×
×
Red Internacional

Sucedió en una escuela de Brandsen, provincia de Buenos Aires. Postal de la precarización docente y de la falta de políticas para que ser madre o padre no te expulse de la escuela pública.

Erica SeitlerDocente Moreno | Agrupación Marrón

Miércoles 3 de noviembre | 23:11
Federico Tenreyro, docente que cuidó a la beba de su alumna en Brandsen.

*La autora de esta nota es candidata del Frente de Izquierda Unidad en Moreno

La noticia del docente que cuidó a la beba de una estudiante para que pudiera asistir a clase, se viralizó desde el fin de semana y puso la piel de gallina a miles que la vieron. La historia sucedió en una escuela secundaria de la localidad bonaerense de Brandsen y trascendió a partir de una publicación de la joven madre en sus redes sociales, para agradecerle.

Te puede interesar: Educación.ATR: Más ajuste para la escuela pública y millones al FMI

La foto es una postal irrefutable de lo que sucede en todo el país: docentes como Federico Tenreyro son quienes hacen que la escuela pública funcione, a pesar del desfinanciamiento y la postergación de todos los gobiernos.

Federico tiene 39 años. Es profesor de Historia recibido en el Instituto de Formación Docente de Brandsen. Es parte de la conducción de una escuela secundaria privada, el Instituto Santa Rita De Cascia y desde septiembre integra el plantel docente de la Escuela Media Nº 1 de la misma localidad, para el programa de Acompañamiento a la Trayectoria y la Revinculación (ATR). Tiene hijos y los fines de semana presta servicios como bombero voluntario.

“Profe, a mí se me complica, [asistir a la clase] porque no encuentro quién me cuide a la nena”, le había dicho la estudiante días antes. “No te hagas problema. Traela. No te pierdas la posibilidad de intensificar. Le vamos a buscar la vuelta y la vamos a cuidar. Quedate tranquila que yo tengo experiencia con los chicos”, le prometió él.

Te puede interesar: Revés para Larreta.¿Cuál es el alcance del histórico fallo sobre vacantes en las escuelas públicas porteñas?

Las fuerzas políticas mayoritarias y sus medios empresariales afines, atacan al sector docente cada vez que buscan ajustar la educación pública y sus salarios. Intentan instalar todo tipo de prejuicios: que son vagos, que no quieren trabajar, que tienen tres meses de vacaciones. Los y las demonizan cuando ejercen su derecho a huelga y buscan convertir a miles y miles como Federico, en culpables de la crisis de la educación pública que todos los gobiernos profundizan. La foto de Federico representa la realidad de miles de docentes en todo el país y desmiente por completo esos discursos.

Les profes: “genios totales” precarizados

El sábado, la madre de 18 años subió a las redes sociales la foto del profesor dando clases mientras cargaba a su hija Pilar, de 3 meses, para que ella pudiera concentrarse en el aula. “Le agradezco a este profe que me tuvo mi nena mientras yo estudiaba. La verdad un genio total, todas las escuelas tendrían que tener profes así”, escribió.

Las palabras afectuosas de la adolescente invitan a pensar varias cosas. Es evidente que sin la abnegación de los docentes, miles de Ludmilas quedarían fuera de la escuela. Y eso lleva a preguntar ¿por qué no hay jardines maternales en las escuelas? ¿Por qué el derecho a estudiar tiene que depender de la buena voluntad de un docente? La educación es un derecho, no un favor. ¿Por qué las escuelas están iguales o peor que antes de la pandemia? Los edificios ya eran una amenaza desde el punto de vista sanitario y estructural, como evidenciaban las denuncias por falta de agua y la explosión de la escuela de Moreno por una fuga de gas, que se cobró la vida de Sandra y Rubén durante el gobierno de Vidal.

Federico es uno de tantos y tantas que a diario van de una escuela a otra porque con un solo cargo docente es imposible llegar a fin de mes. Sobrecarga, polifuncionalidad, síndrome de burn out, son algunos conceptos asociados a sus tareas. Esto es más grave si se considera que la mayoría son mujeres jefas de hogar, que tampoco cuentan con guarderías públicas y a veces no saben qué hacer con sus hijes. Sobre ellas recae más fuertemente el peso de las tareas domésticas.

El compromiso de miles de docentes con la educación pública no puede tapar que su trabajo es cada vez más precarizado: Patios Abiertos, Piedas, ATR, +ATR, ForTe son todos sinónimos de que el plan de los gobiernos es ajustar y precarizar.

Te puede interesar: Precarización.Docentes en formación sin AUH: "El ATR más que un remedio fue una enfermedad"

El gobernador Axel Kicillof implementó el programa ATR a fines de 2020, y lo reedita ahora como “+ATR”. Su sola existencia es un reconocimiento del fracaso total de la política educativa durante la pandemia. Si es necesario un plan de revinculación para chicos y chicas que dejaron la escuela, quiere decir que el gobierno no garantizó ni las computadoras, ni el wifi, ni las condiciones estructurales y sanitarias en las escuelas, ni en los barrios, para que el aislamiento no implicara la interrupción de los estudios.

Por otra parte, muchos y muchas jóvenes dejaron la escuela porque tuvieron que salir a trabajar, a changuear, para ayudar a sus familias. Toda la ayuda que el Gobierno destinó a la población más pobre durante la pandemia, fueron tres entregas del Ingreso Familiar de Emergencia de 10 mil pesos. Funcionarios del propio gobierno reconocieron, tras la derrota del oficialismo en las PASO, que el Frente de Todos ajustó el presupuesto 2021 para pagar la deuda externa fraudulenta al FMI. Esto implicó el recorte del IFE y menos plata para áreas como salud y educación. La complicidad de la oposición de Juntos por el Cambio, fue reconocida por el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, quien agradeció más de una vez el acompañamiento de la oposición - salvo del Frente de Izquierda - en el Congreso para todas las leyes que necesitó para el ajuste.

Te puede interesar: Ajuste.Kicillof lanza “+ATR” admitiendo el fracaso educativo de su gestión

El programa ATR de Kicillof y Jaime Perzcyk implica trabajar días a contraturno, más algunas horas los sábados para dar clases presenciales de refuerzo a estudiantes que se atrasaron en alguna materia. En algunos casos implica visitas domiciliarias.

A pesar de la cantidad de docentes sin trabajo que hay en la provincia, Kicillof se negaba desde antes de la pandemia a abrir cargos. La contrapartida de esta política, son más docentes en la precarización, con la cabeza “quemada”, aulas superpobladas. Con la pandemia, lejos de invertir las prioridades, profundizó este curso y puso en marcha programas que agravan la precarización, como el ATR. Políticas en el mismo sentido tuvieron Larreta y Acuña en la Ciudad de Buenos Aires.

No puede depender de la buena voluntad de un docente que una estudiante que es mamá pueda estudiar.

Te puede interesar: Debate de candidatos.Nathalia González Seligra: “Los chicos no tienen garantizado el acceso a la educación”

Más plata para educación y no para la deuda. Que los recursos se dispongan para crear más cargos docentes, puestos de trabajo genuinos y no precarios, repartir las horas de trabajo en clase entre todo el personal docente disponible, construcción ya de guarderías públicas. Estas son algunas de las propuestas que solo plantea el FITU, cuyas listas están pobladas de trabajadores y trabajadoras de la educación y de diversos sectores de la clase obrera y el pueblo pobre en todo el país.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias