×
×
Red Internacional

Escalan el dólar “blue” y los financieros. El Banco Central pierde reservas. Columna de economía de El Círculo Rojo, un programa de La Izquierda Diario en Radio Con Vos, 89.9. En texto y audio.

Viernes 18 de noviembre | 10:47

Foto: Télam.

  • La calma cambiaria que se inició con la designación de Sergio Massa como “superministro” parece haber llegado a su fin.
  • El dólar “blue”, llegó a cotizar a $350 el 22/7 (finalmente cerraría en $338) durante los primeros y últimos días de Silvina Batakis como ministra. Luego se había desinflado con la llegada de Massa, al igual que las cotizaciones financieras: los denominados “dólar contado con liquidación” y el “dólar MEP”.
  • Pero, en las últimas semanas el dólar empezó a moverse de manera inquietante. Ahora, parece que se está gestando otro episodio de corrida cambiaria. Resta ver si efectivamente se desarrolla.
  • Aunque en el día jueves 17/11 el dólar “blue” retrocedió un poco, venía de una escalada en los días previos: arrancó el 4 de noviembre. En esa escalada, subió desde los $287 el 3/11 a $308 el 16/11. Mientras este jueves 17/11 cerró en $307.
  • Las cotizaciones financieras también escalaron: el “dólar contado con liquidación” aumentó hasta los $331, alcanzando el máximo en tres meses y medio y el “dólar bolsa” cerró en $312.
  • ¿A qué se debe la suba? Hay varios factores inmediatos internos: el intento de encontrar en el dólar un refugio frente a la elevada inflación; la debilidad de las reservas del Banco Central; y la incertidumbre sobre cuál será el futuro de la economía. En el orden intencional, la suba de la tasa de interés de la FED fortalece a la moneda estadounidense.
  • En relación a la búsqueda de encontrar un refugio frente a la inflación, lo que está ocurriendo es que el alza de las tasas de interés que practicaron el Banco Central y el Tesoro están resultando insuficientes para ganarle a la inflación, pero también para ganarle a la suba del dólar.
  • En los últimos meses se había engendraro, una vez más, cierta tendencia a hacer “carry trade”: se trata de una maniobra especulativa que consiste en vender dólares, armar un plazo fijo que paga(ba) una tasa elevada, luego desarmar el plazo fijo y con los intereses ganados comprar más dólares que los que se tenía al inicio.
  • El actual esquema de tasas de interés, inflación y aumento del dólar, que son las tres variables claves en esta historia, resulta poco atractivo para sostener posiciones en pesos. Por lo cual, los grandes especuladores están volviendo al dólar.
  • El otro factor está relacionado a que el Banco Central, luego de que pudiera recomponer sus reservas netas en unos U$S5.000 millones con el “dólar soja”, empezó a sufrir una sangría desde octubre, la cual se agudizó en noviembre.
  • Por eso, en la Cumbre del G-20 de Indonesia, el Gobierno negoció una liberación del “swap” con China (intercambio de monedas) que aportaría casi U$S5 mil millones adicionales hasta julio de 2023.
  • Con este refuerzo, las reservas netas del Banco Central pasarán a ubicarse en alrededor de los U$S10 mil millones, según informó Sergio Massa.
  • En la misma cumbre del G-20 otra reunión clave fue la que sostuvo la delegación argentina, con Alberto Fernández y Sergio Massa incluidos, con las máximas autoridades del FMI. Allí Kristalina Goergieva manifestó apoyo al gobierno. Recordemos que el accionista mayoritario del Fondo son los Estados Unidos.
  • De este modo, se consolida una dependencia de la economía argentina de carácter múltiple con las potencias económicas, pero con dos ejes importantes: Estados Unidos y China.
  • A este panorama, habría que agregar que sigue existiendo una presión de los “mercados” para que el gobierno ajuste más.
  • Recordemos que Massa anunció recortes para este año (incluidos recortes en salud y educación) y el Presupuesto 2023 tiene un ajuste general muy importante. No obstante, para los “mercados”, para el sistema financiero, siempre es insuficiente.
  • Pero… ¿Por qué vuelve recurrentemente la inestabilidad cambiaria? Porque, además de los problemas inmediatos, que el oficialismo intenta resolver “atando todo con alambre”, los problemas estructurales, los más profundos, siguen sin resolución.
  • ¿Cuáles son esos problemas? Una deuda en dólares con acreedores privados (lobos de Wall Street, fondos de inversión, etc) y con el FMI que no solo es un fraude, sino que también es impagable. Y en el horizonte están cada vez más cerca los años 2024/2025, que es el momento cuando comenzarán los vencimientos más importantes luego de las reestructuraciones de deuda que realizó el exministro, Martín Guzmán.
  • Además, la escasez de dólares ocurre aún cuando el país obtuvo en los últimos años un superávit comercial muy alto. Pero esos dólares que entran al país por una puerta, se van por la otra, no solo en pagos de deuda, sino por distintas maniobras que practican los grandes empresarios nacionales y extranjeros para fugar capitales a guaridas fiscales o a sus países de origen: pago de deudas ficticias en el exterior; sobrefacturación de importaciones; subfacturación de importaciones.
  • Como se ve, la suba del dólar no es un fenómeno natural, sino que está explicado por el modo de funcionamiento específico del sistema capitalista argentino y por la clase social que gobierna.

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Un-clasico-volvio-la-inestabilidad-cambiaria