×
×
Red Internacional

El sábado 6 de agosto, en la Capital de San Luis, se realizó la 16° Asamblea para la organización del 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Intersexuales, Bisexuales y No Binaries.

Escuchá esta nota
Lunes 8 de agosto | 15:51

Entre las últimas novedades se conoció que, finalmente, después de idas y vueltas, el PCR/CCC (corriente que integra el Frente de Todos) decidió mantener su postura rupturista y convocar a otro encuentro en noviembre. Así que la Comisión Organizadora en la que participan La Cámpora, Movimiento Evita, el PC y otras corrientes que también integran el Frente de Todos, junto con organizaciones sociales y activistas independientes, ratificó la convocatoria para octubre.

Eso, a pesar de que, a 2 meses del encuentro, no esté el listado de las escuelas dispuestas para los talleres y para alojar a las delegaciones, aunque la Comisión Organizadora informó que cuenta "con el compromiso" de habilitación del Gobierno.

¡Que se exprese la bronca y nos sirva para organizarnos contra el ajuste!

Entre quienes concurrieron a esta asamblea para hacer oír su voz, estuvo un grupo de jóvenes que fueron reprimidas brutalmente, recientemente por la Policía de San Luis. Lejos de conseguir la solidaridad de la Comisión Organizadora del encuentro, este pedido provocó un debate insólito ante la negativa de varias participantes de denunciar la responsabilidad del Gobierno provincial en la represión. Los indignantes argumentos eran que “se desviaba el tema o que no se podía repudiar al Gobierno porque lo necesitamos para hacer el encuentro”.

Algo similar ocurrió luego de las detenciones del pasado 3 de junio en la marcha por Ni Una Menos, cuando, a pesar de haber sido consensuado en asamblea, nunca salió el comunicado de la Comisión Organizadora repudiando los hechos.

Desde Pan y Rosas, denunciamos claramente la represión de la Policía de Alberto Rodríguez Saá, la misma que asesinó a Florencia Magalí Morales en una comisaría, y nos solidarizamos con las compañeras que esperaban un apoyo en esta asamblea preparatoria del Encuentro.

Encuentros sin exclusiones, amplios, democráticos e independientes de los gobiernos y las iglesias

Faltan apenas dos meses para el Encuentro y, aunque el PCR/CCC haya decidido hacer una convocatoria aparte, siguen la subordinación al Gobierno y los manejos a espaldas del inmenso movimiento de lucha que ha nutrido a los Encuentros durante 35 años.

Por eso, la agrupación Pan y Rosas seguirá sosteniendo, como lo ha hecho siempre, la necesidad de que el Encuentro sea verdaderamente independiente del Estado, la Iglesia y los Gobiernos, autogestionado, masivo y ampliamente democrático, donde todes les que participan puedan decidir verdaderamente sobre los temas a debatir sin censura (como ya hubo en otras ocasiones sobre el aborto o con las compañeras trans), puedan decidir la sede del próximo Encuentro sin imposiciones acordadas entre agrupaciones oficialistas y tomar las resoluciones en sus manos para llevar adelante la lucha por todas sus demandas.

Hoy, cuando enfrentamos una crisis que no generamos y nombran a Massa como superministro, con el aval de Alberto Fernández y Cristina Fernández, para profundizar el ajuste dictado por el FMI, necesitamos más que nunca un Encuentro masivo y democrático que pueda expresar y fortalecer nuestra unidad en las luchas en curso y las que tenemos por delante. La profundización de la miseria de millones de mujeres, y personas de la diversidad sexual no va a pasar sin represión. Por eso debemos denunciarla enérgicamente y denunciar a los responsables políticos.

Después de dos años de pandemia que interrumpieron nuestra larga historia de Encuentros, queremos volver a juntarnos con las maestras mendocinas que están dando un ejemplo con un paro provincial fenomenal, y las de distintos puntos del país que enfrentan
ajuste, garantizado con la colaboración de las mamás de les estudiantes. Queremos aprender de las experiencias de lucha de las obreras vitivinícolas. Apoyar a las enfermeras y trabajadoras estatales que se movilizan por salarios y contra la precarización laboral. Encontrarnos con las mujeres de los pueblos originarios que enfrentan el extractivismo, la contaminación y la estigmatización y represión de todos los Gobiernos.

Como así también, sumar fuerzas para las docentes y estudiantes que, en San Luis y Villa Mercedes, defienden la educación pública. Organizarnos junto a las que en todo el país pelean por el derecho a tierra para vivir. Solidarizarnos con las mujeres de los barrios populares y de los movimientos sociales que sostienen comedores y merenderos, exigen trabajo genuino y enfrentan la estigmatización. Y con las mujeres y personas de la diversidad sexual que dicen Ni Una Menos, denunciando la responsabilidad estatal en los femicidios y transfemicidios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias