Política

MUNDO OBRERO

Vaca Muerta: una multitudinaria asamblea petrolera calienta el conflicto

Techint comienza con suspensiones ante la quita de subsidios. Más de 10 mil trabajadores se reunieron para defender sus puestos de trabajo. Pereyra, el jefe del gremio, se quejó que “no hay seguridad jurídica”.

Martes 5 de febrero | 20:38

Más de 10 mil petroleros se reunieron en Vaca Muerta en la mañana de este martes. Sabían que estaban parados sobre los campos más promocionados y codiciados de la Argentina.

Es que la decisión del gobierno de limitar algunos subsidios a las empresas a partir del recorte del “plan gas”, amenaza convertir la zona en un polvorín. Con todo lo que eso significa.

En los últimos días la Secretaría de Energía anunció que pagará los millonarios subsidios pero con otro criterio. Tecpetrol, YPF y Pan American Energy calcularon rápidamente que sus ganancias iban a bajar. No los consoló que en la misma semana la Secretaría les otorgara una concesión por 33 años para el transporte de crudo desde Vaca Muerta a Río Negro.

Te puede interesar: Vaca muerta: el Gobierno limita los subsidios y Techint amenza con reducir inversiones

Techint y su operadora Tecpetrol no perdieron tiempo. No solo anunciaron medidas legales, sino que avisaron que comienzan a bajar equipos y suspender a 300 a trabajadores, que por meses quedarían en “stand by”. Muchos petroleros recuerdan que en 2015 las empresas comenzaron con suspensiones, que a lo largo del tiempo se fueron transformando en despidos. Por eso día a día el clima en los yacimientos se venía caldeando. Entonces el dirigente del Sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa tuvo que convocar una asamblea.

Guillermo Pereyra arrancó planteando que “pusimos muchísimo esfuerzo para que cambien las reglas del juego ahora”. Así se refería a la flexibilización del convenio y el “blindaje antihuelgas” que el sindicato firmó en los últimos meses a pedido de Macri y las multinacionales. Entonces dijo que “no le va a temblar el pulso si hay que romper todos los acuerdos que se hicieron en Vaca Muerta”. Pero no terminó de decir la frase y estaba pidiendo tranquilidad.

Es que sabe que no conviene jugar con fuego. Hace algunos meses les dijo a sus afiliados que había que resignar históricas conquistas y no tomar medidas para garantizar los puestos de trabajo. Los empresarios, sin embargo, no dudaron dos días en romper el acuerdo.

Te puede interesar: Vaca Muerta: un referente de la CGT firmó un blindaje antihuelgas para “atraer inversiones”

Por eso, después de informar la situación, anunció que el sindicato se declara en estado de alerta y movilización.

Pereyra dijo que no pelea para que le devuelvan los subsidios a las empresas sino por los puestos de trabajo, pero no es la primera vez que el jefe del gremio decide atar el destino de los trabajadores a la de las grandes multinacionales. Un vandorismo muy particular, donde tienen que golpear los trabajadores pero los que negocian la torta son los empresarios y el gobierno.

Por eso no sorprende que en uno de los pasajes de la “asamblea” dijera “acá no hay seguridad jurídica”. Si alguna vez escuchó esa frase seguro fue en boca de un gerente o un editorialista de La Nación, nunca en la de un trabajador. También aprovechó la jornada para criticar a Macri y respaldar la reelección del gobernador Omar Gutierrez. Es que Pereyra además de “dirigente” petrolero es senador del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que en menos de dos meses se juega la gobernación en una disputa con el macrismo y el peronismo.

Te puede interesar: Una nueva muerte obrera por explosión de yacimiento petrolero en Vaca Muerta

Como viene denunciando Raúl Godoy, diputado provincial del PTS-Frente de Izquierda, “Neuquén no es una isla” como quieren mostrar los partidos tradicionales. “Las regalías que le cobran a las petroleras sólo aportan el 30% del presupuesto, mientras se llevan de ganancias 3 presupuestos por año. Y a pesar de tener esos fondos, la orientación social es siempre la misma. Los que se benefician son los empresarios y amigos del poder”.

La crisis abierta en estos días muestra que a pesar de todos esos beneficios que el MPN, el macrismo y el peronismo están dispuestos a darle a las petroleras, estas descargan cualquier mínima baja en sus ganancias en las espaldas del pueblo trabajador. No solo de quienes se encargan de sacar el oro negro, incluso dejando la vida como mostraron los últimos “accidentes laborales”. También de muchos otros miles que, parados sobre yacimientos millonarios, no tienen trabajo, ni vivienda ni salud.







Temas relacionados

Sindicato del Petróleo y Gas privado   /    Guillermo Pereyra   /    Petroleros   /    Vaca Muerta   /    Neuquén   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO