Juventud

Universidad Nacional de Lanús (UNLa)

Una vez más, la gestión vota contra los trabajadores

Un nuevo proyecto en apoyo a los conflictos obreros en curso, fue votado en contra por el Consejo Superior de la UNLa. Con este, ya serían cuatro los rechazados por el órgano de gobierno de la universidad.

Jueves 4 de septiembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: Romina Vermelha / Enfoque Rojo

El pasado viernes 29 de agosto, la Consejera Superior por el Frente de Estudiantes Multicolor y militante del PTS, Sofia Salce, presentó un nuevo proyecto en el que se alentaba a la universidad a ofrecer su apoyo a los trabajadores despedidos de la empresa Lear.

La exposición del mismo se realizó en el marco de una semana en la que podían percibirse las repercusiones del paro general, en el que uno de los principales reclamos había sido “contra los despidos y suspensiones”.
Con anterioridad se habían presentado tres proyectos que apuntaban en esta misma dirección: dos que se relacionaban con conflictos obreros en fábricas de la zona sur: Shell (Avellaneda) y Calsa (Lanus), y otro vinculado con los mismos trabajadores despedidos de Lear.

Todos fueron rechazados, por unanimidad, por el Consejo Superior de la UNLa.
“La gestión kirchnerista de la universidad muestra su lado más conservador y su carácter anti obrero dándole la espalda a estas demandas tan sentidas por cientos de estudiantes y docentes que a diario muestran su solidaridad con los trabajadores; contrariamente a lo que ocurre a otras universidades nacionales como la de La Plata y los Consejos Directivos de las Facultades de Sociales y de Filosofía y Letras de la UBA”, declaró Sofía, quien dio una breve descripción del antidemocrático sistema de elecciones de gobierno de la universidad: Ana Jaramillo, Rectora de UNLa desde su fundación, hace ya más de 16 años, ha impulsado y encabezado la única lista que se presenta al Consejo Superior cada 6 años.

La “Lista Granate” guarda, en su composición, íntima relación con partidos y organizaciones peronistas de la zona. Y está profundamente subordinada al acatamiento de las políticas del gobierno nacional.
.
Sin embargo, las gestiones de las casas de estudio anteriormente mencionadas poseen similares características, que no han interferido a la hora de darle el visto bueno a estos mismos proyectos.

Por su parte la entrevistada reafirmó su disposición para reiterar los reclamos:
“Vamos a seguir no solo presentando proyectos, también vamos a profundizar nuestra organización para que esta sea una universidad al servicio de la comunidad y los trabajadores”.







Temas relacionados

Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO