Juventud

Universidad de Salta: debatieron sobre la crisis, la deuda y cómo salir del FMI

Las elecciones se desarrollan en medio de una crisis económica producto del pacto del FMI con el macrismo. Después del resultado de las PASO nacionales y provinciales, en Humanidades discutieron propuestas de salida a la crisis.

Sábado 12 de octubre | Edición del día

La charla-debate “Macri ya fue, y ahora qué?” contó con las intervenciones de Paula Cruz, docente de Cs de la Comunicación de la U.N.Sa y de Gastón Remy, economista y docente de la UNJu. La propuesta fue de estudiantes de Juventud a la Izquierda y de Pan y Rosas referenciados en el Frente de Izquierda Unidad.

La propuesta de la charla era debatir propuestas de salida a la crisis que, día a día se profundiza más a medida de las exigencias que pretende el FMI. Para la charla se tenía en cuenta los resultados de las últimas PASO nacionales que expresaron un amplio rechazo a las políticas de ajuste que impulsa el macrismo y colocaron a Alberto Fernández en Frente de Todos a las puertas del próximo gobierno, quien plantea la ilusión de pagar la deuda sin ajustar.

Paula Cruz fue la primera en intervenir. Arrancó describiendo “quienes nos gobiernan”, para introducir al tema se apoyó en un corto audiovisual que permitía observar cómo las relaciones entre trabajadores estaba plagada de competencia bajo un modelo neoliberal. En su intervención marcó que “esos que nos gobiernan” manipulan la opinión pública controlando los medios hegemónicos de comunicación y el macrismo es un claro ejemplo de ello.

Para definir a la gestión y política de Macri, la docente de Cs de de la Comunicación, utilizó un concepto “faucoultiano”. El macrismo es la representación de la “Necropolítica” (NdR= concepto de Foucault para referirse al poder social y político para dictar como algunas personas deben vivir y morir). Para contrarrestar ese avance neoliberal es necesario un cambio cultural que vaya en contra de los valores de la competividad y de la desigualdad. “Por el ámbito que desenvuelvo, como educadora, hay que empezar a transformar las prácticas educativas en función de la diversidad” sostuvo. Para eso citó a Paulo Freire con su frase: la educación debe permitir a las clases dominadas percibir las injusticias sociales.

Por su parte Gastón Remy partió del escenario actual y para dónde vamos, como punto a problematizar y tema nodal de la política en estos momentos y en un futuro es la deuda externa. Hoy –dice Remy- la Argentina atraviesa su cuarto saqueo y cuenta que el problema de la deuda excede todos los gobiernos y siempre lo han resuelto de la misma forma. Llega a una conclusión: el problema de la deuda es el capitalismo argentino ya que con el mecanismo de la deuda hacen sus propios negocios.

Continuó su intervención mencionando que esa deuda le conviene a la clase empresarial y como ese procedimiento le permitió profundizar una serie de mecanismos que hacen al país perder su soberanía e independencia financiera, atándose a las exigencias de las potencias imperialistas. En su repaso hizo hincapié en el proceso de que el Estado se hace cargo de la deuda por parte del sector empresarial que se conoce como la “nacionalización de la deuda privado” y nombró quienes fueron los favorecidos, las grandes empresas como Shell, Ford o el Ingenio Ledesma.

A continuación planteó un interrogante teniendo en cuenta que la última deuda contraída por el gobierno no fue usada para desarrollar la obra pública ni responder a las necesidades del pueblo trabajador y, más bien, se uso para seguir permitiendo la fuga de capitales del país hacia paraísos fiscales. “Es increíble pensar que a la crisis la tengamos que pagar los y las trabajadoras, estudiantes y futuras generaciones que nunca se verán beneficiadas por esta política”, afirmó el economista. Esto lo denunció el Frente de Izquierda desde todas sus bancas al conocerse el nuevo acuerdo con el FMI.

El docente universitario también se refirió a la intención de Alberto Fernández de vender la ilusión de lograr resolver el problema de la deuda del país tomando los ejemplos de Portugal o Uruguay.

Por último Gastón Remy culmino explicó que hay “un plan B” que implica tomar un conjunto de medidas que se plantean desde el PTS en el FIT-unidad aumentar los salarios, las jubilaciones según la inflación, anular los tarifazos, nacionalizar las empresas de servicios públicos y que sean gestionadas por sus trabajadores y usuarios. Nacionalizar la banca, una banca estatal única, se cree un único banco también gestionado por sus trabajadores para evitar la fuga de capitales y otorgar crédito barato a la clase trabajadora, siendo imprescindible cortar lazos con el FMI y no pagar una deuda que es impagable.

Para estas políticas se necesita una fuerza social de los trabajadores, de la fuerza de las mujeres como lo mostraron con la marea verde enfrentándose a los dinosaurios y la iglesia. Esta fuerza social de trabajadores, mujeres y jóvenes unida en las calles y que lo cuestione todo, como lo está mostrando el ejemplo de Ecuador.
Esta situación abre una reflexión sobre el rol de la izquierda y la necesidad de en el marco de las elecciones ganar más bancas, pero así también sembrar ideas para prepararnos con una fuerza social organizada para vencer.







Temas relacionados

Salta   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO