Economía

SOCIEDAD

[Video] Que comer no sea un lujo: en enero los alimentos no pararon de aumentar

Las consultoras privadas que miden inflación y consumo de alimentos, aseguran que en enero aumentaron un 4,7 % y un alza de 5,5% "medida de punta a punta", durante el mes pasado.

Miércoles 3 de febrero | 10:43

La inflación no para. Lejos del pronóstico que el ministerio de Economía incluyó en el Presupuesto 2021, de 29 % anual, el mes de enero ya arrancó caliente.

Según coinciden varias consultoras privadas, el aumento general de precios de enero sería del 3,7 a 4 %. Pero el golpe más duro vendría en los alimentos. Según la consultra LCG en su informe de su canasta de productos, el incremento promedio es de 4,7% y un alza de 5,5% "medida de punta a punta" en las últimas cuatro semanas.

Según el estudio, enero las carnes tuvieron un alza del 9,1%, las frutas del 8%, las comidas listas para llevar subieron un 4,2% y los productos lácteos y huevos, un 2,8%. Tengamos en cuenta que la carne aumentó en muchos casos el 100 % desde el mismo mes del año 2020.

Te puede interesar: Otro año de pérdida salarial no se banca: hay que recuperar lo perdido desde el macrismo

Si bien el Gobierno anunció un acuerdo de precios con las grandes cadenas, que venderán determinados cortes, determinados días, con un precio inferior al que llegaron en diciembre pasado, lejos está de aliviar la mesa de millones de familias. El consumo de carne no para de bajar.

Pero también afectó a las frutas y verduras, como señalábamos. Según un informe de la organización Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), la canasta de 10 productos que toman las mediciones del Indec registró en enero un aumento promedio del 35,8%. Los aumentos, según DEUCO, van del 12,2 % (VEA) y un 69 % (La Anónima), para alcanzar el promedio de 35 %.

Uno de los motivos de los aumentos es la valorización de muchos productos agroindustriales en el mercado mundial. Lejos de tomar medidas, el gobierno permite que los exportadores y los empresarios del campo trasladen al mercado interno los precios que logran en el exterior.

La situación afecta a toda la población pero en particular a los sectores que cobran los salarios más bajos, o tienen trabajos informales. En ese caso, gran parte de los ingresos van destinados a los alimentos y consumos básicos, por lo que el golpe al bolsillo es mucho más duro.







Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Inflación   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO