Mundo Obrero

PANDEMIA EN HOSPITALES

[Video] Concurrentes, los esenciales de la salud que continúan precarizados

Trabajadores bajo esa modalidad de contratación denuncian que los obligan a trabajar en la actual pandemia completamente gratis, además de no contar con ART y con elementos básicos de protección.

Melina Michniuk

Lic. en Psicología. Concurrente en el Hospital Piñero.

Ana Rios

Residente de hospital de CABA

Domingo 19 de abril | 15:32

Los concurrentes somos 1400 trabajadores de distintas especialidades médicas y no médicas del sistema público de salud sólo en la Ciudad de Buenos Aires, que realizamos tareas bajo la modalidad de “capacitación en servicio”, completamente gratis, 20 horas a la semana durante varios años. En todo el país, en todos los distritos, bajo todos los gobiernos existen miles de concurrentes con las mismas problemáticas.

Desde la asamblea de residentes y concurrentes de CABA, reflejamos cómo es ser concurrente hoy en día y por qué nuestro reclamo para poder atender.

Ver esta publicación en Instagram

#SinRecursosNoHaySalud #SalarioyARTparaConcurrentes

Una publicación compartida de Residentes y Concurrentes CABA (@asambleacaba) el

Desde el inicio de la pandemia, en la Ciudad de Buenos Aires, nos organizamos para exigir condiciones adecuadas de cuidado para sostener las tareas, además que se nos garanticen los mismos derechos laborales que un trabajador de planta, como salario, ART y obra social. Ante la falta de respuesta, de forma autogestiva, los que pudimos, como por ejemplo los psicólogos, decidimos continuar las tareas de manera virtual, adecuándonos a las medidas de distanciamiento social.

Hoy, ante la falta de personal, muchos de nosotros estamos siendo presionados por parte de las autoridades de los Hospitales para asistir sí o sí, algunos recibimos amenazas como por ejemplo “no finalizarán la concurrencia si dejan sus lugares de trabajo” (perdiendo puntaje y reconocimiento), pero sin que se nos garanticen condiciones adecuadas de cuidado.

Así como hicimos los 5000 residentes y concurrentes de la ciudad en el pasado diciembre, que organizados desde abajo y de manera independiente logramos poner un freno a la ley de Larreta que quería precarizar aún más nuestras condiciones laborales, los concurrentes mostramos que somos un pilar fundamental para sostener a la salud pública, que nuestro compromiso para atender a los pacientes es a partir de las condiciones de salubridad establecidas por la OMS y que además, queremos ser considerados trabajadores de la salud con todos los derechos.

La pandemia, la salud pública

El COVID-19 dejó al descubierto las consecuencias de una salud pública desfinanciada año tras años por los gobiernos de turno en pos del negocio de los privados, como prepagas y laboratorios que aumentaron sus ganancias exponencialmente en los últimos años y a los que todavía no se les ha exigido el menor esfuerzo en esta crisis.

Es más, el brote de casos de trabajadores de la salud infectados con COVID-19, se da en las clínicas privadas porque muchos trabajadores van de clínica en clínica para completar un sueldo miserable, por lo que el contagio intrahospitalario comienza a ser un problema. Hoy podemos decir que la salud privada, no sólo no aporta, sino que incluso comienza a ser parte del problema.

Esta realidad se ve reflejada en los hospitales y centros de salud a lo largo y a lo ancho del país, donde la voz de los trabajadores se hace eco denunciando la falta de EPP (elementos de protección personal), lo que convirtió a Argentina rápidamente en país récord de contagiados.

Te puede interesar: Es urgente: test masivos y protección para los trabajadores de la salud

Ante este panorama, los trabajadores de la salud debemos dar un paso al frente para que la salud sea una prioridad. Hay ejemplos concretos que muestran que la fuerza para eso está, como en el hospital Rivadavia que se conformó una comisión de seguridad e higiene por sus propios trabajadores, luego de ser votada en asamblea donde discutieron en qué condiciones van a trabajar; o el hospital Eva Perón de San Martín donde se realizó una gran asamblea de autoconvocados por las condiciones de trabajo, y el mismo hospital Belgrano esa localidad donde después de la desidia de no cumplir con las medidas de aislamiento, los trabajadores exigieron test masivos como también su completa desinfección y la obtuvieron.

Los trabajadores de la salud no somos héroes, somos quienes estamos en la primera línea de atención y que necesitamos que nos cuiden para poder cuidar. Por eso el Estado debe garantizar todo lo necesario para protegernos, desde los EPP hasta el testeo de todos los que trabajamos en salud para conocer los brotes de infección; además de que todos los trabajadores de la salud que estamos al frente de esta pandemia, como los concurrentes y residentes, tengamos los mismos derechos laborales que nuestros compañeros de planta permanente de los hospitales, como también que haya un único sistema de salud que nuclee al sector público, al privado y al de las obras sociales, para poner todos los recursos al servicio de la población.

Te puede interesar: Comisiones de salubridad en manos de los trabajadores ¿Qué potencialidad tienen?







Temas relacionados

Coronavirus   /    Residentes   /    Crisis de la salud pública   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO