Internacional

Uruguay

LUCHA EDUCATIVA

Vázquez retrocede en la esencialidad, pero extorsiona a los trabajadores de la educación

A última hora del domingo, la noticia de que el gobierno dejaba sin efecto el decreto presidencial de esencialidad en la educación – que había sido impuesto el lunes 24 para frenar la lucha de la enseñanza – cayó con gran alegría entre las maestras y trabajadores de la educación

Karina Rojas

Pan y Rosas Uruguay

Martes 1ro de septiembre de 2015 | Edición del día

Distintos sectores educativos se encuentran hace semanas protagonizando una impresionante lucha por mejores condiciones de trabajo y estudio y por aumento salarial. Frente al decreto “pachequista” – en alusión al presidente Pacheco Areco que aplicó las tristemente famosas “medidas prontas de seguridad” – las bases salieron a las calles haciendo visible su bronca contra un gobierno que, como manifestaban las mismas docentes, ellas sí votaron.

El retroceso del decreto constituye un golpe duro contra un gobierno que, a pocos meses de asumir, ya se puso en contra a toda la base docente, a los estudiantes secundarios y universitarios y a un sector cada vez más importante de la población que manda a sus hijos a la escuela pública y que apoya la lucha por considerarla totalmente justa y necesaria.

Sin embargo, en la misma acta – que fue firmada por toda la plana mayor de los sindicatos de la enseñanza – daba por sentado que para el martes 1° de Setiembre las clases se irían a desarrollar “con total normalidad”. Toda una demostración de que el gobierno no quiere negociar y al parecer no está dispuesto a entregar más de lo que ya dio, y condicionaba el levantamiento de la esencialidad a la normalización de las clases.

El ofrecimiento del gobierno – un sueldo básico de $ 25 mil para un docente grado 1 por 20 hs a concretarse de acá a fin de 2017 - incluye una cláusula de paz social por ese lapso, y la “voluntad” de hacer esfuerzos para que se suba un poco más al 2020, cuando termina el mandato del presidente Tabaré Vázquez. En palabras de los docentes es “una miseria” que en términos reales constituye unos $ 680 de bolsillo y que solo servirá para cubrir el aumento del boleto de transporte público que rige a partir de hoy martes.

El acta del domingo, una más en la seguidilla de estos últimos intentos de quebrar la lucha – debía ser ratificado por las asambleas de base de los distintos gremios. Pero las maestras nucleadas en el sindicato ADEMU, las y los profesores de secundaria de ADES Montevideo y los docentes de las escuelas técnicas de UTU decidieron sin embargo rechazar el acta y mantener la lucha.

Las asambleas de los de abajo

La asamblea de ADEMU (magisterio), a la que asistieron unas 2500 personas – la tercer asamblea masiva en una semana - rechazó el domingo el acta cuando aún no se conocía el levantamiento de la esencialidad. Así, el lunes pararon las filiales de Montevideo, Durazno, Treinta y Tres, y Canelones. Las y los maestros consideraron que la lucha no era solo por derrotar el decreto sino por conquistar el 6 % del PBI para la educación pública. El lunes, en otra asamblea masiva, volvieron a ratificar la medida con un nuevo paro de 24 hs. Se daba por tierra el intento de cercenar el derecho a la huelga, un derecho humano básico que no se cuestionaba desde la época de la dictadura. Se cerraba así el intento del gobierno de ganar tiempo (casi una semana) para no discutir ni presentar una oferta salarial que conformara.
En estas asambleas de base se votó, además, un repudio a la ministra María Julia Muñoz y el ministro de Trabajo Ernesto Murro, falderos de Vázquez.

Luego vino la asamblea de AFUTU Montevideo, donde se pasó de la huelga indefinida a votar un paro de 24 hs, a la espera de una mejor oferta del gobierno, mientras que la asamblea de AFUTU nacional resolvía luchar por un salario básico de $ 25 mil pero retroactivo a enero de 2015.

Por su parte, la asamblea general del sindicato de profesores de ADES Montevideo, con una concurrencia de unos 700 docentes, resolvió mantener la huelga indefinida, pasando a cuarto intermedio para hoy (martes).
La rebelión de las bases se hizo notar en todas las asambleas, donde comienza a expresarse un nuevo activismo de base que, a partir del descontento con el gobierno por su dureza, quiere mantener el conflicto por el que están dedicando jornadas enteras de militancia sindical, con la consecuencia de que todos los días de huelga les serán descontados al final del proceso.

O aceptan la oferta, o no hay nada

Al cierre de esta edición, la dirección de la central sindical, el PIT-CNT, volvió a reunirse con los representantes del gobierno y firmaron un nuevo acta, esta vez peor, en la que el gobierno ratifica la oferta inicial en términos salariales, pero donde expresamente se aclara que si las asambleas de base no aceptan el ofrecimiento, estos fondos serán reasignados al resto de los rubros que componen el presupuesto educativo. O sea que si los trabajadores de la enseñanza que vienen de más de dos semanas de paros, huelgas, ocupaciones y movilizaciones inmensas deben aceptar sí o sí, o no verán nada de nada. Esto es claramente una cláusula “castigo” para las bases insubordinadas.

El gobierno “progresista” muestra su cara más reaccionaria, primero ofreciendo migajas, luego decretando la esencialidad para quebrar la lucha educativa, y más tarde extorsionando a las bases para que acepten la oferta so pena de quedarse sin nada … todo un ejemplo de lo que un gobierno posneoliberal es capaz de hacer.
Las direcciones de los sindicatos de la educación tampoco se quedan atrás, y se esfuerzan en ser “más realistas que el rey” aceptando mansamente la extorsión. Ellos tampoco pueden creer que las bases que durante años dominaron hoy estén en un proceso profundo de alejamiento del gobierno frenteamplista, y por tanto de la dirección burocrática de sus sindicatos. A algunos más y a otros menos, pero a todos les costará mucho desactivar la energía que se viene registrando en las asambleas de base, que ya dio muestras de que los inicios de ruptura con su dirección histórica son profundos, y se desarrollan cada vez más rápido a medida que pasan las horas de lucha de clases, y con cada traspié del gobierno.

Los amigos de FRIPUR

Ayer Mujica, hoy Vázquez, vienen teniendo una actitud prepotente frente al reclamo del sector educativo. Tratándolos de “privilegiados” frente a los que menos tienen, a que “tienen tres meses de vacaciones”, y menospreciando la labor profesional que estos trabajadores ejercen. Son los amigos de la patronal negrera y super-explotadora FRIPUR, que viene de intentar el cierre de su empresa que tenía 960 trabajadores, en su mayoría mujeres, fábrica que hoy se encuentra ocupada por sus empleados y empleadas, a la espera de una salida que preserve sus puestos de trabajo.
El gobierno frenteamplista no tiene nada que envidiar de sus amigos los hermanos Fernández – dueños de la empresa de pescado – en lo que hace al trato a sus empleados. Toda una definición.

Por un paro general de 48hs
Para que los docentes triunfen es necesario que el PIT-CNT deje de maniobrar para bajar el conflicto y convoque inmediatamente a un paro general de 48hs con movilización, en la perspectiva de unificar los conflictos.







Temas relacionados

Uruguay   /    Docentes uruguayos   /    José Mujica   /    Tabaré Vázquez   /    Frente Amplio   /    Montevideo   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO