Cultura

LIBROS Y MÚSICA

Una panorámica de “lo más grande del heavy nacional”

En “Hermética, las fotos”, Andrés Violante retrata el inicio y el apogeo de la banda que marcó un antes y un después en el metal argentino.

Maximiliano Olivera

@maxiolivera77

Martes 26 de julio de 2016 | Edición del día

Fotografía: @andresviolante

Andrés Violante
Hermética, las fotos
Dama Editora, 2015, 31 x 23 cm, 112 p.

Andrés Violante fue un testigo privilegiado del ascendente recorrido de Hermética y, para nuestra suerte, lo hizo como fotógrafo. Violante tenía 17 años y rastreaba una entrevista a V8, cuando finalmente lo citaron se encontró con Ricardo Iorio presentándole a su nueva banda. El fanzine de Violante tendrá la primera entrevista y con una versión facsímil de ella se abre el libro Hermética, las fotos, editado en 2015.

En un libro prolijamente editado, la historia de la banda es narrada con una selección de fotografías con un breve marco escrito de Violante. Sobre la selección del material, el autor nos dice “hay material como para cinco libros más, lo que hice en este fue seleccionar muchas que son muy conocidas y otras nunca antes vistas”. Violante edita actualmente la revista Efecto Metal, donde se publicó un número especial dedicado a Hermética. “Fue en esa oportunidad en la que hice el trabajo más arduo, que es digitalizar todos los negativos, descartamos mucho de lo que fue editado en ese especial para no repetir y luego edité lo que saldría en este libro”, explica.

Las fotografías recorren el por entonces circuito de una banda ascendente, llenar Cemento y luego buscar algo más grande. También se retratan una frustrada gira por Paraguay y una accidentada gira por el NOA (Jujuy, Salta, Tucumán y Santiago del Estero) en el 93. Entre la serie de recitales se destaca el brindado en la cárcel de Olmos, inmortalizado en el disco Radio Olmos. En cada foto se ve a Iorio (bajo), Claudio O’Connor (voz), Antonio Romano (guitarra) y Claudio Strunz (batería) dejar todo.

Hermética es parte de las bandas que reflejan en sus letras el asfixiante aire para la juventud en los albores del menemismo. Sin mucho esfuerzo, a cualquiera se le viene a la cabeza Tu eres su seguridad, Memoria de siglos, Olvídalo y volverá por más o En las calles de Liniers, como himnos de una generación (y se puede objetar con razón que faltan bastantes). En un escenario de hiper desocupación, de miserias sociales reflejadas en los rostros de jubilados, colas de hospitales o comedores barriales, de represión policial y genocidas indultados, las letras de Hermética serán una vía de escape para miles de jóvenes que desde su esquina se veían identificados. En el documental La Hache un fan cuenta cómo su padre, ajeno al metal, se largó a llorar cuando escuchó Gil trabajador. El posterior rumbo de sus integrantes, sobresaliendo Iorio, será una sombra al mito que rodea a Hermética.

Violante toma prestada una frase del Ruso Verea en el documental Sucio y desprolijo que sintetiza el fenómeno: “lo que V8 te gritó, Hermética te lo explicó”. Como testigo de primera mano, no se imaginaba lo que Hermética produciría, trascendiendo incluso las fronteras del metal, “puedo asegurarte que nadie lo imaginaba, el mito que generó Hermética no para de crecer y estoy seguro que no tiene techo”.

De boca en boca, Hermética fue creciendo con sus convocatorias en los recitales. El primer hito de esta etapa será el Monster Rock. A pesar de ser teloneros de Black Sabbath, Slayer y Kiss, cuando Hermética tocó River estaba lleno. El otro hito será Obras. Tocar en “el templo del rock” coronaba una etapa en cualquier banda, un certificado de masividad. Pero en el caso de Hermética significará la explosión de las tensiones del grupo. “Me tomó totalmente por sorpresa, luego me enteré de los reales motivos de la separación y es una verdadera lástima que la banda terminara. Obras fue algo único, todo el mundo sentía que lo próximo sería algo muy grande, creo que ese es el motivo del mito, fue la primer banda que sin ninguna difusión llenó el estadio Obras, que para ese momento era lo máximo”, dice Violante.

¿Qué representa Hermética en tu vida?, le preguntamos a Violante. “Sin dudas fue importantísimo en mi carrera como fotógrafo, esa primera entrevista, luego aparecer en los agradecimientos del 1º disco ( una total sorpresa para mi ), luego hacer las fotos de prensa, discos giras , le debo mucho a Hermética, crecí con ellos y estoy agradecido por la repercusión del libro, ya lo presentamos en la provincial de Neuquén, en el Museo del Libro de la Ciudad de Buenos Aires, en Rosario, Mar del Plata, Rio Tercero (Córdoba), Teatro Municipal de Lomas de Zamora, Centro Cultural San Martin de la Ciudad Buenos Aires, Santa Rosa (La Pampa) y estamos cerrando presentaciones por todo el país”, contesta.

¿Qué representa Hermética en nuestras vidas? Para algunos es el recuerdo vivo de un grito en el silencio menemista, es la maldición de otros por su ubicación en el espacio-tiempo que imposibilita haberlos visto. Es festejar cualquier cover en algún recital. Es poner un disco con el volumen al palo después de un día agobiante. Es saber que la verdad en la esquina está latiendo.







Temas relacionados

Heavy Metal   /    Hermética   /    Libros   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO