×
×
Red Internacional

Este 22 de julio vence la última prórroga de la moratoria previsional y un millón de mujeres en edad de jubilarse se quedarán sin poder hacerlo. Diputados del Frente de Izquierda presentaron un proyecto de moratoria para regularizar deudas previsionales sin distincion de género y garantizar un haber mínimo equivalente a la Canasta del Jubilado. Mirá el proyecto completo.

Jueves 7 de julio | 22:36

“Con esta precarización las nuevas generaciones no podrán jubilarse”, afirmó la diputada nacional por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad, Myriam Bregman. Sólo una de cada diez mujeres y tres de cada diez varones que en 2022 tengan la edad de jubilatoria (60 y 65 años) estarán en condiciones de acceder efectivamente a una jubilación, según las estadísticas de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo. Esto es así porque no alcanzan a reunir los 30 años de aportes que exige el sistema.

Sin embargo, este 22 de julio vence la prórroga de la última moratoria previsional que es la única opción para jubilarse para muchas mujeres que se ven afectadas por el deterioro del mercado laboral, la precarización y los períodos de trabajo no remunerado en el hogar. Hoy en día, cuatro de cada cinco mujeres que se jubilaron lo pudieron hacer gracias a algún plan de moratoria.

Con la firma de Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Alejandro Vilca, de las bancas del PTS en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad en la Cámara de Diputados, ingresó el proyecto de “Plan de Regularización Permanente de Deudas Previsionales”, que prorroga la moratoria previsional de forma permanente y permite la inclusión de varones, sin distinción de género.

"Nadie mas se va a poder jubilar en la Argentina. Hay una reforma jubilatoria de hecho porque nadie más se va a poder jubilar por el viejo sistema y pasan todos con suerte a una pensión universal, la PUAM, que es un 80% de la jubilación. Empieza a regir en julio y de esto no se habla. Este gobierno no dice nada, porque se votó durante el gobierno de Macri pero muchos que hoy son funcionarios, presiden la Cámara de Diputados, la votaron porque eran aliados de macrismo. Ninguna de todas las personas que habló en tu programa va a poder acceder a una jubilación”, decía recientemente en un programa televisivo la diputada nacional Myriam Bregman.

La moratoria prevista en la Ley 26.970 sólo estaba abierta para mujeres, ya que desde en el año 2016 el macrismo buscó eliminarla con la Ley de Reparación Histórica y reemplazarla por una Pensión Universal (PUAM). Esta es una prestación 20 % inferior a la jubilación mínima, se cobra recién a los 65 años y otorga menos derechos.

"Yo no entiendo cómo, con semejante movimiento de mujeres que hemos desarrollado en la Argentina, desde aquel 2015 que hemos desarrollado con el Ni Una Menos, con las grandes movilizaciones del 8 de marzo, las movilizaciones por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, todavía hay legisladoras, senadoras, diputadas, que se dicen feministas y que votaron en 2016 una ley que se empieza a aplicar ahora y es que se termina esa moratoria, por el cual, nuestras madres, las que laburaron desde chiquitas, puedan cobrar una jubilación", recordaba Bregman en un acto del Frente de Izquierda en 2019.

El proyecto del Frente de Izquierda restablece “la posibilidad de las mujeres de adherir al régimen de regularización de deudas de la Ley 26.970 como medida inmediata”, según explica el proyecto de ley..

“No obstante, la extensión de los plazos para ingresar al régimen de moratoria no soluciona el problema de miles de mujeres que quedan excluidas del régimen previsional por no reunir el requisito excluyente de completar 30 años de aportes formales al sistema”, añade el proyecto en los fundamentos. Por ejemplo, “una mujer que cumplió 60 años de edad en diciembre de 2021 sólo habrá podido declarar hasta 24 años de aportes en dicho régimen, restando 6 para poder cumplimentar los 30 años de aportes necesarios para obtener la jubilación” debido a que actualmente el límite para declarar aportes es hasta diciembre de 2003.

Por este motivo, se agrega una “extensión de dicho plazo hasta diciembre de 2010 y su actualización automática en forma anual por cada año calendario”, para que no haya un impedimento de ningún tipo para acceder a un haber. Este tipo de trabas funcionan como un doble castigo para quienes, habiendo trabajado toda su vida, no tienen aportes porque los empleadores evaden al fisco y no los registran, por el desempleo, o porque no se reconocen suficientemente las tareas de cuidado que recaen mayoritariamente aún hoy en las mujeres y que son una barrera para el acceso al mercado de trabajo remunerado.

Pero también los trabajadores varones se ven expuestos a un sistema previsional excluyente, resultado de la exposición en las últimas décadas al flagelo de la precarización, bajos salarios y períodos de fuerte impacto del desempleo”, fundamentan los diputados.

Las personas que hoy están en edad de jubilarse comenzaron a insertarse al mercado laboral al cumplir 18 años entre 1975 y 1980, es decir, en los inicios de un período de ofensiva neoliberal en la región, impuesto en nuestro país a sangre y fuego por la última dictadura civico-miliar, que elevó el piso de desempleo y destruyó el poder adquisitivo del salario.

De acuerdo a los datos del Ministerio de Trabajo sobre el sistema de seguridad social, en lo que queda del año 2022, solamente 1 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 varones estarán en condiciones de cumplir con el requisito mínimo de 30 años de servicios con aportes para la prestación previsional. Pero además, de los varones que tienen hoy 64 años, aproximadamente un 27% necesita regularizar entre 5 y 19 años faltantes de aportes para cumplir el requisito de 30, y cerca de un 40% restante requiere regularizar más de 20 años.

Por su parte, para las mujeres sólo el 22 % de quienes tienen 59 años requieren regularizar entre 5 y 19 años faltantes de aportes, y casi 7 de cada 10 necesitan más de 20 años de servicios para poder jubilarse. “Este problema estructural y de largo plazo del sistema previsional es el fundamento por el cual en el artículo 2 del presente proyecto se procura que el plan de regularización de deudas previsionales sea permanente, sin distinción de género, modificando el primer artículo de la ley 26.970 para eliminar los plazos de vigencia para poder adherir a la moratoria”, plantean los fundamentos del proyecto.

"Pero hemos planteado que hay un problema más profundo. El actual sistema previsional es restrictivo y excluyente, y se posa sobre fundamentos ideológicos meritocráticos, totalmente ajenos a la realidad, que suponen que quienes más “contribuyan”, mejores jubilaciones perciban. Niega que los flagelos de la informalidad, la precariedad laboral, el desempleo y subempleo que afectan masivamente a las y los trabajadores (especialmente en América Latina, y más especialmente a las mujeres) y que los excluye de ser considerados merecedores de jubilaciones por no “contribuir”, sean una consecuencia de las condiciones que impone el sistema capitalista y de la evasión de los propios empresarios, y no una decisión de los trabajadores".

“Por todo ello, junto con las modificaciones propuestas en el presente proyecto de ley, es necesario establecer el derecho histórico del 82 % móvil del mejor salario en actividad para las jubiladas y jubilados, pensionadas y pensionados, garantizar un haber mínimo previsional en un valor equivalente a la Canasta Básica de Jubiladas y Jubilados”, añaden los legisladores. Esta Canasta es la que hoy estima la Defensoría de la Tercera Edad, y plantean desde el Frente de Izquierda que tenga una actualización automática mensual de acuerdo a la suba del costo de vida, "y restituir las alícuotas de las contribuciones patronales al 33 %, es decir, el nivel vigente antes de la reforma menemista que ningún gobierno modificó, junto con impuestos progresivos a las grandes fortunas".

“Es por ello que señalamos que este proyecto debe tratarse en forma conjunta con el proyecto integral de jubilaciones y pensiones que presentamos en 2019 bajo el Expte 2536-D.2019 y por el cual insistimos en su tratamiento inmediato”, sentencian los diputados Bregman, Del Caño y Vilca, del PTS-FITU.

Leé el proyecto completo:

Proyecto de ley - Plan de regularización permanente de deudas previsionales by La Izquierda Diario on Scribd




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias