×
×
Red Internacional

Diputadas y diputados de Movimiento Ciudadano plantearon que se establezca en la Ley General de Educación planes o programas para la concientización de la violencia hacia las niñas, adolescentes y mujeres.

Miércoles 20 de abril

Desde hace varios años, el movimiento de mujeres en nuestro país ha puesto sobre la mesa temas tan importantes como el derecho al aborto legal, seguro y gratuito o la violencia contra nosotras, cuya expresión más brutal son los 11 feminicidios que padecemos cada día.

Es por ello que distintos actores y partidos políticos buscan apropiarse de nuestras demandas generando iniciativas que los puedan posicionar políticamente frente al creciente movimiento de mujeres; sin embargo, la mayoría de estas propuestas están desligadas de lo que vivimos cotidianamente y de nuestras verdaderas necesidades.

En este sentido, la propuesta del Movimiento Ciudadano, partido que no tiene ningún empacho en hacer alianzas con sectores ultraconservadores ni partidos como el PAN que atacan los derechos de las mujeres, ni en apoyar a personajes como Samuel García, gobernador del Estado de Nuevo León, famoso por los comentarios machistas expresados a su esposa, la influencer Mariana Rodríguez; no parte de cuestionar profundamente la violencia contra nosotras, que tiene un carácter estructural, y plantea una salida facilista basada en “educar” para “concientizar” sobre el problema.

Si bien, la propuesta de modificación del articulo 29 puede ser correcta, sabemos que en la realidad es totalmente insuficiente para erradicar el problema de fondo sobre la violencia de las mujeres.

¿Qué se necesita para lograr vivir libres de violencia?

Durante el confinamiento se observó un incremento en el abuso sexual hacia menores y los niveles de violencia a las mujeres, de la mano de los despidos de trabajadoras, la doble carga de trabajo en los hogares y la profundización de la precarización laboral se disparó.

Asimismo, se incrementaron los casos de violencia hacia las mujeres en las escuelas; por ejemplo, el caso de violación de la estudiante de la vocacional núm. 7 del IPN.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Como-enfrentar-la-violencia-hacia-las-mujeres-en-el-IPN

Si se quiere combatir este problema es indispensable en primer lugar mejorar las condiciones de vida de las y los trabajadores, particularmente de las mujeres que padecemos la doble explotación, pues en nosotras recae el cuidado de las hijas e hijos, así como de algún familiar enfermo, las labores domésticas y todas aquellas actividades no remuneradas. Estas actividades son naturalizadas producto del rol de género impuesto desde siglos atrás.

Por eso es importante luchar por la socialización del trabajo doméstico para que el Estado garantice comedores públicos, lavanderías y crear más guarderías gratuitas con cupo suficiente.

Asimismo, es necesario que existan salarios dignos como condición para mejorar la vida de las mujeres, pues son quienes más padecen la precarización laboral, trabajan más horas y los salarios son raquíticos. Por lo tanto, es necesario exigir un aumento salarial de emergencia, acorde a la canasta básica.

Para resolver este problema también se deben garantizar refugios transitorios en condiciones dignas para toda mujer víctima de violencia o cuya integridad física, psicológica y emocional esté en riesgo.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Ante-la-violencia-hacia-las-mujeres-refugios-estatizados-y-gestionados-por-las-victimas

Si se propone modificar planes de estudio para concientizar sobre los efectos de la violencia hacia niñas, adolescentes y mujeres en las escuelas, es necesario que a la par se equipen las escuelas para que los alumnos y alumnas se formen en lugares dignos y que el gobierno garantice las herramientas para su desarrollo. Actualmente los alumnos y alumnas no reciben educación digna en las escuelas, ya que muchas de ellas se encuentran en condiciones deplorables. Con la imposición del regreso a clases en pandemia lo observamos, el Estado y la SEP nunca garantizó los insumos necesarios para un regreso seguro.

De la misma manera, es indispensable que en esta modificación a la Ley General de Educación y al Plan y los programas de estudio se incluya la implementación de una efectiva Educación Sexual Integral (ESI) en todos los niveles educativos y en todo el país, el derecho a la información debe comenzar desde preescolar y los demás niveles educativos.

Para prevenir embarazos a temprana edad que generalmente derivan en deserción escolar, es urgente implementar la ESI así como también luchar por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, aborto, legal, seguro y gratuito en todo el país y el Estado debe proveer anticonceptivos gratuitos y de calidad.

Pero todo esto no sucederá por la “buena voluntad” del gobierno, se tiene que exigir y luchando en las calles, movilizándonos conjuntamente con madres, padres de familia, maestras, maestros y alumnos por la defensa de la educación pública y gratuita. Las mujeres y los sectores más oprimidos debemos confiar en nuestras propias fuerzas para conquistar nuestras demandas.

Si estás de acuerdo con estos planteamientos, las maestras de Pan y Rosas te invitamos a que te sumes e impulsemos con más mujeres la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito en todo México, y luchemos juntas por Educación sexual integral en todos los niveles educativos para poder decidir y anticonceptivos de calidad y gratuitos.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.mx/Por-una-campana-nacional-por-el-derecho-al-aborto-legal-en-Mexico




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias