Neuquen

Un ejemplo: la Secretaría de las Mujeres del hospital Castro Rendón

Convocantes y organizadoras de las dos marchas por el Ni Una Menos y por la libertad de Belén, en esta nueva movilización votaron en asamblea, junto a trabajadoras y trabajadores del hospital, parar por 24 horas y marchar en repudio a la violencia machista.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Jueves 20 de octubre de 2016 | Edición del día

Julieta Katcoff, es referente de la Secretaría de las mujeres del Hospital Castro Rendon y militante de Pan y Rosas. Hablamos con ella para conocer una parte de la historia de esta organización que hoy se convirtió en parte activa del movimiento de mujeres de la provincia.

Convocantes y organizadoras de las dos marchas por el Ni Una Menos y por la libertad de Belén, en esta nueva movilización votaron en asamblea, junto a trabajadoras y trabajadores del hospital, parar por 24 horas y marchar en repudio a la violencia machista y, sobre todo, al Estado, los gobiernos y sus instituciones por ser los que reproducen, legitiman y sostienen la violencia contra las mujeres, mientras que no aplican medidas mínimas para evitar los femicidios.

¿Qué las motivó a construir la Secretaría en el hospital?

Surge a partir de la propuesta de la agrupación que tenemos militantes del PTS e independientes en el hospital, la Violeta-Negra de ATE que desde que surgió en el 2005, tomó en sus manos la lucha por los derechos de las mujeres. Desde ahí comenzó a construirse un espacio propio de las mujeres trabajadoras del hospital, donde podíamos debatir y definir algunas iniciativas que tenían que ver con nuestro rol de trabajadoras y como mujeres fuera de este ámbito. Muchas de las compañeras son jefa de familias, y por los insuficientes salarios, tiene que realizar horas extras, estando de 12 a 18 horas en el hospital. Todo esto fue el puntapié para ir construyendo la Secretaría, que funciona desde el 2008 hasta hoy.

¿Cómo lograron convertirse en una referencia del movimiento de mujeres de la Provincia?

Cuando en el año 2014 la Violeta-Negra ganó la Junta Interna del hospital, desde la Secretaría convocamos a otras organizaciones de mujeres y comisiones de mujeres como la de ATEN, y a las ceramistas de Zanon para construir un espacio de coordinación. En 2015, ante la primera marcha por Ni Una Menos, decidimos ampliar el espacio y convocar a todas las organizaciones, a todas las referentes y amas de casa para que fueran parte de esa multisectorial que conformamos el año anterior para organizar la marcha en la Provincia. Esa fue una gran marcha. La Secretaría emergió hacia dentro y fuera del hospital como un espacio de organización.

¿Qué otros logros conquistaron desde la Secretaría?

Uno de ellos es visibilizar el maltrato laboral dentro del hospital. En 2014 realizamos una encuesta entre las trabajadoras de todos los sectores y surgió que siete de cada diez compañeras alguna vez habían sufrido maltrato laboral. Hicimos público estos resultados y también realizamos campañas contra el acoso en los lugares de trabajo. Además estamos exigiendo un lactario en el hospital y mejoras en las condiciones del jardín maternal, porque hay lista de espera.

¿Por qué les sugerirías a otras mujeres que impulsen comisiones de mujeres en sus lugares de trabajo?

Porque es un espacio para cuestionar la opresión a las que estamos sometidas todas las mujeres por el solo hecho de pertenecer a este género, y porque organizadas junto a otras mujeres podes luchar por nuestros derechos, mejorar las condiciones de trabajo y de vida. Además somos uno de los sectores más explotados de la clase obrera. Ocupamos los puestos más precarios, de menor salario a los que perciben los varones y somos excluidas de las organizaciones sindicales para pelear por nuestros derechos. Por esto también es importante impulsar Comisión de Mujeres en los lugares de trabajo. Y desde este lugar lograr que los varones sean parte de nuestras peleas para trasformar la sociedad. Más allá que tengamos espacios propios de las mujeres, que los compañeros varones se sumen a nuestras luchas es indispensable para unirnos contra los mismos enemigos de clase que se sirven del patriarcado para dividir las filas de los trabajadores. Por eso este 19O, una vez más, nuestros compañeros se movilizaron junto a nosotras, como lo hicieron en anteriores marchas para reclamar por Ni Una Menos.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO