×
×
Red Internacional

UBA. Un nuevo ataque antidemocrático en la FUBA: la Franja Morada y JxC quieren elecciones cada dos años

El 11/11 las agrupaciones que responden al rectorado convocaron a un Congreso Extraordinario de la FUBA para modificar el estatuto, a puertas cerradas y vaciado de participación estudiantil. ¿El objetivo? Lograr que las votaciones de Centro de Estudiantes y la Federación sean cada dos años avanzando en una mayor injerencia de las autoridades en nuestras herramientas de organización. Llamamos a todxs lxs estudiantes, organizaciones de izquierda e independientes a enfrentar el ataque.

Asistimos una vez más a una instancia de la FUBA vaciada de participación estudiantil convocada por la Franja Morada y sus aliados. Mientras a miles de estudiantes les resulta casi imposible mantener sus cursadas por el ajuste del gobierno y la precarización laboral, las agrupaciones estudiantiles que responden a Yacobitti consideraron que era urgente convocar a un Congreso Extraordinario de la Federación Universitaria de Buenos Aires. ¿Para debatir acerca del ajuste que sufre la educación de la mano del FMI y el gobierno del Frente de Todos? ¿Para debatir sobre la realidad de los estudiantes? ¿Para discutir sobre los pésimos salarios de nuestrxs docentes? No, para imponer que las elecciones sean cada dos años.

Hacemos un llamado a todxs lxs estudiantes, las organizaciones del FITU, de izquierda en general y aquellas que se reivindican opositoras al rectorado, a rechazar con fuerza este avance sobre la autonomía de nuestras herramientas de organización.

¿Que hay detrás de la reforma?

En el mes de junio de este año se realizó la Asamblea Universitaria para elegir nuevas autoridades de la UBA. En esta asamblea asumió como vicerrector Emiliano Yacobitti, diputado de Juntos por el Cambio, acusado de corrupción y malversación de fondos de la universidad y del Hospital de Clínicas para financiar la campaña electoral de Lousteau tal como denunciamos en la misma Asamblea Universitaria.

Te puede interesar: [Asamblea universitaria. Se eligió rector en la UBA: "Es una vergüenza que Yacobitti asuma cómo segunda autoridad"]

La "pata estudiantil" de Yacobitti, representada por las agrupaciones estudiantiles Franja Morada y Nuevo Espacio, demostraron que como conducción de la FUBA tienen un objetivo claro: avanzar en una mayor injerencia de las autoridades en las herramientas de organización de los estudiantes. Esto quedó demostrado durante las elecciones para centro de estudiantes que tuvieron lugar a principio de año: tanto la Franja como el peronismo contaron con recursos de las autoridades de las facultades para llevar a cabo sus campañas electorales y mantener los centros de estudiantes. Ahora, con la reforma del estatuto, quieren ir por más. Buscan que las autoridades puedan auditar las elecciones, atando las elecciones de centros de estudiantes con las elecciones obligatorias avanzando de esta forma en la autonomía de cada centro de estudiantes para fijar las fechas de estas elecciones.

De esta forma, las agrupaciones estudiantiles representantes de los que hoy cogobiernan la UBA -alianza entre radicales, peronistas y el PRO- buscarán seguir manteniendo totalmente inmovilizado al movimiento estudiantil en medio de un ajuste presupuestario del 15,5% llevado a cabo por el gobierno del Frente de Todos y el FMI -con el apoyo de Yacobitti y el radicalismo, claro está-.

Te puede interesar: [Ajuste. Presupuesto 2023: el Gobierno prevé recortar más de un 10 % de los fondos para las universidades]

Por su parte, las agrupaciones estudiantiles afines al kirchnerismo como La Cámpora o La Mella, si bien buscan ubicarse como el ala critica de este modelo, se encuentran lejos de plantear otro alternativa superadora de organización estudiantil. Junto a las agrupaciones del radicalismo se encargaron de que la vuelta a la presencialidad durante este año encuentre a los Centros de Estudiantes paralizados. Durante las elecciones universitarias buscaron despolitizar la discusión tratando de evitar todo tipo de cuestionamiento que pueda surgir por abajo y escondiendo su vinculación a la coalición que gobierna el país.

Hay que refundar la Federación

La necesidad de cambiar este modelo de Federación heredado de la Franja Morada en los 90’ que relega el rol de nuestras herramientas de organización a meros engranajes del régimen universitario y el Estado para sostener una universidad precarizada y un movimiento estudiantil pasivo, es urgente. Como planteó Brenda Hamilton durante el último congreso “Esta FUBA se parece más a la CGT, porque no se moviliza y no está en ninguna lucha”.

Tenemos que refundar la federación, basada en cuerpos de delegados, asambleas y buscando coordinar con el movimiento de desocupados, trabajadores ocupados y precarizados. Queremos que la FUBA y los centros de estudiantes sean las herramientas de debate y organización para pelear para que nadie se quede afuera de la universidad y enfrentar el acuerdo con el FMI. Para discutir como acompañar las luchas en curso como las impactantes movilizaciones que vienen llevando a cabo miles de concurrentes y residentes en defensa de sus derechos y de la salud pública. Para discutir de forma democrática a dónde destinar los conocimientos que se producen en nuestras facultades y no a puertas cerradas como la discusión por la acreditación a la Coneau que quieren imponer gradualmente en distintas carreras.

Esa es la pelea que estamos llevando a cabo desde la red de agrupaciones que impulsamos desde la Juventud del PTS (En Clave Roja, Contraimagen, La Izquierda en Derecho) y nuestros lugares conquistados como la Secretaría General del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras, la Secretaría de Unidad Obrero-Estudiantil en la Facultad de Sociales, la Secretaría de Género y Diversidad del Centro del Estudiantes en Psicología junto a nuestros consejerxs estudiantiles.

Durante las últimas elecciones, en ocho facultades (Filosofía y Letras, Sociales, Psicología, Medicina, Derecho, Económicas, la FADU y Exactas) impulsamos frentes comunes junto a compañeres independientes y las agrupaciones de los partidos que integran el FITU. La consolidación de un polo que sostenga el programa político del FITU, la independencia de las variantes de los empresarios y las autoridades y la pelea para poner en pie espacios de autoorganización en cada facultad es fundamental para pensar las tareas dentro del movimiento estudiantil hoy.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias