×
×
Red Internacional

En un conversatorio organizado por la Secretaría de Género, participaron Natalia Aguilera, enfermera del Hospital San Martín y julieta Rosas, Trabajadora de ATE Sede. El debate fue en torno a #NiUnaMenos y cómo pelear por sus derechos.

Martes 1ro de junio | 17:19

Desde la Secretaría de Género y Diversidad de Suteba Ensenada organizaron un conversatorio a días del 3J, para debatir las problemáticas que atraviesan a las trabajadoras y cómo organizarse para luchar por sus derechos.

Te puede interesar:Contra la violencia machista y por la aparición de Tehuel, el 3 de junio marcharán en La Plata

La enfermera del hospital San Martín, referente de la Corriente de Izquierda por la Salud Pública, Natalia Aguilera, habló sobre la crisis sanitaria y cómo se vive desde la primera línea la situación. Afirmó "la semana pasada habrán visto el triste desenlace de Lara Arreguiz, en Rosario, esperando una cama falleció. Realmente estas muertes, como tantas Laras habrá que no salen en las noticias, son muertes totalmente evitables".

Por esto, puso el foco en que “necesitamos un presupuesto de emergencia ya para salud para enfrentar la pandemia. Que se centralicen ya todos los recursos, e insumos. No puede escasear las vacunas o el oxígeno de uso medicinal por el interés de unos pocos empresarios”.

En el mismo sentido, afirmó "hay vacunas en Argentina, de hecho se producen acá no más en Garín, el punto es que no se entregan como deberían entregarse. El Gobierno privilegia su acuerdo con Aztrazeneca, ya le pagó por adelantado el 60% de esas vacunas en febrero pero sólo se entregó una escasa cantidad. Por eso la clave es la liberación de las patentes" y agregó "es necesario que se declare de utilidad pública el laboratorio de Hugo Sigman que es el que tiene la patente".

“Tanto en salud como en educación somos mayoritariamente mujeres, pero todas estas peleas la tenemos que dar en conjunto, es impensado darlas sino es con nuestros compañeros varones que codo a codo peleamos por salud y educación para todes”. Y a modo de ejemplo retomó la lucha de los y las trabajadoras de la salud de Neuquén que “en unidad con la comunidad desarrollaron un proceso enorme que conmovió al pueblo neuquino y llego a instalarse nacionalmente.

Ya vimos con los y las trabajadoras de salud de Neuquén, que fue la unidad y la persistencia en la lucha lo único que logró conmover las decisiones del gobierno. Por eso es urgente que los sindicatos coordinen estos reclamos para que se escuche con más fuerza que somos esenciales, no descartables.

Por su parte, Julieta Rosas de ATE Sede y referente de Plenario de Trabajadoras planteó que en medio de una crisis social y sanitaria sin precedentes “somos las mujeres las más afectadas por el ajuste en curso que está llevando adelante Alberto Fernández de la mano del FMI. Las mujeres representamos el 70% de los pobres en el país, somos las que tenemos los trabajos más precarizados y peores pagos".

“A casi 6 años del primer Ni Una Menos, la política de vaciamiento presupuestario que ha sido sostenido por los gobiernos sucesivos ha hecho que la situación se agrave año tras año y una prueba de esto es que en lo que va del 2021 tenemos un femicidio por día”.

Además, hizo referencia a la situación en el sector de estatales en donde el Gobierno cerró una paritaria a la baja en complicidad con la burocracia de ATE y que, además, se quiere avanzar en aumentar las horas de trabajo. Julieta planteó que esta medida “tiene como principales perjudicadas a las mujeres porque son en las que recaen las tareas domésticas y el cuidado de los hijos y adultos mayores”.

Agregó que “como sucede en otros gremios, son mayormente las mujeres las que ocupan los puestos más precarizados y en estatales esto se ve en las compañeras precarizadas en los servicios de limpieza que los ministerios tercerizan a través de empresas”.

En este marco, planteó que “no vimos ni una sola acción de lucha en pos de nuestras reivindicación por parte de direcciones sindicales burocráticas. Por eso, el reagrupamiento de Juntas Internas combativas es un paso enorme para amplificar y del que nos tenemos que valer para amplificar la organización de nuestras reivindicaciones”.

A las calles por Ni Una Menos

Después de la pelea por el aborto, que finalmente se conquistó, las mujeres y las disidencias no se fueron a sus casas, siguen organizadas en los barrios, en los sindicatos, en las juntas internas, en las movilizaciones que se organizan por Ni una Menos. La pelea por todos los derechos y contra la violencia machista sigue vigente más que nunca y por eso este 3J volvemos a salir a las calles en todo el país contra la violencia machista, contra los femicidios y por la aparición con vida de Tehuel.

Mientras las ministras de género y diversidad crean secretarías y hacen declaraciones por las redes sociales, en concreto se recortó el presupuesto para un plan de emergencia en violencia de género y no hay cupo laboral trans. A las meras declaraciones las mujeres y disidencias le contestamos en las calles.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias