×
×
Red Internacional

Docentes, estudiantes y familias marcharon el lunes desde la escuela primaria N°11 de Barracas hasta la Jefatura de Gobierno porteño. Ante la muerte de una alumna por falta de respuesta estatal en medio de situaciones de desnutrición participaron organizaciones sociales, barriales, políticos y sindicales en solidaridad con los reclamos de la comunidad educativa.

Escuchá esta nota
Lunes 22 de agosto | 18:46

A las 17 hs. del lunes 23 se realizó una masiva caravana que organizaron las y los docentes de la escuela primaria N° 11 del barrio de Barracas, “República de Haití”, en común con organizaciones barriales, sociales, políticas y sindicales para manifestarse contra la falta de respuesta de un Estado ante el fallecimiento, la semana pasada, de una alumna de 11 años con problemas de nutrición.

Te puede interesar: CABA: una niña de 11 años muere de desnutrición en el sur de la ciudad más rica del país

La movilización masiva se dirigió a Jefatura de Gobierno porteño, haciéndolo responsable por de la falta de respuesta ante lo que los docentes denuncian “con hambre no se puede estudiar”.

Ailén Galante, docente de la escuela N°11, contó a este medio que “esta caravana se pensó desde un dolor profundo que es que hoy nos falte una niña en nuestra escuela. La lucha no es sólo por la escuela porque como decimos que con la escuela no alcanza, no es la única que sale a luchar. Hoy acá están las organizaciones sociales, los sindicatos y los partidos políticos para gritar bien fuerte que el Estado es responsable y es una muerte que se podría haber evitado”. Y agregó: “esta unidad que logramos hoy con las organizaciones y todas las escuelas del barrio sigue y se transforma en lucha. El dolor que hoy sentimos lo transformamos en lucha y así vamos a seguir estando”.

La cotidianeidad de las familias se vuelve más difícil aún cuando el ajuste en curso también se siente en las escuelas mediante el recorte presupuestario y el vaciamiento de la educación pública. En este sentido, Alejandra Giuste, docente y compañera de Ailen, afirmó que “después de la pandemia todo ha empeorado: no sólo la situación de las familias sino también la de la escuela. El momento que están viviendo las familias y nosotres como docentes también es súper crítico y lo que estamos denunciando acá es que hay un Gobierno que está mirando para otro lado. Esto no viene de ahora, es de hace mucho tiempo y no puede volver a pasar”.

Un ejemplo de esto podemos advertirlo en el “paupérrimo” servicio de viandas y comedor, tal como lo describe la docente Alejandra Giuste. Al respecto, Alejandrina Barry, legisladora porteña por el PTS-FIT presente en la movilización, afirmó que “no puede ser que en la ciudad más rica del país se pase hambre. Junto a Myriam Bregman, conquistamos un fallo para lograr que cambie la alimentación de las escuelas, que sea saludable, y el Gobierno de la Ciudad se niega a cumplirlo. También pedimos un refuerzo de las viandas para que todos los niños y niñas puedan acceder sin trámites burocráticos”.

Otra expresión del ajuste en educación lo encontramos en la sobrecarga laboral que tienen los y las profesionales que integran el Equipo de Orientación Escolar (EOE) y el Departamento de Orientación Educativa (DOE), encargados de acompañar las trayectorias educativas de los y las estudiantes junto a las escuelas. Se trata de un conjunto de psicopedagogas, psicólogas, licenciadas en Ciencias de la Educación y en Trabajo Social que no dan abasto para hacer el seguimiento multidisciplinario necesario ya que actualmente, sólo en el distrito 5° (donde se encuentra la escuela 11) el EOE cuenta únicamente con siete profesionales para atender las demandas de quince mil estudiantes.

El panorama es crítico ya que, como narra Soledad, docente de la escuela N°5 de Barracas, hay una situación económica que va más allá de lo que sucede en cada escuela en particular: “hay muchas familias sin empleo o con empleos muy precarios, niños que no cuentan con una vivienda digna, una buena alimentación, no cuentan con los elementos básicos para poder estudiar”.

En este mismo sentido, Federico Puy, docente de la Escuela Normal N°5 de Barracas, expresó que “no se puede desconocer que ya hay más de un millón de niños y niñas en el país que dejaron de comer una de las cuatro comidas al día por el brutal ajuste que hay a las familias trabajadoras por parte del Gobierno nacional de Massa, Cristina y Alberto Fernández y del Gobierno de la Ciudad de Horacio Rodríguez Larreta que no hizo absolutamente nada por la salud de esta niña”. Y agregó: “esperamos que esta movilización sea el comienzo de un plan mucho más fuerte, más masivo para mostrar en todo el país no sólo lo que ocurre en la Ciudad de Buenos Aires sino también en el resto del país, marchando al Obelisco junto a todas las organizaciones que están acompañando y así mostrar con mucho más fuerza esta lucha”.

Te puede interesar: Falta una niña en la escuela: por una gran movilización por las infancias ¡que se entere todo el país!

La enorme movilización culminó en la sede de la Jefatura de Gobierno porteño en el barrio de Parque Patricios con la lectura de un documento que señala la responsabilidad del Estado por el fallecimiento de la alumna. “Todas las calles vamos a copar porque con hambre no se puede estudiar”, se escuchaba cantar al finalizar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias