×
×
Red Internacional

EDITORIAL INTERNACIONAL MÉXICO.Una obrera que quiere ser candidata a la presidencia municipal de Ciudad Juárez

Antonia Hinojos, obrera maquiladora de Ciudad Juárez, Chihuahua, aspira a una candidatura independiente para darle voz a la clase obrera de la ciudad fronteriza.

Jimena Vergara@JimenaVergaraO

Miércoles 17 de febrero de 2016 | Edición del día

Le dicen “Toñita” y quiere ser presidenta municipal

En las páginas de Izquierda Diario, hemos dado cobertura a la campaña de firmas de “Toñita”, la obrera maquiladora que aspira a una candidatura independiente por la presidencia municipal de Ciudad Juárez, la ciudad fronteriza conocida internacionalmente por el femicidio, el narcotráfico y su alta concentración maquiladora.

Esta pre candidatura, surgió luego de las luchas obreras que se extendieron a 5 de las fábricas maquiladoras más importantes de la ciudad durante los últimos meses del 2015. En Foxconn, Commscope, ADC, Eaton y Lexmark las obreras y obreros levantaron acampes a las afueras de las fábricas para exigir derecho a la sindicalización independiente, aumento salarial y contra el acoso sexual y laboral. Al grito de ¡Basta de explotación en la maquila!, las cinco fábricas tendieron a unificar sus luchas y protagonizaron las primeras movilizaciones obreras con estas características de las últimas dos décadas en la entidad. En Lexmark, se llegó incluso a paralizar la producción durante cuatro días consecutivos.

Ciudad Juárez se ha convertido en los últimos años en la ciudad más importante de la frontera norte y receptora privilegiada de la inversión trasnacional, en particular norteamericana que ha configurado una clase obrera, mayoritariamente femenina, de alrededor de 300 mil trabajadores. En el pasado, esta clase obrera estuvo inhibida por el femicidio – que afecta centralmente a las obreras de la maquila y las mujeres pobres- y el narcotráfico, asociado con los políticos, funcionarios, policías y el ejército.

¿Por qué la candidatura de “Toñita” sorprende a propios y extraños?

La precandidatura de Antonia es inédita en la historia de los trabajadores mexicanos. Durante las últimas décadas la clase obrera estuvo subordinada a los partidos patronales, en particular al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del actual presidente Enrique Peña Nieto (EPN), que dirige la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y controla a la mayoría de los trabajadores industriales del país, obstaculizando cualquier atisbo de lucha y organización independiente.

Por su parte, el otro partido tradicional que tiene ascendencia sobre sectores de la clase obrera del país es el Partido de la Revolución Democrática (PRD). El PRD tuvo un perfil de “centro izquierda”, “nacionalista” y opositor y tiene peso en la opositora Unión Nacional de Trabajadores (UNT), que dirige por ejemplo el sindicato de la Volkswagen en México. En septiembre del 2014, cayó en el más absoluto descrédito por gobernar el estado de Guerrero donde 43 estudiantes normalistas fueron desaparecidos por el ejército, la policía y el narcotráfico.

De conseguir las firmas necesarias para que Antonia Hinojos se presente, la clase obrera del norte y centro del país, que han acrecentado sus filas al calor de la inversión trasnacional, contarán con un ejemplo que puede ser abrazado por nuevos sectores – por ejemplo aquellos que están luchando como en Tamaulipas y Zacatecas- y desarrollar la necesidad de que los asalariados cuenten con una organización propia, independiente de los partidos patronales.

Desafíos de la campaña #YofirmoporToñita

Si bien los acampes fueron levantados y sólo se sostiene el de Lexmark, un sector del activismo obrero que ya hizo una primer experiencia de lucha, abrazó la candidatura de “Toñita” y está conformando brigadas para recabar las firmas necesarias y superar las antidemocráticas restricciones que impone la autoridad electoral a las candidaturas independientes. Acompañan las brigadas de la recolección de firmas de la precandidatura, además de obreras y obreros, un sector de estudiantes y activistas y militantes de la Liga Socialista Revolucionaria (LSR) y del Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS), organización que impulsa junto con el PTS de Argentina y otras organizaciones en Brasil, Chile, el Estado Español, Francia y Alemania, la Red de Periódicos Digitales La Izquierda Diario, que tiene también su portal en inglés: Left Voice.

Las páginas de Izquierda Diario están puestas al servicio de promover y apoyar esta importante experiencia. El límite que tiene aún la precandidatura es que, el activismo de lucha que se desarrolló en los meses previos retrocedió – debido a las derrotas parciales de los plantones- y que todavía no son cientos de obreras y obreros los que hacen suya la pre candidatura y la están militando en las calles.

Para la recolección de firmas se han organizado brigadas de entre 4 y 10 integrantes, conformadas por estudiantes, activistas y aquellos obreros – fundamentalmente de Lexmark- que están abrazando la campaña, de las cuales se han hecho parte activa los corresponsales de la Izquierda Diario México en Ciudad Juárez. En promedio, todos los días se están consiguiendo alrededor de 600 firmas, lo cual demuestra que la campaña #YofirmoporToñita tiene enorme potencial.

Pero es fundamental desarrollar y promover la espontaneidad obrera que se desarrolló en las luchas del año pasado y que cientos de trabajadoras y trabajadores abracen la precandidatura como propia para llegar a las 40 mil firmas que se requieren. Las brigadas pueden ser primeras instancias de organización que no solo se dediquen a la recolección de firmas sino también a reclutar y convencer a nuevos y cada vez más trabajadores que a su vez, incentiven a familiares, amigos y compañeros de trabajo a apoyar la campaña y así gestar un gran movimiento militante que conmueva a toda la maquila y los parques industriales.

Al quedar pocas semanas de que se cumpla el término de la campaña, esto sólo puede conseguirse si se desarrolla la más amplia democracia obrera basada en asambleas generales – como las que se realizan en el plantón de Lexmark-, que integren también a estudiantes, activistas y colonos solidarios donde cada brigada lleve delegados rotativos y revocables y se discuta democráticamente como impulsar y darle bríos a la campaña.

Al mismo tiempo, las brigadas tienen que multiplicarse e incorporar a todo aquel trabajador que se entusiasme con la campaña y hacer agitación en la puerta de las fábricas convenciendo a los trabajadores de apoyar para que un miembro de su clase los represente en la presidencia municipal.

Es urgente que los sindicatos y las organizaciones obreras de Ciudad Juárez, como la UNT y la CNTE y las organizaciones magisteriales que enfrentan el ataque a la educación, se hagan parte de la campaña y pongan sus recursos e infraestructura a su servicio.

Un paso en la independencia de clase de los obreros maquiladores

La precandidatura de “Toñita” es auspiciante para el conjunto de los asalariados en México porque promueve la idea de que los trabajadores pueden y deben hacer política de manera independiente. Va contra corriente de una parte de las organizaciones obreras y sindicales que han optado por apoyar electoralmente al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador, cuyos candidatos a puestos de elección popular son, en muchos casos, ex integrantes del PRD y hasta del PRI y del PAN.

Para poner un ejemplo, el candidato a la gubernatura de Chihuahua por Morena es Francisco Xavier Félix, empresario y ex integrante del partido de la ultraderecha clerical mexicana, el Partido Acción Nacional. Hace apenas unas semanas la Sección 22 de Oaxaca de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dirigida por la stalinista Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), decidió presentar candidatos por el partido de López Obrador. Una vez más, las direcciones de los sectores combativos del movimiento obrero como los maestros oaxaqueños, dilapidan la combatividad de sus bases llamándolas a confiar en los “nuevos partidos” formados por muchos de los mismos de siempre.

La precandidatura de “Toñita”, salida de las entrañas de las maquiladoras les habla a las y los obreros de la ciudad y denuncia a los partidos y a los empresarios. De desarrollarse, señala un camino distinto para los trabajadores: abre la posibilidad de que los obreros de la maquila lleven hasta el final el contenido de clase de la campaña y se convenzan de la necesidad de que requieren de una organización política propia, antagónica a los partidos que representan los intereses de los empresarios y las trasnacionales que los explotan.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias