×
×
Red Internacional

Qué dicen los que enfrentan la crisis. “Vine a la asamblea porque es la mejor manera de organizarnos”: opiniones e ideas en las asambleas del noroeste del GBA

Este fin de semana en Malvinas Argentinas, Moreno y José C. Paz, vecinas y vecinos, trabajadores y estudiantes dialogaron con Nicolás del Caño y Christian Castillo sobre cómo se vive la crisis en esos distritos y sobre la salida que se plantea desde la izquierda. Bronca contra los tarifazos, la precarización y la falta de vivienda. Una salida en base a la lucha y la organización en las calles.

Escuchá esta nota
Lunes 8 de agosto

El Partido de Trabajadores Socialistas viene impulsando en todo el país asambleas para discutir cómo se vive la crisis y cuál es la salida que se plantea desde la izquierda. Este fin de semana, se realizaron encuentros en Moreno, José C. Paz y Malvinas; tuvieron como protagonistas a decenas de jóvenes trabajadores y estudiantes, quienes junto a obreros de la industria, los servicios, docentes y vecinos que pelean por la vivienda comenzaron a dar pasos en organizarse para no pagar los costos de la crisis.

¿Quiénes estuvieron en las asambleas?

Estas asambleas contaron con la presencia del dirigente nacional del PTS y sociólogo Christian Castillo y del diputado nacional por el PTS en el FIT-U Nicolás del Caño. El primero estuvo en Malvinas Argentinas y el segundo, en Moreno y José C. Paz. Otras figuras que participaron fueron las concejalas electas Anabella Colli y Erica Seitler, así como también Martín Dirroco, trabajador de Madygraf.

Cada uno de estos espacios tuvo participaciones destacadas. En el distrito del oeste, los chóferes de colectivos. En las tierras de Leo Nardini, operarios del Parque Industrial de Tortuguitas, y en el municipio de Mario Ishii, los vecinos de la toma de Barrio Obligado, quienes luchan por tierra y vivienda. En todas las asambleas hubo estudiantes universitarios y secundarios, así como también docentes, jóvenes precarizados y obreros de la fábrica recuperada Madygraf. También se contó con los profesores y estudiantes de las Escuelas de Oficios que se desarrollan en las casas socialistas.

¿Qué temas atravesaron las asambleas?

El impacto de la crisis en el día a día fue uno de los tópicos centrales. Los tarifazos en el transporte y los servicios públicos, la inflación galopante, los salarios que no llegan ni a fin de mes, las extenuantes jornadas laborales, el trabajo en negro y precarizado en la juventud, la imposibilidad de estudiar por tener que trabajar, los alquileres impagables y la imposibilidad de tener una vivienda propia fueron comentados en las intervenciones de los presentes.

Asamblea en Malvinas Argentinas. Fotografía: @a_l_b_e_v_i

Se responsabilizó al gobierno por esta situación, el cual en los hechos está llevando el programa de Juntos por el Cambio a pedido de EE.UU, los banqueros, los terratenientes y los industriales.

Como respuesta, se plantearon medidas urgentes como la reducción de la jornada laboral a 5 días y 6 horas a la semana, la nacionalización del sistema bancario, la estatización del comercio exterior, un aumento general de salarios y jubilaciones para que nadie cobre por debajo de la canasta familiar y establecer la actualización mensual automática según el aumento de los precios, y romper con toda sumisión al FMI.

Sin embargo, se recalcó qué para enfrentar el plan de ajuste que impulsa el gobierno y las las patronales -y que tiene la complicidad de las conducciones sindicales- se tiene que organizar una gran fuerza de trabajadores y trabajadoras para salir a las calles con todas las luchas en curso y llamar a un paro nacional que sea el inicio de un plan de lucha para que esta vez la crisis la paguen los grandes capitalistas.

¿Qué resolvieron las asambleas?

La unidad con los que luchan fue el punto común de todas las resoluciones. Por eso, se votó el apoyo a la pelea de los obreros del neumático por el aumento al 200% de las horas trabajadas los fines de semana, el paro docente del próximo miércoles, impulsar la campaña por la expropiación definitiva de Madygraf y marchar el próximo 17 con la columna independiente del sindicalismo combativo durante la movilización de la CGT.

¿A qué apuntan las asambleas?

Cada una de ella refleja las luchas de los de abajo y se propone organizarlas. Tanto las resoluciones votadas como las medidas que propone la izquierda son parte de una pelea mayor que es la construcción de un partido socialista de los trabajadores.Porque lo que necesitamos es acabar con este sistema irracional. En la pandemia se demostró que sin trabajadores el mundo no funciona y debemos enfrentar la resignación que nos quieren inculcar. Y ser los trabajadores los que gobernemos el mismo para poner en pie una sociedad planificada desde abajo democráticamente y construir una sociedad socialista.

Voces de las asambleas

Aldo: “Con la llegada de Massa pretenden descargar más el ajuste a la clase trabajadora, nosotros podemos con estas asambleas, intercambiar sobre cómo hacemos para cambiar esta realidad”.

Karina: "Vivo en Grand Bourg y estoy desocupada en este momento, y vine a la asamblea porque considero que es la mejor manera de organizarnos, los invito a todos mis vecinos a sumarse".

Zulma, auxiliar de limpieza: "Me acerco a la asamblea porque me parece importante pensar que si estamos organizados todos los trabajadores, las cosas las podemos transformar. A mis vecinas, las invito y les digo, ’no tienen que quedarse de brazos cruzados, yo me voy a una asamblea de trabajadores, vengan ustedes también’ ” .

Estudiantes y obreros en la asamblea de José C. Paz. Fotografía: Sol Santomauro

David, ex chófer de colectivo: "Este mes vino 8 mil de luz, tengo un nene discapacitado, me echaron después de 23 años y se está haciendo muy duro para nosotros. Además de reducir la jornada laboral a 6 horas, que bajen la edad de jubilación porque trabajamos de manera insalubre”.

Narciso, vecino de la toma del barrio La Bibiana: "8 mil nos están cobrando la boleta donde nos reubicaron. ¿Para dónde va la plata, el dinero que nos roban? El Estado armó un sistema para sacarnos plata”.

Facundo, trabajador de Madygraf: "Los trabajadores podemos planificar la producción de nuestro salario y tenemos que saber que podemos hacerlo. Hoy estamos peleando la expropiación definitiva de la fábrica y lo vamos a lograr en las calles”.

Erica Seitler, concejal electa en Moreno por el PTS en el FIT-U: “Hay miles de problemas que pueden ser un plan de obras públicas, hoy estamos pagando la crisis, en el siglo 21 evidentemente tecnología hay, recursos hay pero un grupo de parásitos vive a costa nuestras mientras nosotros tenemos que contar las monedas para poder pagar la luz".

Nicolás del Caño y Anabella Colli junto a familias de la toma de Barrio Obligado. Fotografía: Sol Santomauro.

Gabriel: “La situación empeoró. Tenemos que abrir locales donde podamos agitar nuestras ideas, para expandirnos a muchos más en todos los barrios y discutir qué se puede pelear por una sociedad diferente”.

Marcos, empleado Gastronómico: "Yo me la paso viajando y laburando por dos monedas. Las asambleas son muy importantes para poder tener una herramienta para poder pelear, estos espacios donde podamos debatir y seguir pensando como expandirnos, queremos abrir una nueva casa cultural porque esto si vale la pena".

Vecino de Moreno: "Con tantos cambios de gobierno no cambió nada seguir viendo que es para pocos, se priorizan los countries y me indigna que haya mucha gente que sigan defendiendo a los empresarios me alegra que haya gente que quiera cambiar las cosas".

Adrián, vecino de la toma de Bartio Obligado: "Si me lo planteaban hace 10 días atrás no teníamos ni idea y nos dimos cuenta de lo importante de la unión de la gente. De informar para que se haga escuchar.

Nos estamos animando a hacer lo que muchos no se animan a ver que el vecino tiene una necesidad, nosotros empezamos siendo 8 vecinos. Al paso de los días pusimos un merendero donde se desayuna se almuerza merienda y cena donde tenemos que hacer entre 8 y 10 paquetes de fideos por la necesidad que hay".

Nicolás del Caño en la asamblea de Moreno. Fotografía: Prensa PTS

Federico, estudiante de abogacía de la UNPAZ: "Estamos peleando en la Unpaz contra el peronismo. Como estudiantes tenemos que poner nuestros conocimientos al servicio de la clase trabajadora. Queremos abrir la universidad a la toma de barrio Obligado. Nuestra realidad es la misma que la de ellos. La universidad es para los trabajadores".

Charly, operario de Fate: "Estamos peleando por el reconocimiento del 200% de las horas los fines de semana. En la escuela de oficios compartimos nuestros conocimientos y nos organizamos para mantener la escuela. Es independiente e intentamos con los oficios poder pagar la olla.

Agustina, estudiante de la UNGS: "Que la universidad sea por y para los trabajadores. Que los conocimientos sirvan para las necesidades sociales. Las universidades tienen una orientación hacia el mercado. La UNGS tiene un convenio con más de 100 empresas. Una de ellas es Roemmers y otra es fabricaciones militares".

Christian Castillo: "Los sojeros se sientan con el gobierno y les dan un dólar especial, mientras que a los laburantes los dejan con salarios con hambre. Esta crisis tiene una particularidad que es que no hay un hundimiento económico, pero los salarios y la pobreza tiene indicadores como si fuera esa la situación. Si la clase trabajadora no se moviliza y toma las riendas del poder, la realidad no va a cambiar.

Nuestro planteo es que la clase tiene que gobernar, que las fábricas y las tierras sean públicas y así, se podría planificar la economía democráticamente".

Nicolás del Caño: "¿Quién dice que el único camino es el ajuste contra el pueblo trabajador? Cristina Fernandez, Sergio Massa y Alberto Fernandez eligieron este camino, por eso los aplauden los poderosos. Recordemos que los bancos privados ganaron 500 millones por día en los últimos 12 meses. Ahí están los que tienen que pagar la crisis y no un jubilado que cobra una miseria.

"El Gobierno busca plantear con estas medidas que las familias tendrán que elegir entre necesidades básicas en función de ´no derrochar´. ¿Sabrán que en distritos como Moreno o José C. Paz hay miles de vecinos que no sólo no tienen servicios elementales como cloacas sino que tener luz es un privilegio? Para poder tener energía eléctrica las y los vecinos acceden con un medidor que se recarga como el celular, y cuando se acaba el crédito muchos tienen que elegir entre tener luz o comer. Esa es la realidad que viven millones de familias, que sumado a la falta de condiciones dignas de vivienda y a la inflación que cada día golpea el bolsillo, ahora les dicen que aumentarán las tarifas.

El gobierno nos quiere convencer que es utópico e inalcanzable un gobierno de los trabajadores. Nosotros decimos que, al revés, sería 10 mil veces más racional un gobierno de este tipo. Por ejemplo, se podría planificar la construcción de viviendas populares en vez de countries y canchas de golf".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias