Mundo Obrero

TUCUMÁN

Unamos la fuerza de todos los estatales para enfrentar el ajuste de Manzur

La movilización de docentes ante la pasividad del gremio marca un camino para que todos los estatales enfrenten el ajuste de Manzur.

Juan Luis Véliz

Dirigente de la agrupación Marrón Docente y del PTS-FIT U

Domingo 12 de enero | Edición del día

Antes de tomarse sus vacaciones, el gobernador Juan Manzur ajustó los salarios de todos los estatales, eliminando la cláusula gatillo. Como sucede históricamente en cada ajuste, en nombre del “equilibrio” o el “déficit fiscal” se vuelve a atacar a los estatales.

Con la cláusula gatillo, la revisión que correspondía a diciembre iba a significar un incremento en el salario estimado en el 12%. Pero no sólo ese aumento no va a ocurrir, sino que también se líquido mal el medio aguinaldo. El atraso en el pago de los salarios vino acompañado de descuentos arbitrarios que van a querer hacer pasar por “errores”.

La bronca en las bases contrasta con la pasividad de las conducciones sindicales. En el caso de los docentes, el Frente de Gremios Docentes (donde se encuentran ATEP, APEM y AMET) “deliberaron” en un “plenario” a espaldas de la docencia que comenzó a movilizarse, como sucedió el martes y el miércoles. Un camino similar tomó la conducción de la UDT.

Preparan unas paritarias a la baja

La actitud de los gremios ante el ataque no es más que la prolongación de su actitud durante estos años, primero con Alperovich, luego con Manzur. Por eso el gobierno puede decir que los docentes no hacíamos paro pero no por la calidad de la educación sino por la paz social que le brindan los sindicatos.

Como se escucha en las movilizaciones docentes, el presupuesto educativo es deficiente y existen demandas que trascienden al salario. Desde la agrupación Marrón Docente habíamos denunciado que el gobierno destina $4,58 por cada complemento alimentario para el desayuno y solo $16,07 por almuerzo en las escuelas que hay comedor. Comparando datos, Manzur gasta más del doble en publicidad de lo que se destina a los comedores escolares. La precarización laboral aplicada por el Estado a través de diferentes programas, como con el plan Fines, es otra cara del mismo problema. Además se suman demandas como la adhesión a la ley de ESI.

Con su decisión, el gobierno de Manzur busca condicionar las paritarias a la baja. En este sentido, no es más que un adelantado a lo que plantea el gobierno nacional. El presidente Fernández ya adelantó a los gremios que los pedidos en las paritarias tienen que ser “mesurados” y que serán sin cláusula gatillo. Es decir, ya de entrada nos dicen a los trabajadores que nuestros salarios seguirán por debajo de la inflación.

Que el ajuste no lo paguemos los trabajadores

Para el gobierno del Frente de Todos quedaron atrás los discursos de campaña donde se hacían promesas para salir del infierno macrista. Pero para los trabajadores es más que necesario recuperar lo que perdimos durante el gobierno de Macri. Ya pasó con la llamada ley de solidaridad, donde los solidarios tuvieron que ser los jubilados que cobraron más de $19.500 y no los bancos, las mineras y petroleras.

En Tucumán, Manzur ajusta a los trabajadores para seguir apuntalando las ganancias de los empresarios. El gobierno afirmó que sin la cláusula gatillo de diciembre se “ahorrarán” entre 800 y 850 millones de pesos pero esta cifra representa poco menos de la mitad de los recursos que anualmente reciben los empresarios del transporte en concepto de subsidios directos (que aplicaron tres tarifazos durante 2019). Se habla de paliar el déficit fiscal los empresarios multimillonarios del citrus siguen siguen gozando de exenciones impositivas y alícuotas cero.

Para que los trabajadores no paguemos la crisis hay que comenzar por afectar estos intereses.

Que todo funcionario cobre como un docente

Ante el ajuste no podía faltar la demagogia por el decreto incluye un congelamiento por seis meses de los sueldos de los funcionarios. Pero lejos de caer bien, la medida lleva a una comparación que deja expuesta a una casta de sueldos abultados y otros privilegios.

Veamos, por ejemplo, el caso de un legislador. Actualmente es de $131.000, a lo que hay que sumar adicionales como viáticos y disponer de 15 sueldos de $50.000 para asesores y/o empleados directos. Un manejo directo de $750.000 mensuales, en un acuerdo tácito entre oficialistas y opositores.

¿Podrían vivir ellos con nuestros sueldos? Contra esta casta levantamos la consigna para que todo funcionario cobre como un docente, como plantea el Frente de Izquierda y hacen realidad Nicolás del Caño y los parlamentarios del FIT.

Unamos la fuerza de todos los estatales para enfrentar el ajuste

La movilización de docentes ante la pasividad del ATEP y el resto de los gremios marca un camino para que todos los estatales enfrenten el ajuste de Manzur. A la par de exigirles a los gremios que se pongan a la cabeza, debemos organizar la respuesta de las bases porque no nos hacemos ilusiones con quienes le dan tregua a los gobiernos. Esto implica poner en pie asambleas para decidir entre todos cómo logramos la restitución de la cláusula gatillo y nuestras demandas.

Toledo, secretario general de ATEP, salió a atacar a los docentes que nos movilizamos diciendo que éramos violentos y que nuestra marcha era “a la fuerza” y que iba en contra del estatuto. Toledo quiere tener las manos libres para negociar con el gobierno, sin dar explicaciones a la docencia. Tenemos que alertar a nuestros compañeros y compañeras sobre esta vía de negociación a espaldas de los trabajadores, convocándolos a fortalecer nuestra organización desde abajo.

El ataque de Manzur fue dirigido a todos los estatales por eso también es importante pelear por una respuesta en conjunto. Unir lo que los gremios quieren dividir. Los estatales tenemos una fuerza que si se traduce a las calles sería muy difícil para el gobierno seguir sosteniendo medidas de ajuste.

En este sentido, desde los docentes que nos estamos organizando y movilizando convocamos a la plaza Independencia este martes 14 a las 19. Una convocatoria que la hicimos extensiva a los trabajadores de la salud, durante la movilización en la que confluimos, y la hacemos extensiva al conjunto de los estatales para demostrar que hay fuerzas para defender nuestro salario y derrotar el ajuste. Hagamos de esta movilización una gran asamblea, para que entre todos decidamos como continuar.







Temas relacionados

Juan Manzur   /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    Ajuste   /    Estatales   /    Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO