Juventud

UNIVERSIDAD

Universidad Nacional de La Plata: un triunfo de la unidad entre docentes y estudiantes

Después de más de una semana de toma activa, estado asambleario, clases públicas, cortes de calle y movilización, los estudiantes y los docentes independientes de las autoridades lograron suspender la elección fraudulenta de los equipos docentes de Historia, sentando las bases para la lucha por la aplicación real del CCT en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata.

Julián Morales

delegado UEP ATE-Educación

Jueves 19 de noviembre de 2015 | Edición del día

El conflicto se disparó a partir de un llamado a concurso público de la materia Historia de la Arquitectura, que se reconoce como ilegitimo y fraudulento. Los estudiantes y docentes acusan al decano Fernando Gandolfi de querer instaurar un pensamiento uniforme, quitando todo espacio crítico, ya que el llamado para designar nuevas cátedras al frente de Historia de la Arquitectura, fue convocado con un año de anticipación, violando la última reforma del estatuto de la universidad y el convenio colectivo de trabajo para docentes de la UNLP que fue homologado el pasado mes de julio.

Para el concurso se inscribieron los 4 equipos docentes. Uno es liderado por Gandolfi, otro identificado con el ex decano Aspiazu, el tercero por docentes de ambas cátedras anteriores y un docente de la UBA, y el cuarto por el profesor Gorostidi, el único con una línea independiente.

Para impedir que se realice, los estudiantes y docentes convocaron asambleas interclaustro, con más de 1000 estudiantes para discutir el conflicto, votando la acción de una toma activa, con clases públicas y el impedimento del concurso.

Ante esta situación las autoridades de esta unidad académica decidieron unilateralmente suspender las actividades y las mesas de finales, cerrando las aulas con llave. Ante este claro boicot institucional los estudiantes y docentes manifestaron su repudio, exigiendo al decano la apertura de las aulas inmediatamente. Ante este reclamo, Gandolfi no solo no los atendió sino que huyo por la puerta trasera, desoyendo el reclamo de la comunidad educativa. Sumado a esto, envía un comunicado intimidatorio a todos los profesores de la facultad.

A pesar de esto, la facultad permaneció activa, con clases públicas, cortes y asambleas cada vez más multitudinarias con miles de estudiantes discutiendo y cuestionando la representatividad estudiantil en los órganos de co-gobierno, y la defensa de la estabilidad de sus docentes por parte del convenio colectivo de trabajo.

En este sentido la última asamblea plantea la conformación de una comisión para discutir la adecuación del CCT, para incorporar el voto directo (1 persona – 1voto) donde quedaría plasmada la mayoría estudiantil en las evaluaciones, concursos por equipo y elección de cátedras. Esto plantea la democratización de los organismos de decisión y elección dentro de la facultad. Pero a su vez lleva a una necesaria discusión a cerca de la verdadera democratización de la universidad, no solo para la elección de cátedras, jurados, etc; sino en las decisiones políticas que hoy en día están manejadas por una casta elitista. Hay que plantear la mayoría estudiantil y claustro único docente en los organismos de co-gobierno de la universidad.

Otro dato no menor en el conflicto es el rol que jugó la Franja Morada que actuó en contra de los intereses de los estudiantes y docentes, desconociendo las asambleas y todo el proceso. Realizaron una campaña contra el CCT y contra todo el proceso asambleario. No es de extrañar debido a que son el brazo estudiantil de la gestión de la facultad, y son el radicalismo en la universidad. En medio de reacomodamientos políticos, y que el radicalismo ve cómo puede quedar parado en el próximo mandato, la maniobra que quisieron realizar en arquitectura es un primer traspié en su avanzada contra los intereses de los estudiantes y docentes que luchan por una educación al servicio de los intereses de los trabajadores y el pueblo.

Lo que deja al desnudo este conflicto es el carácter antidemocrático del régimen, que por medio de la persecución política e ideológica deja afuera cátedras independientes, y forma una orientación hacia el mercado y la especulación. Es por esta razón que la alianza entre estudiantes y docentes es central para preparar la situación próxima de políticas de ajuste que pretenden llevar adelante los candidatos Macri o Scioli.







Temas relacionados

La Plata   /    UNLP   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO