×
×
Red Internacional

Tras más de un año de ausencia de la TV, el conductor reapareció por la pantalla de El Trece, canal del Grupo Clarín. Críticas por la cantidad de gente en el estudio sin protocolos.

Martes 18 de mayo | 16:26
Foto: Télam

Este lunes por la noche, tras más de un año de ausencia en la TV, Marcelo Tinelli abrió la la temporada 31 de su ciclo "Showmatch". Lo hizo por la pantalla de El Trece, canal del Grupo Clarín.

“El nacido en Bolívar dijo presente en este 2021 en la pantalla de un Trece que lo necesita, ya que lleva más de 40 meses segundo detrás de Telefé, que va estirando su ventaja.

En una movida que marca que la TV volverá a vivir su guerra por el rating como en la década de los 90, el gerente de Contenidos de El Trece, Adrián Suar, acordó con Tinelli que Showmatch arrancara a las 21 para terminar a las 23, con la esperanza de ganarle en minutos al reality de Telefe (Masterchef).

A lo largo de las dos horas, Tinelli repitió que el concurso "La Academia" irá de lunes a jueves y que los viernes será el día para el regreso del humor en el segmento "Politichef" y otros sketchs.

Te puede interesar: Operación.Los medios que hacen periodismo de guerra para que no se luche contra la pobreza

Pero, además, Tinelli dijo que aspira a que los viernes tenga un espacio para musicales e invitó a los músicos argentinos a ‘tomar’ ese segmento en tiempos de pandemia”, escribió Adrián Mouján, para Télam.

Uno de los datos destacados de este regreso, son las críticas que recibió el conductor por la cantidad de personas que había dentro del estudio y la falta de protocolos.

Precisamente, un momento que Tinelli intentó marcar con mucha emoción, fue un breve discurso que dio antes de presentar el momento musical de la noche, que contó con la participación de El Bahiano, César Banana Pueyrredón, Marcela Morelo, entre otros y otras. Allí dijo que la televisión nacional puede jugar un rol al darle espacio a artistas que, debido a la pandemia, hoy no tienen la posibilidad de brindar sus shows de otra manera.

Adelantó que el compilado de canciones que se iba a escuchar a continuación, eran todos clásicos, que todo el mundo podría saber la letra y que al escucharlas pudo hacer un repaso de su vida, “que es la vida de todos” arrojó. Ojalá las grandes mayorías populares de este país pudieran decir que sus vidas se parecen tanto a la del conductor millonario.

En plena pandemia fue denunciado por utilizar aviones privados para llevarse medicamentos hasta su casa. En medio de la denuncia, el multimedios Clarín publicó una nota donde decía que Tinelli había utilizado un vuelo privado haciéndolo pasar por un “vuelo humanitario” para que pudiera llevarle efectos personales hasta la ciudad de Esquel. El conductor estalló en una entrevista contra el grupo. “Clarín miente y esta vez lo digo yo”, sostuvo. Horas más tarde, Clarín publicó una nota bajándole la espuma a la polémica, explicando en resumidas cuentas que ambos tenían razón.

En septiembre de 2020 fue denunciado por usar una offshore para girar dinero sin declarar a Islas Vírgenes, tras aparecer en documentos secretos que se filtraron. Reconoció que los fondos no fueron declarados en su momento ante la AFIP, pero que luego los blanqueó.

Este lunes, antes de dar paso a los y las cantantes, Tinelli dijo que se acuerda de cuando "arrancaba la pandemia y aplaudíamos siempre a los médicos y después dejamos de aplaudirlos. Creo que hoy tenemos que reafirmar ese aplauso, a todos los que están ahí en ese frente de batalla, que siempre decimos primero que se vacunen los esenciales y dentro de los esenciales los médicos, los camilleros, los enfermeros, todos, bueno… hoy este homenaje es para ellos, que están en la primera línea del fuego, este homenaje estas canciones de grandes cantantes argentinos que están acá en vivo”.

El homenaje no puede sacarse de contexto. La responsabilidad que le cabe a Tinelli no es la de un mero conductor, sino la de un empresario de la comunicación que se enriquece con las apuestas editoriales, de contenido y políticas de una corporación como el Grupo Clarín, del que El Trece es parte.

Los grandes medios de comunicación patronales ocultan la realidad de millones cuando pueden. El ejemplo del transporte público fue claro. No decían ni una palabra de cómo la clase trabajadora viajaba hacinada en trenes, subtes y colectivos, mientras culpaban de los contagios a las actividades individuales y a las fiestas clandestinas. Cuando no ocultan la realidad de la clase trabajadora la tergiversan.

Como viene denunciando La Izquierda Diario desde hace tiempo, las patronales de los grandes grupos concentrados de medios de comunicación, hacen periodismo de guerra cada vez más duro contra trabajadores y sus luchas. En defensa de los intereses de los poderosos, criminalizan a luchadores y luchadoras, desinforman, meten cizaña y presionan para que el Gobierno reprima los conflictos.

Y no solo lo hacen contra las luchas en defensa del salario o contra despidos. Clarín llegó a decir grandes mentiras respecto de la lucha anti minera en Chubut, recientemente, para legitimar la represión contra los cortes de rutas de las asambleas ambientalistas. Concretamente denunció que un piquete no había dejado pasar respiradores hacia Tierra del Fuego, lo cual fue desmentido.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias