Política

IDEAS DE IZQUIERDA

Y un día… fue Evo el que perdió la elección

Alejandro Schneider

Historiador (UNLP-UBA)

Domingo 20 de marzo de 2016 | 13:17

El pasado domingo 21 de febrero, no fue un día más en Bolivia. Durante esa jornada cerca de 6,5 millones de electores, en el país y en el exterior, acudieron a las urnas para definir en un referéndum el futuro del presidente Evo Morales Ayma, quien pretendía postularse nuevamente a la Presidencia en el 2019 con el fin de gobernar por otro período de cinco años (2020-2025).

Durante esas tensas horas la mayoría de la población puso fin al sueño de una nueva reelección al rechazar la propuesta de modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) boliviano. De ese modo, dos días después, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) terminó de confirmar que existió una diferencia porcentual de 2,6 puntos entre las opciones en disputa.

En ese escenario, el presidente Morales, y su vice Álvaro García Linera, quienes en un primer momento hicieron toda una serie de declaraciones donde intentaron desconocer la tendencia ganadora, terminaron admitiendo la derrota, echándole la culpa a las “redes sociales”, a la “prensa”, al “imperialismo” y no, a sus propios errores. En ese sentido, sin desconocer que muy posiblemente hayan intervenido algunos de estos factores favoreciendo a la campaña opositora, no se puede negar que el Movimiento al Socialismo (MAS) ha tenido graves problemas tanto en la gestión gubernamental como en su relación con los movimientos sociales, base fundamental de su apoyo.

Un poco de historia

Quizás antes de pensar en posibles respuestas sobre por qué se dio ese resultado electoral conviene detenerse en algunos elementos que indicaban que este referéndum no iba a ser tan sencillo como lo pretendía Evo Morales a comienzos de este año cuando afirmaba que pensaba ganar por el 70 por ciento de los votos.

Continuar leyendo...







Temas relacionados

Bolivia   /    Referéndum   /    Evo Morales   /    Internacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO