×
×
Red Internacional

El economista Juan Valerdi explicó las implicancias de la renegociación de la deuda con los privados y las condicionalidades del posible acuerdo de facilidades extendidas con el FMI.

Lucía Ortega@OrtegaLu_

Jueves 18 de febrero | 21:56

Juan Valerdi es economista, docente de la UNLP y especialista en guaridas fiscales y fuga de capitales. Habló con La Izquierda Diario sobre la hipoteca que significa la deuda, las implicancias de un posible acuerdo de facilidades extendidas con el Fondo Monetario Internacional y otros aspectos estratégicos profundos en la renegociación de la deuda con el organismo internacional. En esta primera parte de la entrevista focalizamos en los aspectos nodales del acuerdo con el FMI.

Sobre la reestructuración de la deuda con los privados y con el Fondo Monetario Internacional, dijiste recientemente en una entrevista que esto profundizaría la dependencia a futuro y que sería una especie de amnistía a los saqueadores seriales de Argentina, ¿a qué te referís?

La reestructuración de la deuda privada fue presentada como un gran éxito y logro del ministro Guzmán. Y en realidad, fue un "patear para adelante" y convalidar todo lo hecho. Por lo cual, para mi fue una inmensa derrota y entrega, porque implica una amnistía para todos los que tomaron esa deuda y financiaron fuga de capitales, además de tomar la deuda en tiempo récord y con mucha flojedad de papeles y de trámites.

Lo mismo se está haciendo con el FMI. La diferencia es que los acreedores privados en general lo único que quieren es guita, y los acreedores del FMI lo que más quieren tiene que ver con cuestiones geopolíticas. La deuda con el FMI está hecha para condicionar geopolíticamente y se maneja desde Estados Unidos.

Hicieron la apuesta por Macri, que fue el aporte de campaña que le hizo el FMI, y si salía mal, de todos modos quedaba condicionado cualquier gobierno que viniera, porque esos 44 mil millones son imposibles de pagar. Y mucho menos en los tiempos originales.

Entonces nuevamente se va a presentar como un éxito el patear para adelante la deuda con el FMI cuando en realidad lo que hace es amnistiar, no solamente en este caso a quienes tomaron la deuda desde la Argentina, sino también a los funcionarios del FMI, dando por absolutamente válida la instrucción que le deben haber dado algunos sectores de poder desde EEUU, que no necesariamente ni siquiera es Trump.

¿Qué consecuencias tendría un acuerdo de Facilidades Extendidas con el FMI?

Básicamente va a condicionarnos a estar permanentemente renegociando y a tener al FMI metido adentro entre 7 y 10 años “como piso”, porque en realidad la deuda no es pagable ni en 7 ni en 10 años (la con el FMI sumada a la deuda con los privados).

Nos van a condicionar explícitamente en lo que tiene que ver con las leyes laborales, con el funcionamiento del Estado, con las jubilaciones y pensiones y demás. Aunque eso antes era más central en las cuestiones del Fondo y ahora es más secundario respecto a cuestiones geopolíticas, que Estados Unidos va a utilizar al Fondo para condicionarnos, como por ejemplo con los votos con Venezuela y cualquier otro parecido, con la hidrovía (del Paraná) y entregárselo a las multinacionales que manejan la salida exportadora de Argentina, el contrabando, la elusión, la evasión, ni hablar lo geopolítico que implica esa hidrovía. También cuestiones con el Mercosur, y obviamente con bloquear a China una serie de inversiones.

Lo que tenemos es un FMI instalado y va a estar amnistiado sus burócratas por lo cual van a sentirse tranquilos para hacer todo lo que quieren hacer en el futuro.

La semana pasada se aprobó en el Congreso la Ley de Sostenibilidad de la Deuda, para convalidar los futuros acuerdos con el FMI y organismos internacionales. Pero es una deuda que el propio oficialismo denuncia que sirvió para convalidar la fuga de capitales y financiar la campaña de Macri, ¿por qué seguir pagándola? ¿hay otra salida?

La Ley de sostenibilidad de la deuda es tan inocua e intrascendente como lo fue en su momento la intangibilidad de los Fondos de Garantía de la Anses. Siempre un gobierno neoliberal, de derecha, o entreguista va a encontrar la forma de tentar a los legisladores suficientes para romper cualquier cerrojo legal que hubiera puesto un gobierno anterior. Se vio con el FGS, se vio con el menemismo en el Pacto de Olivos, y se ha visto en otros casos. No me deja para nada tranquilo. Siempre hay formas creativas de entregar el patrimonio de los argentinos a cambio de una deuda que está hecha para condicionar y justamente para esperar el momento en que venga alguien que esté dispuesto a pagar más de lo que incluso corresponde, a cargo de comisiones, a cargo de protección para el futuro.

Eso es lo que representa la deuda. La deuda es condicionamiento, no es solo una cuestión financiera, sino una cuestión de evitar que un país se desarrolle. Ninguna toma de deuda tiene como destino desarrollar un país. Todas tienen como destino condicionar a los gobiernos que nos sean afectos al poder que hizo tomar esa deuda. Así que ninguna legislación nos va a salvar de que quienes fueron amnistiados, ahora con el acuerdo con el FMI y el acuerdo con privados, vuelvan a endeudarnos, vuelvan a hacer acuerdos.

La única forma de cortarlo por lo sano era revisar la toma de deuda y el destino de los fondos, las violaciones que cometió el FMI, las violaciones de los funcionarios locales en la toma de deuda privada y demás. Si nadie va preso, difícilmente no lo vuelvan a hacer.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias