×
×
Red Internacional

EDUCACIÓN.Vuelta a clases en Jujuy: Morales volvió a atacar a los docentes que reclaman condiciones sanitarias seguras

Ayer, se volvió a clases presenciales en Jujuy, que junto a la CABA fueron los primeros distritos en reabrir las escuelas en el marco del plan de regreso a la presencialidad anunciado por el Presidente Alberto Fernández. En regiones del interior la concurrencia de estudiantes fue más baja que en la capital jujeña. En una escuela no se pudo iniciar el ciclo lectivo por un caso confirmado de COVID. Denuncian que las condiciones sanitarias no son seguras. También se realizó una nueva reunión paritaria.

Jueves 18 de febrero | 13:43

La escena de marketing electoral para el reinicio de las clases presenciales se dio ayer en la Escuela N°44 Juan Ignacio Gorriti de León. Los protagonistas: el Gobernador Gerardo Morales y la Ministra de Educación Isolda Calsina. También estuvieron presentes, el intendente de Yala, Santiago Tizón; funcionarios del gabinete provincial, legisladores nacionales, provinciales y municipales Transmisión en vivo y decoración con dos banner del Gobierno de Jujuy: “unidos, responsables y solidarios”. Hablame de adoctrinamiento.

Mientras el acto electoral se desarrollaba, en las puertas de las escuelas familias se debían agolpar esperando el ingreso a las escuelas sin que desde el Gobierno se hayan dispuesto los operativos necesarios para brindar elementos de bioseguridad y evitar la acumulación de personas.

Con mentiras, Morales volvió a atacar a la docencia que se moviliza contra el decreto 1807 que avasalla derechos y que reclama por mayor inversión en cuanto a condiciones sanitarias seguras para la vuelta a clases: “Cuidado con esto de agarrar como argumento tal decreto para no volver a las clases porque eso es lo que intenta una pequeña minoría, porque acá hay una mayoría de docentes, más del 95% que es docente por vocación y ese es el que está en las escuelas. Hoy empieza un gran movimiento en la provincia con la educación”, señaló el Gobernador.

En las redes sociales se expresó el repudio docente a estas declaraciones y se inició una campaña desde las escuelas mostrando que la docencia está trabajando pero sin recursos, mientras se sigue exigiendo que se derogue el decreto 1807, se respete la ley de abono y se invierta lo necesario en bioseguridad. A las clases no se vuelve con discursos sino con recursos.

Docentes de Libertador vienen denunciando que a las escuelas está llegando sólo un bidón de lavandina, uno de alcohol en gel y tres trapos de piso, algo completamente insuficiente para el nivel de sanitización que exige la riesgosa situación de la vuelta a clases presenciales.

En la inauguración del ciclo lectivo, Morales también señaló que “hay cosas que aún hay que solucionar y las vamos a solucionar”. Sin embargo las clases comenzaron sin que se hayan realizado las obras de infraestructuras necesarias en cuanto a ventilación y división de espacio o algo tan básico como que haya servicio de agua corriente en todas las escuelas de la provincia, lo cual no sucede como vienen denunciando los docentes.

Más allá del tan mencionado crédito educativo y la supuesta construcción de 258 escuelas de las que aún no se montó ni un ladrillo, no se conoce un plan concreto de obras e inversión de infraestructura más allá de los discursos. Esto se da en un marco de presupuestos nacional y provincial de ajuste educativo y que el mismo Ministro nacional Nicolás Trotta anunció un fondo COVID 19 de $2300 millones de pesos, que sólo representa alrededor de $35000 para cada uno de los 65000 establecimientos educativos que hay en el país. Algo completamente insuficiente.

Desde la agrupación 9 de abril señalaron que “Ayer se empezó el retorno a las clases presenciales en Jujuy y CABA, pero el plan es nacional anunciado por el propio Alberto Fernández luego de la gira de Nicolás Trotta por todo el país. Es una vuelta a clases irresponsable que responde a los intereses de los empresarios que no quieren extender más licencias a los padres y madres que deben quedarse con sus hijos en edad escolar. Ni Nación ni las provincias están garantizando condiciones sanitarias seguras, no les importa ni la educación ni la salud. Para empresarios y gobiernos las escuelas no son más que depósitos de niños y adolescentes para no tener que extender licencias a los padres. Así, pretenden mostrar una vuelta ficticia “a la normalidad” y ponen en riesgo a millones de personas. El debate no es presencialidad sí o presencialidad no, sino que no se puede volver a clases sólo con discursos de campaña electoral, se necesita que el gobierno nacional y los provinciales inviertan en los recursos necesarios para que haya seguridad sanitaria”.

A su vez agregaron que: “la resolución 386 del Consejo Federal de Educación borró todo tipo de criterio epidemiológico (los llamados semáforos) a tener en cuenta para la reapertura de las escuelas. Sólo quedaría hasta el 28 de febrero lo planteado en el art 2 del decreto 67/2020 pero que no tienen en cuenta la cantidad de casos por cada cien mil habitantes. Muy lejos de los criterios epidemiológicos que recomienda la Sociedad de Pediatría Argentina. Una irresponsabilidad absoluta. No extraña entonces que desde los gobiernos se haga responsable a los docentes y familias con lo que pase con los protocolos y contagios en cada escuela. Así, los gobiernos se lavan las manos, no invierten lo necesario para una vuelta segura, imponen un regreso irresponsable y si algo pasa la responsabilidad será de la comunidad educativa a la que no se consultó para nada. Por eso estamos exigiendo a CTERA y todas las conducciones provinciales asambleas para un plan de lucha unificado para imponer la inversión necesaria para la vuelta a clases, como también por las paritarias y las condiciones de trabajo para terminar con la desocupación y precarización docente con una mayor inversión en la creación de cargos con plenos derechos para todos y todas. Tenemos que organizarnos junto a la comunidad para poner en pie comisiones de seguridad e higiene en casa escuela y unir la fuerza que necesitamos para imponer nuestros derechos y los de toda la comunidad”.

Por su parte, Morales señaló que “sólo de vacunó al 1% de la población” pero que “hay que convivir con el virus y la mejor vacuna es respetar los protocolos”. Sin embargo, la docencia denuncia que con los protocolos y discursos no alcanza si desde los gobiernos no se invierte en recursos.

En cuanto a la concurrencia de estudiantes a las escuelas se vio una mayor presencialidad en las escuelas de la capital jujeña mientras que en localidades del interior como Abra Pampa y Libertador los porcentajes de concurrencia fueron más bajos. Algunas familias señalaron que es por miedo a los contagios al no estar las escuelas en condiciones que no se deciden a enviar a sus hijos/as a la escuela.
Otros inconvenientes que dejó la vuelta a clases se vieron en la Escuela N° 10 del barrio San Martín que no abrió las puertas por la confirmación de un caso positivo de COVID. También se vio que muchos grados no tenían aún las docentes reemplazantes, problemática que se agudiza en el interior luego de la implementación de reubicaciones arbitrarias por parte del Gobierno y el Ministerio de Educación amparados en el decreto 1807.

En lo que tiene que ver con las paritarias se pasó a un cuarto intermedio para el próximo lunes sin que exista acuerdo por el momento. Desde el Gobierno habían ofrecido un 15% en dos cuotas y según trascendidos se habría hecho una nueva oferta de 18% al básico también en dos cuotas. Hoy se realiza la paritaria nacional en un marco en el que el salario inicial está en $27500 mientras la canasta básica familiar para no ser pobre está casi el doble en $54000.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias