Política

GENOCIDIO Y NEGACIONISMO

Victoria Moyano: “Si nos reconciliamos el empresariado creerá que puede repetir un genocidio”

La nieta restituida estuvo en el programa Intratables, que hace días viene debatiendo sobre la dictadura, habilitando de forma obscena la reproducción de las teorías empleadas por los genocidas.

Domingo 19 de febrero de 2017 | 01:58


Victoria Moyano en Intratables 17 02 2017 - YouTube

El programa conducido por Santiago del Moro en el canal América viene tratando el tema de la última dictadura cívico-militar con “todas las voces”. Por allí desfilan familiares de represores que reclaman una revisión histórica, reproduciendo las teorías con que los militares justificaban sus crímenes aberrantes, como que se trató de una “guerra”, o que “hubo excesos”. Así se cuestionan los juicios a los genocidas y se niega que hubo 30 mil desaparecidos.

El último viernes estuvo como invitada María Victoria Moyano, nieta restituida por Abuelas de Plaza de Mayo y militante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y del PTS-FIT. Vale recordar que es querellante en el proceso judicial por el Plan Cóndor, que se desarrolla en Argentina y en Italia, y por el Plan Sistemático de Robo de Bebes, entre otras causas.

Entre otras definiciones, María Victoria recordó que acaba de llegar de Roma “del juicio por el Plan Cóndor. Ellos allá también dijeron Nunca Más, en Italia, en Alemania existió el Holocausto y se hicieron juicios contra los nazifascistas. Ahora todos aquellos que niegan que hubo seis millones de judíos exterminados, o sea negacionistas, se los considera neonazis, nazis. Nosotros no podemos negar lo que fue, nosotros tenemos negacionismo acá. Yo tengo 400 hermanos por encontrar y hay 30 mil desaparecidos, porque fueron 30 mil y no tienen justicia. Es un problema del futuro, porque entonces se va a poder hacer de vuelta, porque condenas a unos poquitos y no pasa nada, entonces pueden volver a hacer lo mismo”.

El tema de debate era la detención del genocida César Milani. Pero la presencia de María Victoria y del periodista Miguel Bonasso posibilitó un debate más claro y se profundizó la discusión sobre la “teoría de los dos demonios” que se pretende instalar nuevamente.

Discusiones como el Plan Cóndor, el plan sistemático de desaparición de personas y robo de bebés, se instalaron en el piso frente al discurso de que en la Argentina hubo una “guerra”.

María Victoria expresó su alegría por la detención de Milani y reivindicó la lucha en soledad de las familias Olivera, Mata y Ledo junto a los organismos de derechos humanos independientes y la izquierda. Y denunció que “desde hace mucho tiempo tendría que estar detenido, pero que en vez de eso el kirchnerismo le mantuvo impunidad y lo premió con el cargo más alto de Jefe del Ejército”.

La nieta recuperada también denunció que “la justicia actúa de acuerdo a como vienen los momentos políticos, desde hace tiempo lo veníamos denunciando, aunque éramos pocos. Las Madres de Plaza de Mayo independientes como Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Elia Espen no tenían la posibilidad de decir su posición, como sí la tuvieron otros sectores de organismos de derechos humanos”.

“Si me preguntás por qué el kirchnerismo puso a un genocida como jefe del Ejército, creo que es un mensaje que nos querían dar a los organismos independientes, que discutimos con todos los gobiernos, con los radicales también, el mensaje de que juzgamos a algunos, pero pongo a un genocida como jefe del ejército porque tengo que reconciliar a las fuerzas armadas con la sociedad”, respondió Victoria.

Sobre la existencia del plan sistemático de exterminio que se intenta poner en duda, Moyano sostuvo que “lo que está comprobado en este país es que hubo un plan sistemático, no podemos desandar todo lo que hemos avanzado durante todos estos años. Hubo un plan sistemático de robo de bebés, hubo un Plan Cóndor del cual Argentina fue parte. Vengo de Roma, donde no solamente lo dice la Argentina, sino también lo dijo incluso el Tribunal de Italia, que en Latinoamérica hubo un Plan Cóndor. En Argentina hubo un plan de exterminio, nosotros defendemos que hubo un genocidio, eso no es un título”, sentenció.

“Desde el 75 hubieron decretos que crearon un orden de seguridad interna, cuando asume la Junta Militar utiliza esos decretos y los profundiza. Emite órdenes de cómo tienen que actuar los servicios de inteligencia, con instrucciones precisas, el país estaba dividido en áreas, zonas, subzonas, eso significa una sistematicidad de cómo llevar adelante una represión. Entonces no es necesario ni nos pueden exigir que en un país donde hubo 30 mil desaparecidos, tengamos que demostrar nosotros cómo fue el hecho, como se los torturó cuando nuestros padres y los 30 mil estuvieron en clandestinidad. Quedó demostrado que hubo un plan. Entonces, si vos perteneciste a algunas de las fuerzas de seguridad o armadas en esos años, fuiste parte de ese plan, salvo que demuestres lo contrario, eso se llama inversión de la carga de la prueba”, graficó contundentemente.

Victoria les reclamó a quienes ponen en duda todo esto, que “no les gustará porque es difícil reconocer ante la gente que hubo un genocidio, pero lo hubo. Acá hubo un terrorismo de Estado, que significa que todas las instituciones del Estado se pusieran al servicio de ejercer ese plan, y no lo digo yo, no podemos discutir algo que está completamente comprobado”.

Mientras transcurría el programa, desde distintas provincias y países llegaban muestras de apoyo. Es que el genocidio es un tema que trasciende fronteras. Cuando ya algunos de los otros invitados estaban más que incómodos, María Victoria agregó que “Argentina no hizo un plan sola, fue un plan que se llamó Cóndor, yo no quiero que la generación de mi hija entienda cualquier cosa, digámosle a las nuevas generaciones la verdad”.

En relación a los motivos del golpe militar Victoria sostuvo que “en el 76 la guerrilla ya estaba desarticulada, lo que había era una organización muy importante de estudiantes y de trabajadores, que cuestionaban tanto a nivel nacional como internacional el problema del gran capital y eso había que aleccionarlo a sangre y fuego. Por eso la dictadura no fue sólo argentina, fue uruguaya, chilena, boliviana, etc.”

Moyano preguntó entonces a los presentes: “¿Ustedes cómo justifican que las grandes empresas como la Ford tenían un centro clandestino de detención, la Mercedes Benz que donó un equipo de neonatología a Campo de Mayo, Siderca que tenía un centro clandestino al lado, Ledesma, y que todos esos sectores que fueron a golpear los cuarteles pidiendo una dictadura, estén todos impunes y sigan ganando mucha plata y teniendo mucho poder en la actualidad?"

Y continuó: “Acá sigue la generación de nuestros hijos y yo no quiero que entiendan cualquier cosa. En este país hubo mucha militancia en los 70 y no todos tenían una estrategia guerrillera, cuando vino la dictadura los desparecidos fueron 70 % trabajadores, más del 20 % estudiantes, a eso vino a dar respuesta la dictadura, a esas organizaciones”.

Finalmente, a la pregunta de una invitada en cuanto a si “es posible la reconciliación”, Victoria respondió que “el problema de la reconciliación no es un problema del pasado y del dolor que nos genera a nosotros porque no tenemos justicia hoy. Es un problema del futuro. Porque si opinamos que pasaron 40 años y sólo hay 800 genocidas condenados, cuando hubo 600 centros clandestinos de detención, no es justicia. Entonces, si nos reconciliamos los grupos económicos opinarán que lo pueden volver a hacer”.








Temas relacionados

Intratables   /    Teoría de los dos demonios   /    Dictadura cívico-militar   /    María Victoria Moyano Artigas   /    Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO