Juventud

Estudiar es cada vez mas cuesta arriba

Universidad de La Matanza: quejas de los estudiantes por el arancelamiento ¿no era gratuita?

El 3 de Agosto comenzaron las inscripciones y en las redes sociales las y los estudiantes expresamos nuestro descontento con las dificultades técnicas para inscribirnos y sobre todo con los aranceles elevados para ingresar en una universidad pública. Organicémonos para que nadie quede afuera!

Mickaela Vivas

Ingresante UNLaM

Diego Gonzalez

Ingresante UNLaM

Julián Román Olea

Ingresante UNLaM

Viernes 7 de agosto | 00:57

Entre la cuarentena y la crisis económica, cada día se hace más difícil poder acceder a las necesidades básicas. En nuestro caso como estudiantes, se le agrega mantener una cursada online, comprar los materiales y pagar aranceles.
La Universidad de La Matanza cobra $800 la inscripción y reincorporación a las carreras. Ni hablar si rendís mal el ingreso: tenés que pagarlo nuevamente, junto a los materiales de lectura.

En las redes sociales oficiales de la Universidad, varios estudiantes nos manifestamos en contra de estos aranceles y nos pronunciamos sobre las dificultades de la cursada online, con comentarios como: "perdimos este año cualquier posibilidad de empezar la carrera", "los estudiantes somos números y si queremos ingresar de nuevo tenemos que volver a pagar el manual", "pagar el ingreso no debería ser obligatorio porque hay muchos que no tienen para hacerlo, ni las herramientas para cursar de forma online".

Las quejas también son de estudiantes que ya empezamos el ingreso en el verano, pero debíamos recuperar en el invierno y se nos postergaron los exámenes hasta noviembre sin darnos ninguna salida.

Cada vez se vuelve más difícil sostener la cursada; entre los altos niveles de desocupación, los trabajos precarios y las dificultades para acceder a los elementos básicos para la cursada online; cómo internet, una computadora o un simple celular. A todo esto, se le suman los cortes de luz en los barrios.

Este año desde Izquierda Diario pusimos en pie un observatorio de la UNLaM para conocer y estudiar la situación de los estudiantes de dicha universidad. Nos arrojó los siguientes resultados: nuestra realidad como estudiantes en el medio de la pandemia se volvió más compleja. Un 47% estamos sin trabajo. Además los problemas estructurales: el 16% de los estudiantes vivimos en barrios sin acceso a cloacas, el 14% no contamos con gas natural, el 5,6% vivimos sin agua potable, el 3,8% estamos en condiciones de hacinamiento.

Te puede interesar: Encuesta con 800 estudiantes de la UNLaM: Pandemia, cuarentena y universidad

Muchos compañeros tuvieron que abandonar sus estudios en esta situación. Mientras tanto la Liga Federal - conducción del centro de estudiantes - se limita solamente a repetir la información que desde el rectorado y las páginas oficiales publican, sin ninguna crítica al régimen académico.

La Liga Federal funciona como una extensión del rector Martínez, en vez de defender a los estudiantes. Es como la CGT con los empresarios. Martínez a su vez es un hombre del peronismo, que gobiernan el municipio, la provincia y la nación. El centro de estudiantes debería hacerse eco de este reclamo, y no organizar charlas virtuales sobre cómo anotarse. Debería levantar el reclamo para que nadie se quede afuera, empezando por el ingreso irrestricto a la universidad y el no arancelamiento de la educación pública.

También te puede interesar: Pasado, presente y perspectivas: pensar al movimiento estudiantil en el conurbano

El gobierno de Alberto Fernández esta semana acordó con los bonistas el pago una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta. La oposición macrista festejó.*Mientras se le paga a estos bonistas, se votó un presupuesto universitario que significa un recorte de 8.000 millones de pesos. En vez de eso el presupuesto universitario debería aumentarse para poder otorgar becas integrales para que ninguno de nosotros tenga que dejar la universidad por no poder mantener la cursada, asi como para acabar con la precarizacion que sufren docentes y no docentes.

Muchos de nosotros somos los que nos quedamos afuera o que rendimos muchas veces los examenes, pagando los aranceles de la universidad, y queremos con ustedes dar esta pelea, no vamos a naturalizar que nos saquen el derecho a estudiar

La universidad pública la defendemos les estudiantes y docentes y no docentes, o no la defiende nadie. Los ingresantes, con el apoyo de todos los estudiantes tenemos que organizarnos para exigir que nadie quede afuera y que la universidad pública sea gratuita. Somos los que estamos sufriendo despidos, rebajas salariales o nos quedamos sin ningún ingreso, el IFE no nos alcanza, y muchos de nosotros no lo cobramos. Estas denuncias de cientos de estudiantes en las redes sociales de la universidad son un primer paso. Desde En Clave Roja les proponemos organizar juntos una gran campaña por el ingreso irrestricto y la gratuidad del ingreso

Desde En ClaveROJA, además, queremos invitar a todos los estudiantes a participar de las asambleas abiertasque estamos llamando el sabado 15 de agosto para unirnos en de todo el país, para que la crisis no la paguemos nosotres.







Temas relacionados

Universidad Nacional de la Matanza   /    La Matanza   /    Suteba La Matanza   /    Juventud del PTS   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO