×
Red Internacional

PANDEMIA Y CRISIS POLÍTICA.Vizcarra y altos funcionarios del estado se vacunaron irregularmente con vacunas donadas por Sinopharm

Se confirma que el ex presidente Martin Vizcarra, su esposa y un grupo de funcionarios de su gestión se aprovecharon de sus vínculos con el poder para vacunarse irregularmente contra el Covid-19 el año pasado dejando de lado a miles de trabajadores de la salud que se encuentran en primera línea. De esto tenía conocimiento la ex ministra de Salud Pilar Mazzetti.

José RojasMilitante de la Corriente Socialistas de las y los Trabajadores "CST" de Perú

Lunes 15 de febrero | Edición del día

Mediante un comunicado público, la Universidad Cayetano Heredia (UPCH) confirmó que el ex presidente Martín Vizcarra y su esposa no formaron parte de los voluntarios para el ensayo de la vacuna de Sinopharm en nuestro país, por tanto, no les correspondía ser vacunados contra el Covid-19.

Como se recuerda, el ex presidente Vizcarra y hoy candidato al Congreso por Somos Perú, dijo la semana pasada que sí formó parte de dichos ensayos. Con esta mentira Vizcarra buscaba justificar el privilegio de haber sido vacunado contra el Convid-19 valiéndose de un lote de vacunas experimentales donadas adicionalmente por la empresa China Sinopharm. Estas vacunas estaban destinadas al personal de salud encargado de realizar los ensayos.

Estos escándalos, que una vez más comprometen al ex presidente Martin Vizcarra con el aprovechamiento del poder, llevaron a que Pilar Mazzetti renuncié al ministerio de Salud ya que, como lo hizo público el nuevo Ministro de Salud Oscar Ugarte en un programa noticioso, ella tenía conocimiento de este hecho y nunca lo hizo público. También renunció Elizabeth Astete al cargo de ministra de Relaciones Exteriores del actual gobierno de Sagasti, debido a que ella aceptó haber recibido las dosis de la vacuna en enero de este año.

Vizcarra junto a altos funcionarios del estado utilizaron las vacunas que, por prioridad, debieron ser utilizadas para inmunizar a las y los trabajadores de salud ya que miles se vienen contagiando a diario y cientos han fallecido a causa del Covid-19. Ellos tomaron esta decisión valiéndose del poder que ejercían en su momento y lo hicieron de espaldas al pueblo. Vizcarra trató de negar hasta el último momento esta vergonzosa acción que demuestra con claridad la forma como se aprovechaba de su condición de Presidente de la República.

La propia ex ministra de Salud Pilar Mazzetti, sin rubor alguno y demostrando un cinismo a prueba de todo, dijo en el Congreso que ella no tenía conocimiento de que se habían vacunado a altos funcionarios y mucho menos al ex presidente Vizcarra. Mazzetti, pretendiendo confundir a la población, señaló que “quienes tienen un nivel de decisión, como el presidente, no deben participar en los ensayos clínicos”. Sin embargo, todas esas mentiras se cayeron cuando salió a la luz el comunicado de la Universidad Cayetano Heredia y el accionar del ex presidente Vizcarra quedó develado. Esa fue la razón real que llevó a que Mazzetti renunciara apresuradamente el pasado sábado 13 de febrero.

Como lo demuestran ahora las investigaciones, antes de la firma del contrato con el laboratorio Sinopharm, llegaron al Perú dos lotes de vacunas. El primer lote llegó para 12 300 personas, entre placebos y vacunas. Este lote estaba destinado para las y los 12 mil voluntarios.

En el segundo lote, llegaron 3 200 vacunas. Este lote debió ser destinado para aplicarse a personas vinculadas con la investigación. De esta cantidad, 1 200 dosis fueron aplicadas entre el equipo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Cayetano Heredia. Llama la atención que 1200 dosis de este lote hayan sido destinadas a la embajada China en el Perú, donde los funcionarios no superan las 80 personas. Las otras 800 dosis que quedaron “libres”, habrían sido aprovechadas irregularmente por Vizcarra y el grupo de funcionarios de su gobierno.

Una investigación del programa Cuarto Poder, accedió al registro de las fechas en las cuales Vizcarra se habría vacunado. Acá se evidencia que la primera dosis le fue inoculada el 02 de octubre del 2020 y la segunda el 29 de octubre del mismo año. Esta segunda dosis la recibió justo antes de ser vacado de la presidencia.

Antes que la Universidad Cayetano Heredia revelara la verdad de los hechos que terminaron por involucrar a la ex ministra Pilar Mazzetti con este aprovechamiento del poder cometido por Vizcarra y un conjunto de sus funcionarios, los medios de comunicación hegemónicos de propiedad de los grandes empresarios y algunos sectores políticos cercanos al actual presidente Sagasti, pretendieron defender a Mazzetti aduciendo que su salida del ministerio de Salud obedecía a un “ardid golpista del congreso”. Como se puede percibir ahora, todo eso estaba orientado a tapar la corrupción de los funcionarios del ejecutivo y del mismo ex presidente Vizcarra quien, como se recuerda, gobernó de la mano de estos mismos empresarios agrupados en torno a la CONFIEP.

Como hoy es de conocimiento público, Mazzetti sabía de estas inmunizaciones irregulares del presidente y sus funcionarios y por ello renunció. Esto nos lleva a pensar que podría haber otros acuerdos de corrupción debajo de la mesa con estos laboratorios que proveen las vacunas contra el Covid-19, más aún si tomamos en consideración que la señora Mazzetti las veces anteriores – cuando fue ministra de los gobiernos de Alejandro Toledo y de Alan García – siempre se vio involucrada en malos manejos de los recursos públicos.

Una vez más queda demostrado que la salud y la vida del pueblo es lo que menos les importa a los gobernantes. Para ellos es más importante salvar su pellejo y hacer negocios con los consorcios privados valiéndose de los recursos del estado.

Leé también Medidas para encarar la segunda ola de Covid-19 desde la perspectiva del pueblo trabajador




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias