×
×
Red Internacional

Luego de aprobar la ley de zonificación minera este miércoles, el gobierno volvió a reprimir a quienes rechazan la megaminería contaminante. El movimiento ambientalista y la juventud resisten en las calles.

Jueves 16 de diciembre de 2021 | 20:07

El gobierno de Arcioni reprimió la importante manifestación que se desarrollaba en Rawson en repudio al tratamiento sorpresa que tuvo anoche la ley de zonificación minera por iniciativa del oficialismo provincial, con el apoyo de diputados de los distintos bloques, incluido el Frente de Todos y la oposición de derecha. Fueron 14 votos a favor de la iniciativa contra 11. Crece la bronca contra este proyecto votado luego de meses y meses de resistencia de miles en las calles de toda la provincia.

La juventud, el movimiento ambientalista y distintos sectores del pueblo de Chubut resistieron las cargas de la policía provincial, que tiró balas de goma y gases lacrimógenos. En la noche de este miércoles ya el gobierno había golpeado a los manifestantes y detenido a dos mujeres que repudiaban esta votación al servicio de grandes empresas imperialistas como la canadiense Pan American Silver.

En el medio de la represión, se prendió fuego la casa de gobierno que intentaban controlar dotaciones de bomberos.

Esta noche se registra también una masiva movilización en Trelew

También en otras ciudades, como Puerto Madryn, se registraron importantes manifestaciones contra el gobierno y apoyando la causa ambientalista, contra esta nueva avanzada contaminante. Anoche, ya en Esquel, El Hoyo y otras localidades, cientos salieron a movilizarse y expresar su repudio.

El proyecto de zonificación minera venía siendo rechazado por la gran mayoría de la población de la provincia, con masivas movilizaciones, cortes de ruta, asambleas y distintas medidas de repudio durante largos meses. Por ese motivo es gobierno terminó optando por hacerla votar a las apuradas y a espaldas de la población, lo que no hizo más que generalizar el repudio.

El extractivismo viene siendo una de las vías privilegiadas del gobierno de Alberto Fernández para juntar divisas para el cumplir con el pago de la odiosa deuda externa. Una veta más del sometimiento al fondo y los grandes capitales extranjeros. Todo lo contrario de la advertencia que viene levantando cada vez más fuerte el movimiento ambientalista en todo el mundo: "no hay planeta B".

La creciente movilización y el repudio al gobierno provincial abren la puerta a un escenario de conflicto que recién empieza. No está dicho si Arcioni podrá finalmente avanzar en consolidar su proyecto contamienante. Avanzar en el camino de la movilización es fundamental para frenar este saqueo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias