www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
19 de marzo de 2019 Twitter Faceboock

MONITOR DEL CLIMA SOCIAL
Crisis: la mitad de la gente come menos y tiene miedo a perder el empleo
Mónica Arancibia | @monidi12

Un informe reveló que el 48 % cree probable perder su trabajo en el corto plazo y tres de cada diez entrevistados dijo que pasó hambre en el último año. Es necesario un programa para enfrentar la crisis.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Crisis-la-mitad-de-la-gente-come-menos-y-tiene-miedo-a-perder-el-empleo

La crisis llegó hace rato y cada vez más familias sufren a diario un deterioro de sus condiciones de vida. El Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) publicó que un 52 % de los encuestados disminuyó la porción de las comidas, un 32 % pasó hambre en el último año, y un 48 % cree probable perder su trabajo.

La revista Forbes publicó que Argentina está a un paso del colapso. Así, describió una situación económica inestable donde para este año se espera una nueva caída de la actividad económica y una inflación mayor al 30 %. En este camino, y de la mano del acuerdo con el FMI la situación empeorará para el pueblo trabajador porque el colapso no es para todos.

Ni Cambiemos ni la oposición patronal, incluido el kirchnerismo pueden ofrecer un camino alternativo a la crisis.

Te puede interesar: La nueva promesa K: abandonar el ajuste sin romper con el FMI

Contra un nuevo saqueo en curso, se impone para la clase trabajadora luchar por un programa para que la crisis la paguen los capitalistas, empezando por el no pago de la deuda, romper con el FMI, el monopolio estatal del comercio exterior, entre otras medidas.

La odisea de llegar a fin de mes

El Noveno Monitor del Clima Social publicado por el CEM analiza la inseguridad laboral, alimentaria y económica. El informe señaló que “las variables económica, laboral y alimenticia siguen cayendo. No hay signos de recuperación social” y alertó que “la economía alcanzó los peores indicadores históricos” del estudio.

Es un relevamiento basado en 1.523 realizadas en el AMBA (Ciudad de Buenos Aires, Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López).

Sobre la inseguridad laboral mostró que el 48 % cree probable perder su trabajo en el corto plazo, y en el conurbano la situación es peor y aumenta al 66 % de los encuestados.

En tanto, el 45 de los encuestados afirmó que alguien de su hogar perdió el trabajo en el último año. La mitad respondió que su situación laboral actual es peor que hace un año. Este jueves el Indec publicará los datos de desocupación que seguramente habrán aumentado.

El poder adquisitivo de los salarios cayó en diciembre un 10 % con respecto al mismo mes de 2017, según estimaciones de La Izquierda Diario. Por este motivo, llegar a fin de mes es una odisea. En el relevamiento el 65 % declaró que el salario no le alcanza; y en el conurbado dos de cada tres.

En octubre de 2017 48 de cada 100 no llegaba a fin de mes mientras que en la actualidad llega a 65 de cada 100.

Los datos de inseguridad alimentaria son alarmantes. Más de la mitad de los consultados redujeron la porción de las comidas por falta de dinero en el último año. Los precios de los alimentos fueron de los que más aumentaron en 2018. La inflación del año pasado fue del 47,6 %, mientras que el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas trepó un 51,2 %.

Tres de cada diez encuestados sostuvo que tuvo hambre en el último año por falta de dinero, y en el segundo cordón Sur, 46 de cada cien. Además, siete de cada diez restringieron la cantidad de productos que compran.

Un programa para enfrentar la crisis

El acuerdo con el FMI implicará que las condiciones de ajustes seguirán por varios años. En Argentina ya se conoce como terminaron los “rescates” del organismo con nuevas renegociaciones y más condicionamientos, el estallido del 2001 está aún en la memoria. Para evitar un nuevo saqueo es necesario un programa para enfrentar el ajuste.

Empresas como Fate, Coca Cola aprovechan la crisis para despedir y flexibilizar las condiciones laborales. Ante los procedimientos preventivos de crisis es necesaria la apertura de los libros de contabilidad, donde los trabajadores junto a estudiantes y profesionales auditen las cuentas para desenmascarar las mentiras patronales.

La deuda es una gran hipoteca. Según datos del Ministerio de Hacienda, los compromisos de la deuda pública (capital más intereses) de este año serán mayores a 2018. Hay que dejar de pagar la deuda a los especuladores y romper con el FMI.

Te puede interesar: Al borde de la cornisa

La deuda implica una merma de dólares, así como también las remesas de ganancias de empresas de capital imperialista y las maniobras realizadas con el comercio exterior. Sólo unas pocas empresas concentran entre la mitad y dos tercios de las exportaciones del país, entre las que se encuentran Cargill, Bunge, AGD, Molinos Río de La Plata, entre otras.

Por esto, además del no pago, es indispensable el monopolio estatal del comercio exterior, la expropiación de los grandes terratenientes, impuestos a las grandes fortunas, nacionalizar la banca, y formar una banca estatal única. La salida es por izquierda.

Te puede interesar: De 2001 a hoy: ¿cómo hacemos para que la historia no se repita?

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá