al mediodía. Nos sacaron una foto a todos, hicieron una cuenta regresiva y hasta tiraron bombas de cotillón. Generaban un clima de fiesta mientras nos hacían correr de un lado para el otro”, contestó cuando le preguntamos cómo fue la experiencia de este día "solidario".

Embroncada, nos comentaba: “Me obligaron a quedarme arriba limpiando las mesas de 60 personas todo el día, cambiando los tachos, limpiando pisos y baños. En un momento me crucé con un gerente que me preguntó si no sonreía porque estaba triste. Yo no iba a sonreir. Tenía hambre. Pedí que me dieran mi “break” y me contestaron que había mucha gente, que tenía que esperar. Recién a las 16.40 me mandaron a comer, 20 minutos antes de fichar para irme”.

Los números de la solidaridad empresarial

Restaurant Brands International Inc., el grupo que es dueño de la marca, ganó entre enero y marzo de este año 246 millones de dólares según la agencia de noticias EFE. La facturación total fue de 1.266 millones dólares, lo que supone un incremento del 0,95 % interanual, y que proviene de un alza en los ingresos de franquicias y propiedad de Burger King, que ingresó 411 millones de dólares en total.

Con esas millonarias ganancias y precarizando a miles de pibes y pibas en todo el mundo, ser solidario y encima solo una vez al año no parece ser una tarea mesiánica.

Mientras tanto, según el Indec los datos de desempleo en nuestro país muestran que el 23,1 % de las mujeres menores de 29 años están desocupadas, y que lo mismo pasa con el 18,5 % de los varones de la misma edad. La juventud es la que más sufre la precarización, con un 50 % más de probabilidades de tener accidentes laborales que la clase trabajadora adulta y un empleo no registrado que se clavó cerca del 60 % desde 2006.

Esta irracionalidad, donde unos pocos ganan millones y la gran mayoría de la población deja todos los días el cuerpo y la salud en trabajos precarios o está desempleada, podría cambiar si se repartieran las horas de trabajo entre ocupados y desocupados, con sueldos que como mínimo cubran la canasta básica.

Esto es lo que tienen para ofrecerle los empresarios, con el aval de los Gobiernos, a la juventud mientras se pintan de solidarios. Primero sus ganancias, segundo sus ganancias, tercero sus ganancias y capaz después la calidad de vida de los laburantes, sobre todo si son pibes o pibas.

Por eso, hay que dar vuelta las prioridades. Primero nuestras vidas.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá